Judiciales |

CRUENTO HOMICIDIO DE MIGUEL GARNICA

27/07/2020

Incidente por cese de prisión preventiva se dilata en el STJ

Incidente por cese de prisión preventiva se dilata en el STJ
Una escena del juicio.
Por: Mariano Colombo

Poco tiempo atrás, la Cámara que condenó a los autores del alevoso crimen de Miguel Garnica, dispuso el cese de la prisión preventiva de Teresita del Tránsito Aguilar Leuquen porque transcurrieron más de tres años sin que la sentencia en su contra quede firme. Pero al mismo tiempo le impuso una caución de 500 mil pesos. La medida fue apelada tanto por la defensa como por la fiscalía. El Superior Tribunal de Justicia admitió solo el planteo defensivo, aunque no emitió una resolución definitiva sobre el asunto.

Teresita del Tránsito Aguilar Leuquen fue condenada a doce años de prisión como partícipe secundaria del crimen de Miguel Garnica, por el que fueron condenados a prisión perpetua, Maximiliano Bascur y Aníbal Chávez Aguilar -hijo de la mujer-, además de otras personas. Pero a pesar de que la sentencia fue confirmada por el STJ, el proceso de apelación llevó el caso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y el tiempo transcurrió sin que la sentencia adquiera firmeza. Eso motivó un pedido de la defensa que encontró acogida en el tribunal de juicio, que decretó el cese de la prisión preventiva de la mujer. Sin embargo en la misma resolución le aplicó una caución real de 500 mil pesos, que fue cuestionada por la defensa. En paralelo, la fiscalía se quejó por la resolución y ambos acudieron al máximo tribunal rionegrino, que aceptó el trámite defensivo y rechazó el de la fiscalía, aunque todavía no resolvió el fondo del asunto.

Es que está establecido que nadie puede permanecer más de tres años con prisión preventiva, por lo que el tribunal de juicio decretó el cese de esa restricción cautelar, porque el proceso de apelaciones no agotó y por ende la condena no quedó firme, pese a todo el tiempo transcurrido.

Sostuvieron los jueces del STJ que “El recurso del señor fiscal de Cámara subrogante no puede ser admitido dado que, como surge del sistema de gestión Lex Doctor, Teresita del Tránsito Aguilar Leuquen se encuentra detenida desde el 3 de febrero de 2015 y su procesamiento con prisión preventiva fue dictado el 20 de ese mes y año, con lo que se encuentra suficientemente constatado el exceso en el tiempo transcurrido bajo la cautelar mencionada”.

En resumidas cuentas, los jueces resolvieron “declarar mal concedido el recurso de casación deducido por el Ministerio Público Fiscal y bien concedido el remedio interpuesto por la defensa de Teresita del Tránsito Aguilar Leuquen”, disponiendo que el expediente quede diez días en la Oficina para su examen por parte del Ministerio Público de la Defensa, además de intimar a la parte querellante para que constituya domicilio en jurisdicción del alto tribunal”.

El macabro crimen

Por el caso resultaron condenados Aníbal Segundo Chávez Aguilar (perpetua), su madre Teresita del Tránsito Aguilar Leuquen (doce años de prisión) y Claudio Maximiliano Bascur (perpetua). En otras etapas del mismo trámite judicial, ya habían sido condenados en dos juicios abreviados Paul Chávez Aguilar y un menor de edad. Al primero le impusieron diez años de prisión y al segundo lo declararon responsable, disponiendo que continúe un tratamiento de acuerdo al régimen de minoridad, para evaluar en un futuro, si corresponde la aplicación de una pena de prisión.

El hecho investigado ocurrió entre las 19 horas del 29 de enero de 2015 y la mañana del 30 de enero de 2015, cuando Miguel Alejandro Garnica acompañado por Maximiliano Bascur, arribó al domicilio, sito en calle Michay 645, del barrio Eva Perón de esta ciudad, donde habita la familia Chávez Aguilar.

En esas circunstancias, Paul Chávez Aguilar tomó a Garnica del cuello y lo hizo ingresar al predio. Se encontraban para entonces dentro del terreno Aníbal Chávez Aguilar, Teresita del Tránsito Aguilar Leuquen, entre otros familiares y conocidos, incluso menores de edad.

En la creencia de que Miguel Alejandro Garnica había participado en la agresión armada que se cometió en fecha 15 de septiembre del año 2014 en contra de Segundo Eduvino Aguilar Leuquen (hermano de Teresita), retuvieron a Garnica y en venganza de tal sospecha lo mataron.

Maximiliano Bascur golpeó a Garnica con una pala desde atrás, posiblemente en la cabeza, y cuando la víctima estaba en el piso, tanto Bascur como Paul y Aníbal Chávez Aguilar, para consumar el objetivo que tenía el grupo familiar, dispararon armas de fuego en contra de la víctima en tres oportunidades. Garnica para entonces se encontraba en total estado de indefensión.

Una de las armas utilizadas era calibre 38. Un disparo ingresó en el brazo derecho de Garnica, otro en el tórax a nivel de 5° y 6° espacio intercostal izquierdo y otro en la cabeza, lo que produjeron el deceso de la víctima.

Teresita Aguilar Leuquen, mientras esto ocurría, alentaba a los autores materiales y además recomendaba hacer desaparecer el cadáver. En esas circunstancias Teresita Tránsito Leuquen les indicó a sus hijos (Aníbal y Paul) que ocultaran el cadáver en la letrina familiar ubicada en el predio, pues allí nadie los encontraría. Además personalmente Teresita asumió la función de “campana” pues permanentemente vigiló el tránsito de la calle en miras a evitar ser descubiertos por la policía.

Luego los imputados ataron el cadáver de Garnica con un cable coaxil, lo envolvieron en las bolsas de nylon que habían adquirido en la despensa de la esquina y utilizaron también cinta de embalar.

Posteriormente, los imputados, con la colaboración de Víctor Teckas -quien también estuvo presente y había llevado palas al domicilio en miras de lo que iba a ocurrir-, destruyeron y quemaron la parte externa de la letrina, cavaron en la misma e introdujeron allí el cadáver de Garnica al cual cubrieron con cemento fresco, luego agregaron basura y finalmente taparon el lugar con tierra.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas