Judiciales |

TRES AÑOS DE PRISIÓN EN SUSPENSO Y TAREAS COMUNITARIAS

29/06/2020

Chocó ebrio, se resistió a su detención: ahora se declaró culpable y pidió perdón

Chocó ebrio, se resistió a su detención: ahora se declaró culpable y pidió perdón
El empleado municipal aceptó su culpa y la sentencia se dictó en ocho días. (Foto archivo)
Por: Mariano Colombo

Regresaba a su casa tras festejar el Día del Padre, pero estaba ebrio, chocó a dos vehículos, atropelló a una mujer y escapó. Más tarde golpeó a un policía y le robó el arma reglamentaria. Ahora reconoció su culpa en juicio abreviado y fue condenado a la pena de tres años de prisión en suspenso, más quinientas horas de tareas comunitarias.

El fiscal Tomás Soto, el defensor oficial Marcos Miguel y el acusado, Jorge Seguel, arribaron a un acuerdo que permitió una rápida resolución de un suceso acontecido apenas una semana antes. A partir de la confesión del imputado, las partes acordaron la aplicación de una condena en suspenso y la obligación de realizar una importante cantidad de horas de tareas no remuneradas en favor de la comunidad. La jueza Romina Martini homologó el acuerdo alcanzado entre las partes y dispuso la condena.

Jorge Seguel fue acusado por hechos que ocurrieron apenas unos días atrás, sobre las últimas horas del domingo en el que se celebraba el Día del Padre. Había llegado a la audiencia en calidad de detenido, pero a partir del acuerdo y su homologación, con el consecuente dictado de la sentencia, recuperó su libertad.

El empleado municipal reflexionó, se declaró culpable de los hechos que le atribuyeron y pidió perdón.

Estaba imputado por los delitos de lesiones leves, resistencia a la autoridad y lesiones leves, y dos robos simples. Según la acusación que presentó el fiscal Tomás Soto y su adjunto Gerardo Miranda, los hechos ocurrieron por la noche del domingo 21, cuando Seguel conducía un Volkswagen Gol de regreso a su domicilio del barrio Nahuel Hue, por la avenida Juan Herman. Cuando llegó al semáforo ubicado en la intersección de esa arteria principal con la calle Molle, ignoró el rojo y embistió desde atrás a un vehículo marca Subaru que permanecía detenido en el lugar esperando por el verde, con una mujer al volante.

Cuando la señora se acercó a Seguel para pedirle la documentación y los datos para iniciar el trámite de reclamo ante la compañía de seguros, Seguel intentó escaparse y al retroceder, impactó a un Fiat Palio que se había detenido detrás de su Volkswagen Gol.

Lejos de volver a la calma, Seguel intentó otra maniobra evasiva y se trenzó en una pelea con el conductor del Palio. En esa situación recibió varios golpes en el rostro y en otras partes del cuerpo y perdió su remera. Finalmente se escapó del lugar y al hacerlo embistió con su vehículo a la mujer con la que había colisionado en primera instancia, dejándola tirada sobre el asfalto.

Pocos minutos después una comisión policial marchó tras sus pasos y lo interceptaron cuando el sujeto intentaba refugiarse en su vivienda. Seguel se resistió al accionar policial y comenzó a golpear a un uniformado, contando con la ayuda de su prima, que lo acompañaba esa noche en el vehículo. Además, el acusado le arrebató el arma reglamentaria al policía.

El imputado logró ingresar a su vivienda y escapó instantes después por una ventana trasera, desprendiéndose del cargador del arma policial. Poco después, llegó a la puerta de un vecino, quiso descartar del arma policial y tomó la remera del sujeto, para continuar su huida y resultar aprehendido una media hora después, cuando se entregó a la policía al regresar a su domicilio. Un control de alcoholemia determinó que Seguel estaba bajo una severa intoxicación alcohólica.

Tras su detención y la recolección de los primeros elementos probatorios, el martes de la semana pasada Seguel fue imputado por la fiscalía. Pocos días después, en tiempo récord, se alcanzó el acuerdo que permitió su condena en juicio abreviado.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas