Deportes |

ATLETA BARILOCHENSE

14/09/2020

“Estar bien físicamente es el objetivo de este año”

“Estar bien físicamente es el objetivo de este año”
Por: Verónica Lohrmann

La triatleta local Natalia Yero, de destacada actuación en el último Ironman desarrollado en Bariloche en marzo, volvió a los entrenamientos desde que se habilitó la actividad al aire libre. Luego de un largo periodo de actividad restringida al hogar, contó su experiencia y cómo fue volviendo al deporte.

“En el invierno, mientras no se pudo salir, mantuve con el rodillo y lo físico todo adentro. Abdominales, stretching. Aproveché para hacer algo que cuando estás con mucho trabajo o entrenamiento a full lo abandonás un poco, y me bajé un par de rutinas de stretching”, relató y contó que solía compartir los entrenamientos con sus amigas por videollamada. “Después se aflojó un poco la cuarentena y empezamos a salir a la montaña con cuidados y distancia”.

Cuando ya se habilitaron las actividades individuales al aire libre, también “empecé a correr y al principio me costó porque había perdido bastante la base aeróbica pero el hecho de tener, aunque sea, una basé física te ayuda para después arrancar”, explicó Natalia que, muchas veces, corre en compañía de su perrita. “Las primeras semanas tuve que trabajar la base aeróbica, correr despacito y después empecé a ver que más o menos estaba. Así que ahora ya estoy haciendo trabajo de pasadas y otras cosas”.

El mes que viene comenzará con los entrenamientos de natación en la pileta, que todavía no empezó, entre otras cosas, por la exigencia económica, “pero no me desespero, veo que físicamente vengo bastante bien. No estoy a nivel de competencia ni como estaba el año pasado, pero estar bien físicamente es el objetivo de este año”.

“Me voy acomodando a las situaciones, uno no puede forzarlas. Más que nada a esta edad”, destacó la atleta de 44 años. “En otro momento, me estresaba con el tema del clima y quería cumplir con el plan a rajatabla. Ahora a esta edad lo pienso más”.

Con respecto a las competencias que van empezando a reanudarse en el mundo y la posibilidad de que se pueda competir en Argentina, expresó: “Por ahora, no me planteo nada. Las que estaban en calendario están todas canceladas”.

“Son situaciones que exceden la organización y por más que vos las quieras hacer, dependés de un montón de otras cuestiones. Está difícil el tema de la competencia”. Mencionó algunas competencias de elite como el Tour de France y algunas carreras en España, que se realizaron aplicando protocolos sanitarios, “por ahora están así allá, no es la situación que tenemos nosotros acá”.

Para volver a la actividad, aconsejó ir de poco. “Arrancar despacito, así vas generando al base aeróbica. Tenés que volver a adaptar el cuerpo”, recomendó. “Hacer salidas, no importa la cantidad de kilómetros, pero salir dos o tres veces por semana, y mantenerlo”.

“Yo recomendaría no ponerse ninguna expectativa demasiado ambiciosa al principio, sino solamente hacer que el cuerpo se vuelva a adaptar a una actividad física, que quizás viene muy sedentario.”

“A veces, al principio, no te da ni siquiera para correr. A veces salís a correr y te agitás demasiado, entonces bueno, vas intercalando, corriendo y caminando, o una caminata a un ritmo parejo.”

“Esa es la mejor manera para mí de iniciar. De a poco, se va a poner en forma el cuerpo. Y también salir un poco y oxigenarse”. En ese sentido, destacó la importancia del deporte en la parte emocional. “Lo anímico de no estar tan encerrado, también contribuye a un mejor estado de salud” y también “tomar un poco de sol”.

Con respecto a la exigencia de querer volver a niveles previos a la pandemia que pueden tener los deportistas, se refirió a las diferentes situaciones de los distintos países y ciudades en cuanto a las restricciones. “Uno se va preparando de la manera que puede, aceptando las condiciones. El que tiene objetivos más ambiciosos tratará de ver cómo se adapta de la mejor manera para poder llegar a esos objetivos. Pero hay cosas que no dependen del deportista. Y tendrá que capitalizar las situaciones”.

“Yo, en mi caso, no fuerzo las situaciones. A esta altura, si quiero prepararme para algo, me fijo en las condiciones, trato de adaptarme lo mejor posible, de no forzarlas y, de esa manera, tratar de llegar lo mejor posible. Mal no me fue en ese sentido”, valoró.

Durante estos meses de pandemia, pudo continuar virtualmente su trabajo de docente de Contabilidad en la Universidad de Río Negro, y además, aprovechar para realizar trabajos en su casa. En cuanto a lo deportivo, por ahora, no hay demasiadas certezas con respecto al futuro, pero se permite imaginar la posibilidad de viajar. “A veces, si puedo, combino hacer un viaje y conocer un lugar y hacer una competencia. En este escenario tan incierto, no lo sé. Trato de no planificar y ver qué pasa”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas