Policiales
20/02/2021

Ladrones 3.0: ahora roban autos con bloqueadores de alarmas

Ladrones 3.0: ahora roban autos con bloqueadores de alarmas

Un amargo retorno a casa vivieron algunos automovilistas días atrás en Playa Bonita cuando tomaron conocimiento que, en el estacionamiento, habían sido objetos de robos en sus vehículos, y que encima tenía colocada la alarma.

No se descarta que los malvivientes apelen a nuevos recursos tecnológicos. En realidad, se trata de inhibidores de frecuencia para alarmas compuestos por unos dispositivos electrónicos que mediante la emisión de una señal anulan la frecuencia de los sistemas preventivos.

El problema es que estos bloqueadores suelen estar a disposición libremente como para adquirirlos por internet.

Hay que tomar en cuenta que estos dispositivos que pueden ocasionar un mal momento al propietario del vehículo generan un problema a la hora de cerrar el auto a distancia.

Los expertos indican que básicamente cada marca tiene un canal de comunicación entre el mando a distancia y el receptor de la señal en el automóvil. En los equipos de fábrica, ambos elementos se comunican mediante un código encriptado casi imposible de descifrar, pero no imposible de bloquear su señal.

Los sofisticados amigos de lo ajeno sólo logran bloquear la comunicación, por lo que uno cree que el vehículo se cerró, pero jamás recibió “el mensaje”. Como esa orden nunca se recibió, el sistema del automóvil tampoco entra en modo seguro, por lo que si no se han activado los seguros mecánicamente, tampoco activará la alarma de robo al abrir una puerta.

Con esto han impedido la comunicación por lo que esperan que el dueño se aleje para robar lo que hay en el interior del vehículo.

Aun cuando la modalidad tardó en llegar a la región, desde 2019 el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y el Ministerio de Seguridad de la Nación firmaron un convenio para prohibir los inhibidores de comunicaciones, utilizados por bandas de delincuentes para interrumpir los sistemas de alarmas en los autos o en casas particulares y poder concretar sus robos.

Así como los ladrones tienen sus trucos, también existen alternativas como para neutralizar su accionar delictivo.

Se aconseja que nunca hay que activar el seguro lejos del automóvil, y si el propietario puede cerrarlo en forma manual con la llave, es mejor.

Hay que asegurar que la luz que parpadea de color (que varía según el modelo) cuando se cierra, lo haga. Este pequeño procedimiento indica que el rodado está en modo seguro y si se abren las puertas, el vehículo activará la alarma.

La tercera opción es que se debe comprobar que las puertas están realmente cerradas, por lo tanto el dueño deberá esperar más de 20 o 30 segundos y luego retirarse.

Otra recomendación es que cuando el auto avisa, hay que acercarse directamente, revisar y no usar su control remoto, aun cuando haya que trepar por la rampa del acantilado.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas