Actualidad
09/07/2020

Los protocolos de seguridad que se esbozan para cuando se reactive la actividad aérea

Los protocolos de seguridad que se esbozan para cuando se reactive la actividad aérea
Por: Juan Carlos Montiel

Bariloche espera con una gran expectativa la reapertura de la actividad turística. Los sectores empresariales y los que representan a trabajadores sufren por estas horas momentos de angustia porque la cuarentena obligatoria, producto de la pandemia de COVID-19 paralizó el segmento productivo. La promesa de retomar los vuelos en el país abre una cierta posibilidad de reactivación del sector. Mientras tanto a nivel nacional e internacional se trabaja en los necesarios protocolos sanitarios para brindar protección a los viajeros.

El post encierro obligatorio es esperado con ansias por la industria del turismo. ¿Qué necesitarán los turistas para trasladarse con tranquilidad? es la pregunta obligada y las autoridades sanitarias junto a las instituciones que regentean el transporte aéreo trabajan, no solo en Argentina, sino en todo el mundo para lograr una adecuada prevención sanitaria. El primer paso: hacer que los pasajeros se sientan seguros desde que arriban al aeropuerto hasta llegar al espacio confinado de un avión.

Es así que respaldados por la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas (OMT), el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), publicó los nuevos protocolos para alentar el regreso de los viajes de forma segura y así poder volver a activar la industria del turismo, una de las más golpeadas por la pandemia.

En este contexto, basado en la evidencia médica disponible y siguiendo las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los nuevos protocolos buscan evitar la aparición de múltiples estándares, que confundirían al consumidor y retrasarían la recuperación del sector.

Las medidas en aeropuertos

• Limpieza mejorada que incluye equipos de autoservicio, carros de equipaje, mostradores, puntos de control de seguridad, baños, elevadores, pasamanos, áreas de embarque y áreas comunes con un enfoque específico en puntos de contacto de alta frecuencia.
• Se debe proporcionar equipo de protección personal para el personal, como máscaras, guantes y tapabocas.
• Nueva señalización y anuncios para limitar la interacción entre pasajeros así como las colas en los puntos de contacto.
• Reducción de los puntos de contacto de los pasajeros a través del check-in en línea antes de la salida, etiquetas de bolsas impresas en el hogar, mayor uso de puertas electrónicas biométricas y lectura de tarjetas de embarque en las puertas.
• Detección de entrada y salida a través de escáneres infrarrojos de cuerpo completo, uso de termómetros infrarrojos de mano y termómetros de pistola.
• Mayor seguridad e higiene alimentaria en restaurantes, con alimentos preenvasados para evitar la manipulación de alimentos en los buffets.
• Rediseño de salas de inmigración para acelerar los procedimientos.
• Uso de tecnología para declaraciones de llegada.

Las aerolíneas

• Deberán proporcionar el equipo de protección personal al personal, como máscaras, guantes y tapabocas.
• Reducción de puntos de contacto mediante check-in en línea, quioscos, etiquetas de equipaje impresas en el hogar, puertas biométricas y lectura de tarjetas de embarque.
• Proporcionar desinfectante de manos aprobados según corresponda en función de las áreas de alto tráfico, como las áreas de check-in y embarque.
• Limpieza profunda de todas las áreas del avión, baños y salas de embarque.
• Considerar abordar desde la parte posterior del avión hacia el frente, desde la ventana hasta el pasillo.
• Limitar el movimiento en la cabina tanto como sea posible.
• Volver a capacitar a la tripulación y al personal de primera línea con respecto al control de infecciones y las medidas de higiene.

Operadores turísticos

• Prácticas mejoradas de saneamiento, desinfección y limpieza profunda en vehículos.
• Limpieza enfocada en puntos de contacto de alta frecuencia, incluidos pasamanos, manijas de puertas, mesas, inodoros a bordo, filtros de aire acondicionado, armarios superiores y auriculares.
• Pre-asignar planes de asientos sin rotación.
• Limitar el contacto físico y las colas cuando sea posible.
• Tiempo escalonado para acceder a salas, hoteles y restaurantes, entre otros.
• Implementar protocolos de salud, saneamiento, desinfección e higiene y seguridad alimentaria en restaurantes asociados.
• Establecer con socios y proveedores, incluyendo tiendas, salas de exhibición, locales de degustación, museos, teatros, salas de conciertos, fábricas y granjas, que sigan los protocolos probables.

