Actualidad |

CORRÍA LA DÉCADA DEL 80

25/11/2020

El hombre que compartió tres días con Maradona en una de sus visitas a Bariloche

El hombre que compartió tres días con Maradona en una de sus visitas a Bariloche
Quenio Chávez junto a Diego Maradona en tapado de piel.
Por: Martina González

Después de conseguir su único título con Boca Juniors, Diego Maradona pasó unas brevísimas vacaciones en Bariloche. Corría el año 1981 y Quenio Chávez, remisero local, fue el encargado de llevar al “Diez” de paseo por Bariloche.

Quenio Chávez habrá observado este miércoles con una mirada distinta la foto que lo retrata a él junto al Diego afuera del hotel Tres Reyes, en donde se hospedó por tres días junto a Claudia, uno de sus hermanos y un sobrino. La imagen es de color rosáceo, con una decoloración signada por el paso del tiempo. Está firmada y señala “con cariño” a su destinatario, el hombre que fue su chofer durante su corta estadía.

“En esa época los remises eran solo para turismo. Me contrataron por tres días y lo llevé a hacer distintos paseos, aunque nunca podía quedarse mucho tiempo en ningún lugar. La gente lo reconocía y se le tiraba encima” contó Chávez a El Cordillerano.

Son varias las anécdotas y sucesos que Chávez recuerda como chofer de Maradona: “Me acuerdo que un día llamó a las 6 de la mañana y dijo que quería salir a correr a un lugar donde no hubiera nadie. Lo llevé al bosque del Llao Llao, él iba de pantalones cortos y se largó a nevar, alguien tendría que haberlo filmado. Después pasamos por el hotel, y lo reconocieron enseguida. Le regalaron toallas, le dieron café, y al rato nos volvimos” comentó el hombre.

Otro de los recuerdos de Chávez sobre la estancia de Diego en Bariloche fue cuando le pidió que lo llevara a un lugar donde vendieran pizza. “Bueno pero sencillo” pidió el futbolista, según palabras del entrevistado. “Entonces lo lleve a ‘Pinocho’, que era un lugar muy conocido en esa época, en calle Onelli. Lamentablemente no pudieron comer él y su familia, porque enseguida se llenó de gente el local y nos fuimos”.

Según contó el remisero, en sus andazas por la ciudad también llevó a Diego al cerro Catedral, a Grisú y a una disco que en ese entonces funcionaba en el gimnasio de Bomberos. “Un día me dijeron que querían comprar ropa para nieve, y los llevé a ‘Constantino’, uno de los mejores locales de ropa de invierno que había en la Mitre. Compraron ropa para toda la familia en Buenos Aires, gastaron muchísimo dinero, así que el dueño del local me dijo ‘pasate a la tarde’ y me regaló tres camperas de primera línea, fue mi comisión por la gran venta que hizo” contó el hombre.

Sobre la historia de la foto, Chávez contó: “Todos le pedían foto y yo no le había pedido nada, me preguntó si me quería sacar una foto con él y le dije que sí. Después me la mandó firmada desde Buenos Aires, por correo postal. También me invitó a su casa, obviamente nunca le di importancia, pero quedó la anécdota de que Maradona me había invitado”. Con todo esto, lo definió como un hombre “sencillo”: “Era muy accesible, un día me pidió que le confirme los pasajes de vuelta, y subí a la habitación, estaba acostado con Claudia, era muy sencillo” definió.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas