Editorial
07/03/2019

8M: pensar en igualdad y construir con inteligencia

A escala global, la ONU destaca que el Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar acerca de los avances que se lograron, pedir más cambios y celebrar la valentía y la determinación “de las mujeres de a pie”, que jugaron un papel clave en la historia de sus países y comunidades. La consigna para 2019 es “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”.

La organización internacional propone centrarse en las formas innovadoras en las que se puede abogar por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, en especial en las esferas que refieren a los sistemas de protección social, el acceso a los servicios públicos y la infraestructura sostenible. Es que el logro de los ambiciosos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) requiere cambios transformadores, enfoques integrados y nuevas soluciones, sobre todo en la defensa de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas.

Si bien es cierto que la innovación y la tecnología brindan oportunidades sin precedentes, las tendencias actuales indican que la brecha digital se amplía y que la representación de las mujeres es insuficiente en campos como la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas y el diseño. Esa postergación impide que participen decisivamente en el desarrollo de innovaciones sensibles al género, con las cuales se podrían lograr beneficios transformadores para la sociedad.

Desde la banca móvil hasta la inteligencia artificial o la Internet de las cosas, es vital que las ideas y las experiencias de las mujeres influyan por igual en el diseño y la aplicación de las innovaciones que van a conformar las sociedades del futuro. A propósito, ONU Mujeres puntualizó que el logro de la igualdad de género requiere de innovaciones sociales que funcionen tanto para hombres como para mujeres y que no dejen a nadie atrás.

Desde la planificación urbana que se centre en la seguridad de las sociedades hasta plataformas de aprendizaje electrónico que lleven las aulas a las mujeres y las niñas, centros de cuidado infantil asequibles y de calidad, así como tecnología que diseñen las propias mujeres para abordar los obstáculos persistentes que las limitan, pueden acercar la meta de la igualdad de género que la comunidad internacional se fijó a sí misma para 2030.

El logro al que se aspira comienza por asegurarse que las necesidades y experiencias de las mujeres estén presentes en el propio origen de la tecnología y las innovaciones. Se trata de crear soluciones inteligentes que vayan más allá del reconocimiento de las disparidades de género y atiendan las necesidades de hombres y mujeres en un plano de igualdad. También requiere de innovaciones que perturben el estatus quo, que presten especial atención a cómo se utiliza y se accede a la tecnología y quiénes lo hacen. Las innovaciones deben garantizar que las mujeres y las niñas desempeñen un papel decisivo en las industrias emergentes.

En consonancia con las prioridades que se debaten en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, la jornada de hoy apuntará a la gran industria, a las empresas emergentes que innovan en el ámbito de los negocios y a las emprendedoras y emprendedores sociales. La ONU procura no descuidar a las y los activistas que trabajan en favor de la igualdad de género y a las mujeres innovadoras, con objeto de examinar cómo puede la innovación eliminar barreras y acelerar los avances hacia la igualdad de género, fomentar la inversión en sistemas sociales sensibles al género y construir servicios e infraestructuras que den respuesta a las necesidades de las mujeres y las niñas.

En la Agenda 2030, la búsqueda de la igualdad de género está presente a través de varios objetivos clave, entre ellos, velar para que todas las niñas y los niños terminen los ciclos de la enseñanza primaria y secundaria, que debe ser gratuita, equitativa y de calidad, además de producir resultados escolares pertinentes y eficaces. Asimismo, es central procurar que todas las niñas y niños tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia y a una enseñanza preescolar de calidad, a fin de que estén preparados para la enseñanza primaria.

No menos importante es poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo, al igual que eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación. En ese marco, es menester eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado, al igual que la mutilación genital femenina, entre otros flagelos.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Instagram
Seguinos en Facebook