Centros de convenciones, reuniones y eventos

• Implementar distanciamiento físico para la distribución de asientos y pasillos, utilizando la orientación del gobierno si está disponible. Crear soporte visual para mostrar la intención según corresponda.
• Reducir los límites de capacidad del lugar para los participantes según sea apropiado y requerido por la legislación local.
• Distinguir entre las diferentes áreas de riesgo en el lugar.
• Considerar el cuestionario de evaluación de riesgos previo a la llegada para los participantes.
• Limitar la interacción física, las posibles colas en la recepción y el registro utilizando el registro anticipado para mejorar flujo de participantes.
• Crear unidades de aislamiento fuera del lugar donde sea posible para aquellos que muestran síntomas de COVID-19.

Internacional

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) está trabajando en una nueva hoja de ruta para poder reiniciar de forma segura todos los vuelos una vez superada la pandemia del coronavirus.
Los viajeros deberán completar un formulario electrónico con más detalles acerca de su información de contacto, que podrá utilizarse con fines de rastreo. Es muy posible que este formulario deba completarse antes de la llegada al aeropuerto.
1) En todos los puntos de acceso a los aeropuertos se harán controles de temperatura.
2) El distanciamiento físico entre personas será entre uno y dos metros, si bien, prevalecerán las normas establecidas en cada país. Este aspecto obliga a reorganizar toda la disposición de flujo de pasajeros en cada punto de control y migraciones de los aeropuertos y, consecuentemente, los tiempos de espera se verán afectados.
3) El uso de mascarillas para pasajeros y equipos de protección para el personal de aeropuertos y aerolíneas será obligatorio.
4) Gobiernos, aeropuertos y aerolíneas deberán trabajar en común para asegurar que todas las infraestructuras y equipos, mantengan una frecuencia mayor de limpieza y desinfección.
5) IATA recomienda realizar test rápidos a todos los empleados de aeropuertos y aerolíneas, si bien reconoce que, en la actualidad, no es una medida absolutamente confiable. La ciencia debe aportar aún muchos datos respecto a la inmunidad, periodos de incubación y otros detalles.
6) Se está valorando la posibilidad de disponer pasaportes sanitarios o de inmunidad. Un documento en el que se pueda documentar que un pasajero estuvo infectado y se recuperó, eximiendo de seguir algunas de las normas de protección descritas anteriormente. Insiste IATA en que este aspecto dependerá de los resultados concluyentes que la ciencia pueda aportar como resultado a los estudios de este nuevo coronavirus.
7) El Check-In antes de llegar al aeropuerto será una norma. El embarque se realizará mostrando los billetes impresos en casa o mediante los dispositivos móviles personales.
8) La entrega del equipaje la realizarán los mismos viajeros, minimizando la interacción y manipulación de objetos entre el personal de las aerolíneas y los pasajeros.
9) Las puertas y los espacios de embarque se deberán modificar para poder completar el proceso de forma ordenada y manteniendo la distancia entre personas.
10) Una vez dentro del avión, IATA informa que la posibilidad de contagio entre pasajeros es muy baja, debido al flujo de aire a bordo y disposición de los asientos. No se va a dejar, por tanto, un asiento libre entre pasajeros reduciendo la capacidad de los aviones. Sin embargo, sí se recomienda el uso de mascarillas. Además, la tripulación deberá entregar a cada pasajero toallitas desinfectantes para que los viajeros limpien sus espacios.

Al desembarcar

En el momento del desembarque, se controlará de nuevo la temperatura de los pasajeros al entrar en la terminal: 1) Durante los controles de aduana se tratará de minimizar el contacto entre personas, por lo que se sugiere a los gobiernos que se sustituyan las formalidades de control fronterizo físico por otros virtuales (lecturas electrónicas de pasaporte, reconocimiento facial, etc…). 2) La retirada del equipaje se deberá realizar de forma rápida y asegurar que los viajeros puedan mantener una distancia entre ellos y no deben esperar demasiado tiempo. 3) Durante las escalas, la buena cooperación entre países va a resultar fundamental para poder tomar como válidos los controles realizados en el aeropuerto anterior y evitar repetirlos en los siguientes.

Algunas de las medidas que van a afectar a la manera habitual de viajar en avión. Puede resultar extraño al principio, pero es cuestión de tiempo para acostumbrarse y volver a disfrutar de uno de los mayores placeres y privilegios: viajar y descubrir las bellezas del mundo. (Datos: OMT, WTTC, IATA y OMS).

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas