Actualidad |

VOLVER A NACER

02/07/2020

Sensaciones y experiencias del primer día de reapertura de los locales gastronómicos  

Sensaciones y experiencias del primer día de reapertura de los locales gastronómicos   
Por: Diego Llorente/ Fotos: Facundo Pardo

Este jueves comenzó la prueba piloto en una quincena de establecimientos gastronómicos, entre restaurantes, cafés y bares. Siempre bajo estrictos protocolos y tomando las medidas sanitarias ya conocidas.

En el caso de los restaurantes, a los clientes se les requiere una reserva previa, mientras que a los bares y cafeterías no. En ambos casos, es necesario ingresar a los recintos con barbijos, que pueden sacarse cuando el pedido llega a la mesa. Se aconseja a los comensales lavarse las manos al llegar y retirarse.

Se deben desinfectar las sillas y mesas. Asimismo, no se deja a disposición ningún producto de manera permanente, como sucedía en el pasado, con aderezos, azúcar, edulcorante o servilletas. Todo lo que un cliente utiliza se lava o se tira, dependiendo de cada elemento.

Leticia Fenoglio, responsable de Rapa Nui, se mostró “feliz de poder volver un poco a la normalidad. Estamos muy contentos, recibimos a nuestros primeros clientes con aplausos y les regalamos chocolates. Hubo mucha aceptación de los clientes también, que estaban contentos, se notaba en su cara de felicidad. Incluso, antes de abrir ya teníamos gente esperando en la puerta para ingresar”.

En el caso de Rapa Nui, ya tenían abierta la heladería y la chocolatería, pero para abrir la confitería debieron presentar protocolos y capacitar a su personal. Los trabajadores utilizan protecciones oculares y tapabocas y se les toma la temperatura cada día al empezar la jornada laboral. El establecimiento tiene un poco menos del 50% de las mesas que tenían disponibles antes de la pandemia.

Acerca de la reactivación turística, Fenoglio expresó preocupación, ya que es el fuerte de su comercio. “Estamos preocupados, antes había una conectividad aérea impresionante y ahora ya no está Latam y veremos quienes quedan en pie para cuando se levante la cuarentena. Ahora, esperamos que se habiliten vuelos de otras provincias que no sean Buenos Aires, donde hay tantas personas contagiadas”, sostuvo.

Por su parte, María Paz Neira de Café Du Coin, relató a El Cordillerano que estuvo todo el miércoles poniendo a punto su local, ubicado dentro de la galería Paseo de la Catedral. “Poner en marcha una cafetería no es tan sencillo, hace mucho tiempo que teníamos cerrado”, comentó.

La ventaja que tienen frente a las medidas sanitarias, es que todas sus mesas están en la galería y no es un espacio tan cerrado. “Vinieron muchos clientes habituales y todos respetaron las medidas, incluso, la mayoría preguntándonos qué debían hacer para no estar en falta. Ya tenemos 105 días de cuarentena, así que la gente ya sabe cómo cuidarse”, indicó Neira.

En su caso, tuvo casi la totalidad del tiempo cerrado, a excepción de dos semanas que probó con la modalidad "Take Away”, pero no funcionó, debido a que el rubro en el que trabaja “los clientes pasan y disfrutan tomarse un café diferente al de su casa, es como un ritual y no es lo mismo llevárselo a sus casas”, indicó la propietaria, quien se mostró confiada en que este proceso de prueba funcione y sirva para que todos los establecimientos puedan abrir .

La histórica pizzería La Andina fue el único establecimiento de ese estilo (tipo bodegón – restaurante) que abrió este jueves. Su propietaria, Claudia González, dijo que tras la reapertura sintió “emoción, porque la sufrimos un montón, por vivir mucha incertidumbre al no tener un panorama claro de lo que va a pasar, no podes programar nada”.

Dijo que la situación de la pandemia, los obligó a repensar su negocio y ahora, además de salón comedor, realizaron una reforma donde hay comidas a la vista que la gente puede comerlas allí llevárselas. “Perdimos mucha plata en este tiempo y esperamos levantarnos con esto”, expresó González, quien resaltó que sin la predisposición de los trabajadores, no podrían haber continuado.

En La Andina colocaron un tótem sanitizante y se toman las mismas precauciones sanitarias que en los otros establecimientos. Hay un sector que está separado con mamparas del salón.

“La gente llegó y se copó. Vino contenta y con muy buena onda, para ser el primer día entendemos que está muy tranquilo, porque las personas están con miedo. Pero a nosotros nos sirvió”, describió y agregó que los clientes llegan con sus tapabocas y saben que recién cuando llega la comida, es momento de sacárselo.

Finalmente, la propietaria del lugar se mostró preocupada por la situación económica general: “esto fue una catástrofe y no estaba a nuestro alcance hacer nada de nada. Abrimos con la modalidad de delivery y take away pero en Bariloche no funciona, porque la gente no está acostumbrada a ese sistema. Por otra parte, cuida la plata y tiene tiempo para cocinarse. Además, en esta ciudad el servicio de delivery es malo y caro. No cierra. Fue un 10% de lo que necesitamos para poder subsistir, no alcanzó ni para pagar los servicios básicos”, concluyó.

El listado de los establecimientos gastronómicos que están abiertos son: Café Delirante, Belakay, Vertiente Café con Ideas, Rapanui, The Coffe Store, Du Coin Café, Chiado, Konna Bar, Baccio, La Panchería, La Andina, Kosten, Manush, Antares y habrá algunos otros que se confirmarán en el transcurso de las horas.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas