15/02/2024

Cambios en las tarjetas de crédito: qué pasa con los intereses punitorios

La entrada en vigencia de estos cambios dependerá de la aprobación final del DNU por parte de la comisión bicameral en el Congreso.

Cambios en las tarjetas de crédito: qué pasa con los intereses punitorios

La emisión del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) por parte del gobierno ha generado importantes cambios en los contratos de tarjetas de crédito. Entre las modificaciones más destacadas se encuentra la eliminación de los intereses punitorios, lo cual ha generado incertidumbre en los usuarios y en el panorama financiero.

El decreto, aún pendiente de revisión por una comisión bicameral en el Congreso, ha traído consigo transformaciones en el negocio bancario y en el uso de tarjetas de crédito. La eliminación del límite del 50% en la tasa de interés punitiva es uno de los puntos más importantes, ya que modifica significativamente el panorama financiero para los titulares de tarjetas.

Varios bancos han comenzado a informar a sus clientes sobre estos cambios a través de comunicados digitales. En dichas comunicaciones, se detalla que, a partir de abril de 2024, los clientes verán reflejada la tasa aplicable a los intereses punitorios en el resumen de sus tarjetas de crédito. Además, el nuevo contrato contendrá disposiciones claras sobre cómo se calcularán y aplicarán estos intereses.

 

 

Principales cambios


-Cualquier empresa puede emitir tarjetas de crédito si tiene ese objeto social. No se tienen que dedicar a las finanzas o al comercio.
-Las tarjetas pueden ser físicas o virtuales.
-Se liberaron las comisiones que los emisores de tarjetas de crédito cobran a los comercios para que estos puedan recibir pagos a través de los plásticos. No hay topes ni límites a la discriminación de los pequeños comercios. Tampoco hay plazos establecidos para acreditar el monto de las ventas realizadas.
-Eliminó el tope a los cargos punitorios que los emisores de las tarjetas pueden aplicar. Hasta ahora, estaban limitados y no podían superar por más del 50% a la tasa que la institución aplicaba en concepto de interés punitorio. Solamente quedó restringida la posibilidad de capitalizar esos intereses punitorios.
-También se derogó la norma que declaraba nulas las cláusulas que imponían un cargo fijo por el atraso en el pago del resumen. Esto significa que los bancos podrán fijar un recargo en ese concepto.
-Se eliminó la norma que establecía los datos obligatorios que tenían que figurar en el plástico.
-Ya no hay regulación sobre cómo redactar el contrato de tarjeta de crédito.
-Se deroga el artículo que decía que la solicitud de la emisión de la tarjeta de crédito o sus adicionales no generan responsabilidad alguna para el solicitante.
-El Banco Central ya no sancionará a las entidades que no cumplan con la obligación de informar o con las disposiciones relativas al nivel de las tasas a aplicar.
Se eliminó el artículo que regulaba sobre el régimen de información del emisor de la tarjeta a los proveedores y, entre otras cosas, establecía que debía remitir los datos ante pérdida o robos de tarjetas.
-Los emisores de tarjetas ahora pueden compartir con los buró de crédito (como Veraz) los datos de los titulares que hayan entrado en mora o refinanciación.
-No es obligatorio para los emisores remitir a la secretaría de Comercio un informe mensual con sus ofertas para que ese organismo les dé publicidad.

 

A medida que la comisión bicameral evalúa el decreto, los usuarios esperan conocer con certeza qué cambios definitivos traerá consigo y cómo afectarán sus finanzas personales.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias