Actualidad |

FUE SECUESTRADO AL COMIENZO DE LA CUARENTENA

28/06/2020

Denunció que hace más de tres meses la justicia no le devuelve el auto

Denunció que hace más de tres meses la justicia no le devuelve el auto
Alejandro García.

Estoy un poco resignado porque esta situación me ha complicado mal, e indignado por el no accionar de la Justicia”, de esta manera se expresó Alejandro García, propietario de una pizzería, al que la Gendarmería le quitó el automóvil hace más de tres meses y desde el foro Federal no se lo devuelven. “Me arruinaron”, señaló el comerciante gastronómico.

“El hombre relató que “me pararon, me sacaron el auto y al día de hoy tres o cuatro personas que tienen que resolver desde la Justicia no me han dado una respuesta”. El operativo donde se le secuestró el vehículo ocurrió “uno o dos días después que se decretó la cuarentena”, indicó a través del programa “Chocolate por la noticia” que se emite de lunes a viernes de 7 a 9.30 por El Cordillerano radio (93.7).

Consultado sobre el actual momento económico que vive relató que “sobre llevándola como se puede y esperando” y explicó lo sucedido en el mes de marzo: “mi mujer se sentía mal, salí a buscar un medicamento, me paró Gendarmería, me preguntaron ‘qué estaba haciendo’, respondí que había ido a buscar un remedio, les mostré el remedio, me dicen ‘tenés el ticket’, contesté que no, que lo fui a pedir porque no tenía plata. Me dijeron ‘tenés que tener el ticket’. Tenía el remedio, además estaba en short, en remera, con unas crocs en mi auto, no es que estaba paseando”.

García dijo al respecto: “no me creyeron, se subieron tres gendarmes al auto, me hicieron manejar hasta mi casa, dejar el remedio, lo deje y me hicieron manejar hasta Fagnano (cuartel del Escuadrón 34) donde están todos los gendarmes. Yo me enojé, porque entre todo, la vuelta ya llevaba una hora, una hora y media y me quería ir a dormir. Allí lo gendarmes me patotearon, llamé a la policía desde mi celular, dije que me estaban patoteando, mientras tanto estaban en contacto con el secretario del juez, fue el patrullero donde estaban los gendarmes, lo llamaron al secretario. Hicieron que además del auto, me sacaran el celular, mandaron al patrullero de vuelta y pasé momentos complicados”.

Asimismo, indicó que “los patoteros estos por suerte se calmaron, los gendarmes, bueno usaron todo lo que tenían a mano, todos los artilugios administrativos para perjudicarme, sacarme el auto, tenerme demorado, me colocaron por primera vez un par de esposas como si fuera un delincuente y hasta el día de hoy estoy esperando que la Fiscalía se ponga a trabajar, que el juez lea una hoja, le ponga el sello y me devuelvan el auto”.

Sobre el momento económico de su negocio señaló que “hoy estoy vendiendo 5 o 6 pizzas por día y tengo que pagar $1.000 a una persona para que me reparta porque no tengo mi auto. En este momento estoy obviamente resignado porque me hicieron un daño que ya no se puede reparar, ya pasaron tres meses, debo dos meses de alquiler, estoy en una situación hiper delicada. No es que estoy pidiendo un Ingreso Familiar de Emergencia, nada, estoy pidiendo mi auto, nada más, para laburar”.

García refirió que “hice absolutamente todo, hasta fui con una cacerola y me puse a cacerolear, desesperado, solo, ni siquiera te atienden, esta gente que trabaja en el Poder Judicial se piensan que están por encima de un escalón del mundo. No te atienden, te basurean, te dicen ‘si no te vas te voy a hacer detener’, son gente complicada”.

En sus manifestaciones considera que “a mí me arruinaron, me arruinaron, además de los patoteros de los gendarmes, donde la pasé realmente mal, no entiendo por qué no se ponen a trabajar, por qué no agarran una hoja y me devuelven mi auto. No entiendo por qué no trabajan, no es algo complejo, no estoy diciendo que saquen de la cárcel a un asesino, denme mi auto, no lo puedo entender cómo tardan tres meses en devolverme mi auto, no lo entiendo, sinceramente”.

En la Justicia “me dieron una citación para tomarme declaración para dentro de 35 días, parece como que te lo hacen a propósito, fui, les pedí, por favor necesito el auto, lo necesito para trabajar, no les importa nada, me citaron para dentro de 35 días y en si en 35 días voy, declaro, y si se les antoja no dármelo, no te lo dan”.

Siempre dentro de su relato García señaló que “cuando se hace el operativo, no te creen, te dicen que estás violando la cuarentena, pero dentro de la excepciones para circular figura ‘asistir a persona con discapacidad’, mi mujer tiene carnet, es discapacitada, a ellos no les importa nada y si esto dentro de tres meses se resuelve a favor mío, el daño ya está hecho y a quién le voy a reclamar”. E indicó: “mirá que fui, hablé con el secretario del juez Gustavo Zapata, esa persona fue la que estuvo en contacto toda la noche con Gendarmería y que le iba diciendo ‘sáquenle el teléfono, sáquenle el auto, demórenlo’, yo me acerqué y hablé con esa persona en el Juzgado y le expliqué todo esto mil veces, llorando, no le importó nada al chabón, no le importa nada a él, ni al juez, ni a la fiscal, no les importa nada. Estoy resignado porque ya me arruinaron, es muy difícil que yo pueda salir de esta situación en la que estoy metido ahora”.

Sobre el momento del operativo insistió: “esto que pasó, pasó al otro día de que se declaró la cuarentena, ni siquiera andábamos todos con barbijo, recién la gente estaba tramitando los permisos. Era otro país, no usábamos barbijo, no había afectados en Bariloche, no es hoy donde ya todo el mundo tiene sus certificados, estábamos en otro contexto”.

Por último, Alejandro García dijo: “yo el negocio lo tengo abierto, pero me tengo que ir caminando al negocio, pagarle a un tipo para que me reparta, y vendo 5, 6 pizzas como está la situación, entonces laburo, laburo, laburo y no gano un peso. Si yo cierro la pizzería, de mi dependen dos empleados, el dueño del local, mucha gente que come de ese negocio. No entiendo por qué le hacen un daño a gente que está laburando, no lo puedo entender, pasaron tres meses y no lo puedo entender”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas