CARNAVAL DE DERECHOS

| 25/11/2021

Jóvenes y niños de La Habana disfrutaron una tarde de juegos y actividades

Jóvenes y niños de La Habana disfrutaron una tarde de juegos y actividades
Fotos: Facundo Pardo
Fotos: Facundo Pardo

Este miércoles en horas de la tarde, personal del Centro de Salud La Habana y el grupo Marolio Aneley llevaron adelante una tarde repleta de propuestas divertidas para celebrar y conmemorar los derechos de jóvenes, niños y niñas. Se trata de una celebración gestada por un grupo que comenzó en pandemia y hoy continúa tejiendo redes.

“Hoy tenemos muchas actividades distintas, un espacio de arte, una obra de teatro, también una de nutrición, otro de salud sexual y consejería y otro de gestión de las emociones. La idea fue juntarnos a compartir una tarde para celebrar los derechos de niños, niñas y jóvenes”, comentó Agustina Dirazar, psicóloga del Centro de Salud del servicio de Salud Mental del Hospital Zonal.

Agustina Dirazar y Sairi Abad.

Este encuentro es el resultado de las reuniones de Marolio Aneley, un grupo pensado “de jóvenes para jóvenes”, cuyo objetivo fue crear un espacio de encuentro para chicos y chicas de entre 13 y 20 años o más, cuando el aislamiento por el coronavirus restringía mucho las actividades de socialización. Así, se convocó a personas que ya asistían por distintos motivos al Centro de Salud y se sistematizaron reuniones los lunes de cada semana, con el objetivo de realizar actividades lúdicas y de contención.

Sairi Abad, la joven coordinadora del grupo, dialogó con este medio e indicó: “Es un espacio de construcción, yo aprendí mucho en el taller. Vemos películas, charlamos sobre distintos temas, hacemos paseos y actividad física, picnics, todo relacionado con nuestros derechos como jóvenes. Lo vamos construyendo día a día”.

De esta forma, los encuentros se gestan en base a las premisas de confianza y respeto mutuo: “Se pensó en un espacio de intimidad y confianza, en el que no se va a juzgar si algo está bien o mal, sino que estamos para escucharnos. Para que veamos que algo que me pasa no me pasa solamente a mí, y charlarlo sirve para ver como lo resuelve el otro. Las temáticas que trabajamos van surgiendo de encuentro a encuentro, siempre es consensuando con ellos”, señaló a su vez Dirazar.

“El aislamiento, estar encerrados las 24 horas, los siete días de la semana con sus familias hizo que se empezaran a dar ciertas cuestiones. Durante la pandemia surgieron muchos problemas de ansiedad, angustia, ideas de muerte, por lo que esto es una manera de dar respuesta, convocando a los adolescentes para pensar juntos qué necesitan y no que nosotras antepongamos algo, sino escucharnos”, indicó por último, la psicóloga.

Así, la tarde transcurrió al aire libre y con actividades para disfrutar bajo el sol radiante y la compañía de vecinos y vecinas del barrio que se sumaron.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias