Actualidad |

CÓNSUL DE CHILE EN BARILOCHE

29/06/2020

Diego Velasco von Pilgrimm y un breve análisis de lo realizado en sus tres años de gestión

Diego Velasco von Pilgrimm y un breve análisis de lo realizado en sus tres años de gestión
Momento de la firma del acuerdo cultural binacional.

Tal como informáramos días pasados, Diego Velasco von Pilgrimm actual cónsul general de Chile en Bariloche, fue designado como embajador en Malasia, su nuevo destino en realidad se trata de un regreso, porque en otras ocasiones ha desempeñado ese rol.

Antonio Zidar en el programa “El Expreso Periodístico”, que se emite por El Cordillerano Radio (93.7), mantuvo con Velasco von Pilgrimm una charla cordial en la que habló de su paso por nuestra ciudad y del futuro, que lo relaciona con un regreso.

“Bariloche me está despidiendo con toda la nieve que me va a faltar en Malasia porque allá me esperan palmeras y arenas blancas” dijo bromeando.

Habló de sus tres años en nuestra ciudad “me quedo con ganas de mucho más, desde el día uno fui recibido con abrazos en la Rural, montados a caballo y portando las banderas de ambos países reflejando el abrazo de Maipú”.

Resaltó “Bariloche es la sede de un consulado que en su trabajo abarca San Martín de los Andes por la cordillera baja hasta Junín, Villa La Angostura, Lago Puelo, El Bolsón, Esquel, hasta el Río Encuentro en la frontera. Desde acá hasta el Atlántico, es decir San Antonio Oeste por la Línea Sur. Hemos logrado recorrer trabajando, conociendo y asistiendo. Acabo de sumar un total de 90 mil kilómetros en mi auto en estos tres años”, detalló.

Dos o tres meses por mes ha ido hasta Osorno, Puerto Montt, San Juan de la Costa y San Pablo, entre tantas otras ciudades, “vinculando las localidades, firmando acuerdos de amistad, hermandades en curso que se están potenciando”.

La Semana Musical de Frutillar hace dos años salió por primera vez fuera de las fronteras de Chile e incorporaron su primer concierto en la Biblioteca Popular Sarmiento de Bariloche.

“Estoy dejando gente muy querida, son sentimientos reales en cuanto a trabajo, amistad, he conocido gente maravillosa, como lo que me ha sucedido en Paso Leones en El Manso y que cada ocho de diciembre hacen la fiesta de la Hermandad y se reúnen a compartir momentos”, detalló.

También en los barrios El Frutillar, Nahuel Hue, San Francisco y tantos otros ha tenido amplia presencia “la gente muchas veces no baja al centro y no saben mucho cual es la asistencia que puede brindarles un consulado”.

Al referirse a la actividad dentro de la pandemia dijo “hemos pedido que dentro de lo posible se quedaran en sus casas, que utilizaran el barbijo”.

Asimismo han tenido una relación muy estrecha con los camioneros trasandinos que transitan por nuestras rutas rumbo a la Patagonia chilena.

“Es un trabajo de uno a uno, hay que estar presente en los lugares y en ese estar no les puedo contar la cantidad de mates, tortas fritas y chamamés que he disfrutado” dijo poniendo un poco de humor a la charla.

Un camino lógico de entender que parte de la identidad de nuestros barrios está ligada a Chile, “es muy notable eso acá hay mucha gente con sangre chilena y allá con la argentina, entonces la integración de la que se habla no es política, es real”. Sociedades que han estado y seguirán ligadas.

“He crecido mucho como persona, me ha enriquecido el alma vivir acá, hemos logrado cosas inusuales, poniendo a disposición de la gente las herramientas o las facultades del Consulado y la comunidad las ha utilizado y ha hecho muchas cosas”, valoró.

En 2017 comenzaron una articulación con la Municipalidad de Bariloche y en dos años de trabajo en el Comité de Integración Fronteriza se logró establecer un protocolo para el paso de la medicina ancestral mapuche. “Antes la cuestión sanitaria lo prohibía entonces no se había conversado sobre este tema tan fundamental para muchas personas de ambos lados de la frontera”.

“Hicimos el ejercicio de difundir cómo opera el comité, invitamos a bomberos, universidades, operadores turísticos y a mucha otra gente de los dos países, 80 personas vinieron desde Osorno e incluimos 140 trabajando en El Bolsón y en Bariloche”. Se generaron así grupos de trabajo binacionales “el de turismo creó una agenda pactada entre todo lo que está detrás de la frontera frente a nosotros desde Valdivia hasta Puerto Montt con San Martín de los Andes, Bariloche, Dina Huapi y El Bolsón”. Esto potenció la actividad y permitió que se avanzara en la agenda nacional.

Al mencionar otro logro dijo “Hace un año trabajamos con Intecnus y ahora también prestan servicio técnico al sistema de salud chileno, pasamos de medicina ancestral a nuclear”. Se ha hecho oír la labor de los sectores sociales, comerciales y productivos del sur de los dos países.

Al mencionar el aislamiento debido al COVID-19 dijo “el coronavirus nos frenó este trabajo pero está todo listo para continuar operando y volver a generar; esto lo estamos haciendo mediante reuniones virtuales” aclaró.

Citó un ejemplo resultante de esas tareas “se estableció la ruta histórica de los jesuitas sobre la peregrinación de la Virgen del Nahuel Huapi”. El año pasado el cónsul estuvo en Chiloé con autoridades locales y tuvieron la bendición del primer hito de esta ruta.

En un par de años cree que estará regresando a nuestra región “me enamoré de esta Patagonia así que mi jubilación será vendiendo nuestra casa en Santiago y viniendo a vivir a Llanada Grande”. Una localidad cordillerana perteneciente a la comuna de Cochamó, en la Región de Los Lagos, distante 52 km de río Puelo.

Para finalizar comentó: “Si dentro de dos años tiran una botellita con un mensaje por el río Manso, me llegará a mi nuevo hogar”, feliz del destino que ha elegido para un futuro no muy lejano.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas