Sociedad
03/07/2020

Cura Branko Jan: “La espiritualidad sigue estando”

Cura Branko Jan: “La espiritualidad sigue estando”

Hace pocos días, el padre Branko Jan cumplió 36 años de ejercicio del sacerdocio. El cura está al frente de la Parroquia Virgen de la Medalla Milagrosa (Onelli 2601) desde 1986. La obra llevada a cabo por Branko y los fieles que lo acompañan es muy valiosa. La pandemia por estos días afecta la economía, pero no “baja la espiritualidad”, expresó.

Jan relató que “de chico tenía la idea” de ejercer el sacerdocio, “después la cosa va creciendo o decreciendo, va cambiando, la idea estaba de muy chico”, indicó a través del programa “El Expreso Periodístico” que se emite de lunes a viernes de 9:30 a 12:30 por El Cordillerano radio (93.7).

Consultado sobre la actual pandemia, indicó el cura “creo que no varía en nada lo que vamos viviendo día a día, momento tras momento, creo que este virus es algo que no elige, le toca al que le toca, te cuidás como te podés cuidar, algunos exageran para un lado y otros para el otro, la gente se cuida, creo que la gente va caminando como puede. El encierro cuesta, cuesta mucho, salvo algunos que están hechos para eso, que son mínimos, estar encerrados tres, cuatro meses, cuesta, pero es lo que hay”.

Sobre cómo afectó a la parroquia la situación económica señaló que “se complica, cambió todo, sobre todo la vida, antes durante todo el año había actividad y hoy los que vamos soy yo, dos o tres más, vemos algunas cosas, pero cambió la vida. En lo económico como en cualquier lugar, las boletas siguen llegando, hay que buscar fondos de algún otro lado, esto no sabemos hasta cuándo se va a prolongar, pero creo que este año ya fue”.

Asimismo relató que “es rarísimo no celebrar misas por lo inédito, estamos buscando la vuelta, igual creo que la vida sigue. Cada parroquia se armó como se pudo armar, con misas virtuales, comunicaciones, grupos, nosotros en Medalla hicimos un grupo porque yo no soy muy ducho en las comunicaciones modernas, en Facebook se cortaba. Todos los días a la hora de la misa de la noche salgo en el grupo, paso los textos bíblicos y la gente no es pasiva, están ahí, participan, sobre todo en el tema espiritual. Dios sigue estando y por ahí nos está diciendo algo que antes no lo sentíamos así, no lo vivíamos así, por ese lado estamos caminando bien”.

El sacerdote volvió a mencionar la economía al decir: “lo económico es otro tema, Cáritas ya está trabajando, en esa parte no se aflojó, está viniendo gente, por el momento nos arreglamos, también con Cáritas Diocesana, que están tomando un refuerzo, pero creemos que el problema va a seguir, va a ir potenciándose”.

En el mismo rumbo explicó que “algunas cosas las dejamos de lado y otras las seguimos trabajando, las manzanas siguen, es la única forma de sobrevivir. Los voluntarios que venían a dar una mano para la venta se quedaron en casa, entonces estoy yo allí, la gente me encuentra de 15 a 19 en un lugar que antes nunca estaba, pero ahora estoy”.

Sobre cómo comenzó la idea de vender manzanas dijo que “fue hace 30 años, cuando gente del Valle me ofreció algún cajón de manzanas y así empezó. Primero era la parroquia, después empezamos a juntar para el gimnasio, después se hizo el gimnasio, hicimos el otro gimnasio y así, uno no lo piensa a 30 años, lo pensás en el momento y después seguís”.

Por último Branko Jan reflexionó: “tengamos ánimo, esto va a pasar, va a pasar en mayor o en menor tiempo, pero creo que algo positivo va a quedar, porque no hay mal que por bien no venga. Vamos para adelante”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas