MISIÓN: AYUDAR AL PRÓJIMO

| 24/11/2022

Jornada de reflexión por la violencia de género y una lucha diaria contra la droga

Jornada de reflexión por la violencia de género y una lucha diaria contra la droga
Fotos: Verónica Moyano.
Fotos: Verónica Moyano.

En el playón ubicado detrás del cementerio municipal, allí donde los barrios Eva Perón y Arrayanes convergen sin tener en claro divisiones, el jueves se celebró una jornada de reflexión enmarcada en la semana contra la violencia de género. 

Se realizaron diferentes talleres, se cortó el pelo gratis, también se pintaron las uñas y se hizo maquillaje artístico, además de compartir una merienda.

Incluso, hubo clase de zumba y funcionó un roperito solidario, donde cada persona que llegaba podía llevarse lo que necesitara.

Las actividades se extendieron desde las 16 a las 19, con gran afluencia de personas.

Sobre el final, se intervino la pared del cementerio con hojas donde las concurrentes dejaron plasmados mensajes relacionados con la violencia contra la mujer.

La organización corrió por cuenta del grupo “Ni un pibe ni una piba menos por la droga”, cuya coordinadora, María Cárdenas, explicó que, habitualmente, la acción que desarrollan apunta “a sacar a los chicos de las calles”.

“El consumo de droga nos está matando como sociedad”, afirmó.

En tal sentido, dijo que la problemática “cada vez se ve más, y en más jóvenes”.

En ese punto, sostuvo que se observan casos desde los diez años.

Así, remarcó los talleres relacionados con el arte que lleva adelante el grupo, ya que “asisten niños, y se trata de una manera de mantenerlos contenidos y practicar la prevención”.

La casa de atención y acompañamiento de “Ni un pibe ni una piba menos por la droga” funciona en Onelli 3000, donde, más allá de diferentes actividades, se brinda atención psicológica gratuita.

De esa manera, María invitó: “Que vengan, que se acerquen para sentir que hay una salida, incluso laboral”.

En ese sentido, expuso: “La idea es que hagan algo para que no estén en las calles”.

También informó que en el lugar “se les proporciona el almuerzo y la merienda”.

Además, explicó que, en general, asisten jóvenes que consumen o en algún momento han consumido, pero recalcó que cualquiera puede concurrir y ser parte de los talleres.

María forma parte de la Corriente Clasista y Combativa, y dice que el proyecto de llevar adelante “Ni un pibe ni una piba menos por la droga” surgió cuando realizaban acciones con esa agrupación, como repartir meriendas, y observaban a chicos que tomaban alcohol a la vista de todos, sin que nadie hiciera nada. 

“Nos sentíamos inútiles”, rememoró, para luego completar: “Ahora por lo menos tenemos un lugar y actividades, para que ellos se acerquen y sientan que son bien recibidos”.

“La idea es que encuentren un espacio de contención”, añadió.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias