Actualidad
11/09/2018

Para el municipio es “difícil” controlar el comercio informal por redes sociales

Para el municipio es “difícil” controlar el comercio informal por redes sociales
El municipio ha incautado gran cantidad de bebidas alcohólicas, comidas y pirotecnia.
D

esde el gobierno de Gustavo Gennuso, aseguraron que apuntan contra los que comercializan alimentos, por los riesgos sanitarios. Para el resto de los productos requieren de órdenes de allanamiento, por tener que ingresar en domicilios particulares.

Con respecto a la venta informal a través de las redes sociales o por teléfono, el jefe de Gabinete municipal, Marcos Barberis, expresó que se han hecho diversos operativos, pero que es una actividad difícil de controlar.

“Son muchísimos los grupos que venden y cada uno vende un mueble o azulejos o ropa. Pero lo cierto, es que apuntamos a llegar a aquellos que comercializan alimentos por el cuidado de la población, por el origen de la mercadería y todo lo que eso implica”, expuso a este diario.

El funcionario reconoce que si bien se ha trabajado en el tema, se dificultan los controles porque en la mayoría de los casos, para fiscalizar efectivamente, se debe allanar domicilios particulares. “La Justicia nos dijo que donde no hay riesgo o delito, no nos va a dar la orden de allanamiento”, aclaró, entendiendo que para la Justicia la venta ilegal es una contravención y por lo tanto debe, no actuar el Juzgado de Faltas o de Paz.

Es por ello, que el municipio focaliza donde hay delitos que afectan a la salud pública, con inspecciones sobre alimentos, alcohol y pirotecnia. En ese marco, se ha secuestrado numerosa mercadería, la cual se pone a disposición del juez de Faltas y se realiza un acta al ciudadano que incurre en esa venta.

“Son casi siempre los mismos lugares donde se secuestra. La mayor parte de las incautaciones se hicieron en lugares de venta de comida o puntualmente de carne. También panificadoras, donde se han secuestrado maquinas.

Pero ahí fueron comercios y se hicieron infracciones por no estar habilitados. Con la vestimenta es muy difícil, hoy no se cuenta con herramientas, por la propiedad privada que marca el Código Civil y el Penal”, reseñó Barberis.

Consultado sobre la cantidad de dinero que no ingresan a las arcas municipales, a raíz de toda esta situación, Barberis respondió: “esto va más allá de la recaudación. Acá lo prioritario es la salud, contra eso nosotros sí o sí vamos hacia adelante. Con la salud no se negocia nada, es primordial. De hecho, en el Código de Habilitaciones el riesgo más importante es el sanitario y ahí ponemos la lupa”.

Reconoció que están en permanente contacto con las autoridades de la Cámara de Comercio y conocen la preocupación del sector en tal sentido, pero que le han manifestado las dificultades que hay para proceder.

“Con el caso de los alojamientos informales se pude avanzar mejor, porque tenemos la normativa y porque se puede detectar a los turistas o a quienes ofrecen lugares no registrados. Pero si vas a una casa particular que vende cuatro camperas que son de los hijos, es más difícil. Incluso, es difícil determinar si realmente eran de los hijos o no. Esta ese borde de determinar qué producto es de feria y cuál no”, graficó el jefe de Gabinete.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas