DE NO CREER

| 12/02/2024

La vereda que está intransitable hace varios años

La vereda que está intransitable hace varios años

Sabido es que las obras, tanto privadas como públicas, generan trabajo. Por lo tanto, siempre son una buena noticia. Las inversiones siempre son bienvenidas para el crecimiento y el progreso de esta o de cualquier otra ciudad.

Desde ya, se espera que cada trabajo que se haga esté enmarcado dentro del respeto por las normas edilicias vigentes y, por sobre todas las cosas, que se piense en el prójimo. Más aún en una ciudad turística, donde a la carga de habitantes permanente, se suma la de los turistas.

Y si bien también es vox populi que en Bariloche el control de las obras no es tan exhaustivo como debiera, hay un caso que llama la atención por estar en una zona céntrica.

En la calle John O'Connor al 200 se da un hecho que va desde lo curioso hasta lo imprudente. Se está construyendo un edificio de gran envergadura y hay una parte de la vereda que ya no existe por unos cuantos metros.

Es decir, para llevar adelante la obra, se cortó y se obstruyó de manera terminante el paso de los peatones. De modo que los primeros 20 metros los peatones pueden ascender o descender por dicha vereda, pero el resto de la acera está totalmente bloqueada, ya que subiendo o bajando por las escaleras se encuentran con barreras de todo tipo que no permiten continuar.

Esta irregularidad no es reciente, sino que lleva, por lo menos, tres años, en la vereda este de John O'Connor, en plena bajada en zigzag, a metros del Hospital Zonal.

Con este panorama, los transeúntes deben directamente circular por la calle o cruzar y caminar por la vereda de enfrente, lo cual a todas luces es una irregularidad, porque los privados deben dejar algunos metros libres para que los peatones puedan caminar y no tener que bajar a donde circulan los vehículos.

Esto es así por norma. En el uso y costumbre se ve a diario, ya que se montan estructuras que agrandan la vereda, ponen una suerte de techo para evitar accidentes por restos de obra que puedan caer o simplemente (como en los casos de las veredas que se construyen o reemplazan) se va cortando la misma, pero solo parcialmente.

En síntesis, una parte de la escalera de dicha vereda está literalmente cortada. En otras dos etapas, las escaleras están tapiadas con placas, chapas y fierros, por lo que los peatones no tienen más remedio que caminar por la calle, con todo lo que eso significa.

De más está decir que la situación descripta dista de ser regular y que debe garantizarse un paso seguro a los transeúntes. Lo llamativo es que esto está así hace años, ya ha sido publicado con anterioridad y nadie hace nada.

¿Cómo puede ser que haya una obra irregular cortando el espacio público y que nadie haga nada?

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias