ENTREVISTA: JUICIO POR LA MUERTE DE RAFAEL NAHUEL Y EL FUTURO DE VILLA MASCARDI

| 30/11/2023

Pietragalla: “El rol que tuvo la Secretaría fue el de garantizar que este caso no quedara en la impunidad”

Pietragalla: “El rol que tuvo la Secretaría fue el de garantizar que este caso no quedara en la impunidad”
Foto: Matías Garay.
Foto: Matías Garay.

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, se mostró en desacuerdo con los años de condena que, en el juicio por la muerte de Rafael Nahuel, se determinaron para los prefectos integrantes de la Agrupación Albatros (cinco para Sergio Cavia, a quien se identificó como autor del disparo que mató al joven en Villa Mascardi en 2017; cuatro y medio para Francisco Javier Pintos, Juan Ramón Obregón, Sergio García y Carlos Valentín Sosa, por partícipes necesarios).

Cabe recordar que el área encabezada por Pietragalla participó del proceso judicial como parte querellante, rol que también tuvieron la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y los padres de la víctima (representados por los abogados de la regional barilochense de la APDH).

Foto: Verónica Moyano.

–¿Qué piensa del fallo?

–No estamos conformes, queríamos otro tipo de condena. Como querella, habíamos pedido perpetua, porque entendíamos que no hubo un enfrentamiento, y seguimos manteniendo la misma posición, por eso vamos a apelar. Eso no quita que hubo condenas, lo que contradice posiciones que existían cuando asesinaron a Rafael Nahuel, acerca de que Prefectura había actuado de manera profesional, como decía quien en ese entonces era ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Creo que así se demuestra que los funcionarios políticos dan órdenes que cumplen los integrantes de las fuerzas, quienes después son los que deben afrontar problemas judiciales. Hoy hay cinco personas condenadas que, por la responsabilidad de lo que hicieron, tendrán que cumplir prisión efectiva cuando la sentencia quede firme. La reflexión es que no todo es lo mismo, y no se pueden obedecer directivas que después te comprometan en la vida personal y judicial.

–Bullrich, aparentemente, volvería a ser ministra de Seguridad, ¿cuál es su conclusión al respecto?

–Que los funcionarios políticos dan órdenes y después tienen la posibilidad de asumir nuevamente las mismas responsabilidades, pero quienes pagan sus imprudencias e irresponsabilidad son, en este caso, quienes integran las fuerzas de seguridad.

–Para usted no hay duda de que no existió un enfrentamiento…

–Cuando mataron a Rafael Nahuel, yo era diputado nacional (integraba la Comisión de Derechos Humanos del Congreso) y, a la semana, estuve con la comunidad (Lafken Winkul Mapu), interiorizándome. Sé qué pasó. En toda la investigación del juicio, con la reconstrucción que se hizo, no existieron pruebas de enfrentamiento. Los impactos entraron por atrás. Hubo una persecución, tanto a quienes resultaron heridos como a quien fue asesinado.

–¿Qué opina de que el juicio haya sido en General Roca, en lugar de Bariloche?

–Siempre pedimos que se hiciera en Bariloche. Más allá de eso, destaco el rol de la Secretaría de Derechos Humanos, que estuvo presente, porque, si no nos hubiéramos metido en la causa desde el primer momento en que asumimos, el caso hubiera quedado impune. La estrategia de Prefectura y lo que se hizo de mala manera, con pérdidas de pruebas, las pericias balísticas, que no se sabía quién disparó… todo direccionaba a que el juicio no se pudiera llevar adelante nunca. Entonces, el rol que tuvo la Secretaría fue el de garantizar que este caso no quedara en la impunidad.

–¿Cómo imagina el futuro de Villa Mascardi con las próximas autoridades nacionales?

–El Estado argentino tiene responsabilidades internacionales ante las comunidades originarias, que poseen protección de Naciones Unidas y distintos organismos. Se tiene que llevar adelante un trabajo de diálogo y negociación con todas las comunidades. Es lo que tratamos de hacer desde la Secretaría, con el armado de mesas de diálogo para la resolución de conflictos. Lamentablemente, sabemos que la derecha no comparte esa mirada y ve a los territorios como parte de un negocio y no como parte de una soberanía. Creemos que las comunidades se relacionan también con un factor que, para nosotros, es importante: defender la soberanía territorial del Estado nacional, más allá de los problemas que haya, de las contradicciones que puedan existir entre una y otra comunidad, y de lo complejo que es el tema. Pero nunca podemos apostar a la represión, el asesinato, la violencia… La política está para brindar mediación en los conflictos.  

–Desde la comunidad Lafken Winkul Mapu y la Coordinadora del Parlamento Mapuche-Tehuelche de Río Negro han protestado acerca de que no se avanzó en los puntos acordados en el acta que funcionarios nacionales y referentes indígenas, a través de la mesa de diálogo impulsada por la Secretaría de Derechos Humanos, firmaron el 1° de junio…

–De estos cuatro años que pasaron, dos nos centralizamos en resolver el conflicto. En un momento habíamos hecho una propuesta muy interesante, donde tenían que legalizar su situación ante el Estado, pero se negaron, y eso hizo que todo se dilatara. Ahora, que llegamos a un acuerdo (finalmente, la lof Lafken Winkul aceptó anotarse en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas –RENACI– del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), lamentablemente perdimos una elección, y el que va a llevar adelante las gestiones es un gobierno totalmente diferente al nuestro; eso no nos va a permitir continuar con el acuerdo que habíamos logrado.

–¿Pero tiene algún tipo de fe en que los próximos funcionarios continúen con lo que ustedes firmaron?

–No, ninguna. Porque sabemos lo que piensan los sectores de derecha de nuestro país.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias