CANDIDATO A PRESIDIR LA UCR PROVINCIAL

| 29/03/2021

Direne: “Bariloche va a tener mucho protagonismo dentro de la conducción del radicalismo”

Diego Llorente
Direne: “Bariloche va a tener mucho protagonismo dentro de la conducción del radicalismo”

El Cordillerano dialogó a solas con Yamil Direne, el candidato opositor en las elecciones internas de la Unión Cívica Radical (UCR) que se realizarán el próximo domingo 11 de abril en toda la provincia. El exintendente de Valcheta durante tres periodos estará acompañado en la fórmula por la barilochense María de los Ángeles Dallcegio. En el Comité de nuestra ciudad, impulsan a Alejandro Pozas y a Antonio Zidar por el Circuito Andino.

El Cordillerano: - Esta visita a Bariloche ¿es en el marco de la campaña de cara a las elecciones internas?

Yamil Direne: - Sí. Estamos visitando dirigentes y afiliados, haciendo reuniones no muy grandes como marca el protocolo, pero tratando de llegar a la mayor cantidad de afiliados posibles. Esta es la tercera vuelta que le damos a la provincia. Nos encontramos con un muy buen recibimiento, además de simpatizantes que quieren afiliarse, porque hace muchos años que no entran afiliaciones. Nosotros tenemos la intención, una vez que ganemos, de abrir las afiliaciones para que mucha gente nueva se afilie. En muchos pueblos ni siquiera hay jóvenes afiliados y es necesario hacer un recambio generacional, para incluir gente joven, ideas frescas que puedan renovar el partido permanentemente.

E.C.: - ¿Con qué propuestas le piden el voto al afiliado?

Y.D.: - En principio, aceptamos que debemos una autocrítica profunda, un mea culpa. Nosotros nos sentamos, permitimos que nos den su punto de vista y en caso de que nos marquen los errores, los aceptamos si es así, que generalmente es así. Cuando el electorado te da la espalda y elige otra opción, es porque seguramente el gobierno equivocó el rumbo y entonces la gente buscó una alternativa más válida. La charla es buena y nosotros lo que hacemos es levantar el diagnóstico de esa charla, porque de nada sirve bajar con un discurso empaquetado. Creo que nuestra propuesta debe estar basada en la necesidad de la sociedad. Entonces, en principio nos ponemos a disposición de los afiliados, porque los dirigentes somos mandatarios de los afiliados.

E.C.: - Hablando con Santiago Ibarrolaza que encabeza la otra lista, coincide con usted en hacer un mea culpa. ¿Una década después de la derrota de 2011, al radicalismo todavía le cuesta atravesar ese duelo?

Y.D.: - Ibarrolaza arranca con una autocrítica, porque dice que cuatro vivos se apoderaron del partido, para entregárselo a otro. Él se debe contar en ese lote, porque está en la conducción de la UCR. Pero es así, todos aspiramos a lo mismo. Pero ellos muestran lo contrario en la función del gobierno del partido. Hoy el radicalismo es un partido que excluye, porque a todo afiliado que haya acompañado a otra propuesta por no sentirse acompañado o decepcionado, ellos proponen expulsarlo, no permiten que integren una lista. Quieren un partido más chico, nosotros queremos abrir las puertas y las ventanas del radicalismo, para que todos los que se consideraron abandonados puedan volver y expresarse. Tenemos un partido grande con voluntad de estar en el poder. Pero ellos están en la conducción y nosotros queremos insertarnos en la conducción.

E.C.: - Aquella derrota hizo tocar fondo al partido, ¿ahora es momento de buscar protagonismo?

Y.D.: - En 2011, veníamos acostumbrados a 28 años de poder y nos desgastamos en luchas intestinas y le dimos la espalda a la sociedad que nos acompañó durante todos esos años y no se le daba solución a los problemas cotidianos, para que la gente viva cada día mejor, que es a lo que todos aspiramos. Esa sociedad tiene que ser la garante de que su mandato tenga buen destino y quien nos recuerde cada vez que nos estemos equivocando el rumbo. Entonces nosotros ahora estamos ofreciendo renovar el contrato social que teníamos. Estamos de acuerdo en que nos equivocamos, pedimos disculpas, nos costó mucho elaborar el duelo. De ahí arrancamos, retomando el camino desde donde nos desviamos.

E.C.: - ¿Y está de acuerdo en que haya elecciones internas en medio de todo este proceso?

Y.D.: - La elección interna es el mecanismo por excelencia de la democracia, porque de qué sirven los acuerdos de cúpula. Sino el que tiene la picardía de sacar el mejor negocio, se lleva la mejor parte y tal vez eso no es lo que opina el afiliado, ni la sociedad. Lo mejor es consultar a las bases. Y uno vuelve a estar en consideración. Lo que sucede es que siempre se dice que las internas dejan heridas. Y las dejan porque nos cuesta mucho aceptar cuando alguien opina lo contrario a uno. Si no entendemos que de eso se trata la democracia, tenemos que dejar de militar en política. Las internas hacen que los partidos se levanten, que ganen consideración en la sociedad, con una propuesta de un partido que tiene más de 130 años que tiene que estar entre la sociedad. Los dirigentes somos los responsables que la UCR no esté en consideración de la sociedad y tenemos que asumir el compromiso de rescatarlo, para volver a ponerlo en consideración y proponer el recambio generacional, para que los jóvenes lo mantengan vivo durante mucho tiempo.

E.C.: Hay un eje central en estas elecciones, que es el posicionamiento de la UCR dentro de Cambiemos. ¿Qué opina usted de la alianza con el PRO?

Y.D.: - Hoy aún tenemos mandato de la Convención Nacional para integrar Juntos por el Cambio. Yo doy mi opinión, pero tiene que estar bien claro que somos una corriente muy heterogénea, donde hay voces que ven muy positivo esto, otros no tanto y otros lo ven negativo. Yo lo que veo, es que no hemos sido partícipes importante dentro de Cambiemos. Nosotros le hemos aportado a esa alianza: territorialidad, votos, pero no hemos aportado función de gobierno. Es como que la alianza fue Cambiemos, pero que solo el PRO fue al poder. Nosotros nos encontramos ante una coraza donde no podíamos decirle al presidente (Macri), que había rumbos equivocados dentro de su gobierno. Eso pasó porque no conformábamos el gobierno. No teníamos ministros, secretarios, ni subsecretarios, ni el canal de diálogo para llegar francamente a decirles que tales decisiones no correspondían. Ahora, el debate de la continuidad de la alianza o no, debe darse dentro de la convención provincial.

E.C.: - ¿Cómo cree que será el escenario de elecciones a diputados?

Y.D.: - Hay elecciones de medio término también en 11 municipios, donde trataremos de llevar lista propia. Y quiero rescatar que como por ahí nos dicen que nosotros queremos pintar el partido de verde, yo digo que he sido intendente en Valcheta en tres periodos siempre por la Lista 3. Y después están las elecciones a diputados. Ahí veremos si hay PASO o no, qué es lo que sucede en ese marco y allí analizaremos conforme al calendario electoral.

E.C.: - Ustedes llevan en la vicepresidencia a una dirigente barilochense. ¿Qué importancia le dan a Bariloche en su armado?

Y.D.: - Nosotros incorporamos a una figura que si bien tiene mucha militancia, nunca tuvo la oportunidad de estar en el lugar que está. La consideramos una bocanada de aire fresco, porque es otro sector que no ha sido tenido en cuenta dentro de nuestra fuerza política y que incorpora ideas nuevas, que se van metiendo dentro del tejido de la sociedad, de una manera que no lo teníamos previsto. Es muy positivo. Hoy ella, María de los Ángeles Dallcegio, está instalada en todos los medios de la provincia con buen suceso. Ha caído muy bien su forma de ver la militancia y su forma de ver el radicalismo. Le vamos a dar a Bariloche, toda la presencia que necesite de acompañamiento para nuestros candidatos y no solo ella, sino también a Alejandro Pozas que aspira a conducir el Comité de Bariloche, a Antonio Zidar que va como primer delegado al Comité Central por el Circuito Andino. Así que Bariloche va a tener mucho protagonismo dentro de la conducción del radicalismo.

E.C.: - ¿Qué tiene para decir de la vinculación que se hace desde su sector hacia Juntos Somos Río Negro?

Y.D.: - Eso es una chicana. Yamil Direne no puede pintar nada de verde o de amarillo, lo puede hacer la honorable convención del partido. Lo que yo opine será una voz más dentro del máximo órgano del partido, que es la representación de los afiliados. Es una chicana, porque si vamos a hilar fino, hay que decir que un partido chiquito como promueve la otra lista, le da más posibilidades a quien esté en el gobierno de ir chupándose los dirigentes de uno en uno, porque necesitan capacidad instalada para promover candidatos. Nosotros queremos otra cosa, un partido grande y fuerte, y no nos van a llevar a ese terreno porque no corresponde y no es leal.

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias