Bariloche sin transporte público, Gennuso es el responsable

El miércoles la comunidad de Bariloche quedó de a pie como consecuencia del paro decretado por la UTA por el no pago de los salarios de sus trabajadores correspondientes al mes de noviembre.

En primer lugar, nos solidarizamos con los trabajadores despedidos, con los que no han cobrado sus salarios y con aquellos que presumiblemente serían despedidos como consecuencia de la renegociación del contrato con Mi Bus que Weretilneck impone y Gennuso acepta pasivamente, por el cual se reducirían la cantidad de coches y de líneas pauperizando aún más el ya lamentable servicio que la empresa presta.

Ante la impagable tarifa mínima de $23 se ha aprobado ya un aumento a $27 para enero y en el caso ya casi asegurado de la caída de los subsidios nacionales el boleto mínimo rondaría los $40. Un transporte que ya no sería público, sino solo para unos pocos privilegiados.

Los dos últimos meses muestran con elocuencia que el último tarifazo en el transporte ha generado que miles de usuarios ya no lo sean. Solo con ver pasar los colectivos vacíos esto se verifica.

En las audiencias públicas los técnicos de la Multisectorial han demostrado la sobrevaluación del precio del boleto y la obtención por parte de Mi Bus de ganancias extraordinarias que en el presente año asciende a $80 millones. Hasta el mismo ministro de Economía provincial reconoció que el no cobro del subsidio este mes por trabas burocráticas no impediría de ninguna manera a Mi Bus pagar los salarios adeudados.

Una corte de presidentes de juntas vecinales, punteros del oficialismo, intenta desviar la atención y adjudicar la responsabilidad de esta crítica situación solo a la empresa, cuando por Carta Orgánica es responsabilidad del Municipio garantizar el transporte público en Bariloche, un derecho esencial.

Desde la Multisectorial venimos alertando sobre las consecuencias de estos desmedidos tarifazos, la caída abrupta de la demanda y la crisis que generaría. El gobierno municipal aprobó todos y cada uno de los aumentos solicitados por Mi Bus a pesar de haber demostrado fehacientemente que el boleto está absolutamente sobrevaluado y el monto de las ganancias extraordinarias obtenidas por la empresa. Siempre ha hecho oídos sordos. Jamás ha escuchado ni respondido a nuestras críticas y propuestas. No ha abierto los libros de la empresa, privilegiando siempre los intereses de la misma por sobre los intereses de la comunidad.

Estamos ante una situación de emergencia y es la Municipalidad quien tiene que resolverla. No es la única emergencia: emergencia alimentaria, emergencia de infraestructura, emergencia habitacional, emergencia sanitaria, emergencia en violencia de género. Todas ellas producto de la adhesión del gobierno de Gennuso a las políticas nacionales del macrismo que solo generan más miseria y pobreza. El presupuesto 2019 y la suba de las tasas previstas muestran la absoluta insensibilidad de este gobierno frente a la gravedad de la situación social en Bariloche.

Hemos realizado múltiples propuestas sobre otros modelos de transporte público, incluida la municipalización del servicio. La ganancia extraordinaria de Mi Bus podría ingresar a las arcas municipales y redundar en una baja muy considerable del precio del boleto. A nada de ello se ha dado respuesta. Hemos tenido que recurrir hasta el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia para obtener la información que decenas de veces hemos solicitado al municipio no obteniendo nunca respuesta alguna. Siempre hemos presumido que la no información estaría ligada a algún “negocio” del cual algunos funcionarios públicos se beneficiarían.

En la última audiencia pública tomamos conocimiento que los cien colectivos de Mi Bus (de los cuales están funcionando solo setenta) son alquilados. La empresa no puso en riesgo capital alguno y obtuvo ganancias extraordinarias merced a una contratación directa en complicidad con las autoridades municipales. Esto permitiría a Mi Bus retirarse del servicio sin consecuencias económicas para la empresa.

Estamos en emergencia, y el Municipio cuenta en su presupuesto con un fondo para emergencias. Debe resolver en forma inmediata el restablecimiento del servicio y el pago a los trabajadores que afecta a casi 40.000 usuarios y que paraliza la actividad económica y social de la ciudad. Gennuso es el responsable de esta situación y él debe resolverla.

¡Reanudación del servicio ya, previo pago a los trabajadores! ¡Congelamiento de la tarifa! ¡Ni un solo despido más de trabajadores de Mi Bus! ¡No a la quita de los subsidios! ¡Apertura de los libros de Mi Bus! ¡Continuidad del boleto estudiantil gratuito!

Por Multisectorial por el Transporte

Roberto Omar Paillacoy DNI 25.636.886
Sandra Leonor Suarez DNI 16.590.106
Leticia Campodonico DNI 25.347.902
Norberto Rodríguez DNI 13.792.860
Marina Schifrin DNI 13.915.843
Gloria Moreno DNI 10.127.787
Concepción Mohana DNI 10.185.340
Angel Vainstein DNI 8.591.160
Facundo Britos DNI 32.646.086
José Rodríguez DNI 13.372.799
Elena Florin DNI 10.112.792
Carlos Muntada DNI 22.158.359

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Instagram
Seguinos en Facebook