Sociedad
26/06/2020

Muchas horas frente a “la pantalla” originan dolores en el cuello, hombros, nervios y cervicales

Muchas horas frente a “la pantalla” originan dolores en el cuello, hombros, nervios y cervicales

El teletrabajo y el hecho de permanecer muchas horas frente a la computadora, el celular y la tablet, originan el llamado “cuello de texto”. El traumatólogo Pablo Albano explicó las consecuencias de la actual modalidad, posibles tratamientos y cómo afecta los chicos. Aconsejó actividad física con la finalidad de atemperar dolores en la columna.

“Desde hace un par de años se empezaron describir algunas posturas que afectan a todo el aparato músculo esquelético en relación al uso de las tecnologías. Incluso ya tiene un nombre: ‘el cuello de texto’, así lo llamaron los americanos en 2018, cuando se empezó a describir eso, y es por el uso excesivo y la posición del cuello en la columna cervical, por el uso excesivo del móvil, de las tablets, en relación a los escritorios, hace rato que lo estamos viendo, la ergonomía estudia hace un tiempo la postura correcta del cuerpo, frente a un escritorio con computadora”.

Las explicaciones las brindó el traumatólogo Pablo Albano a través del programa “Chocolate por la Noticia” que se emite de lunes a viernes de 7 a 9:30 por El Cordillerano radio (93.7). Allí indicó que “el tema del uso de móviles aumentó mucho la consulta sobre todo en la población de 12 años, a los pediatras y ortopedistas, los especialistas lo tenemos en cuenta, ya que la posición de la columna cervical aumenta el peso de la cabeza.

Habitualmente el peso de la cabeza de un chico es de 2 kilos y en un adulto puede llegar a 5 y ya se estudió que por cada 2 centímetros que tenemos la cabeza hacia adelante, ese peso aumenta el doble, con lo cual, en la posición como si estuviéramos buscando un objeto en el suelo, es una inclinación de 60 grados, y entonces el peso de la cabeza puede alcanzar los 27 kilos, lo que equivale al peso de un chico de 7 u 8 años” y agregó que “la sintomatología es un dolor muscular sobre todo en el cuello, en la espalda y en los hombros, esa tendencia al reposicionamiento de la columna es muy repetitiva y aparte con el aumento del tiempo, a veces de hasta 3 horas, eso genera una memoria que tonifica el dolor, incluso a veces alcanza a hormigueo, adormecimiento en las manos, vértigo, mareos y todos los trastornos oculares por el tema de la radiación, todo eso aumentó muchísimo”.

Sobre cómo se revierte la situación explicó que “actualmente mejorando la postura, los kinesiólogos dan posturas para eso, muchas veces ubicando bien el monitor de una computadora, y entonces no es necesario bajar tanto la cabeza, solo se bajan los ojos. Disminuir los tiempos de la gente que trabaja en oficinas, mi consejo principal es levantarse cada 30 minutos como máximo, estar 30 minutos y hacer rutinas que a veces duran 1 o 2 minutos, rotar la cabeza, hombros, muñecas, porque la muñeca también se afecta con el uso de los mouse, que genera lesiones en nervios o tendones, entonces realizar giros, estiramientos, elongaciones y esto también está acompañado por el tema del sedentarismo, y esto de la pandemia ha generado dos tipos de personas: las que han aumentado el sedentarismo y los que han tomado como oportunidad hacer actividad física en la casa, y mucha gente estamos viendo se ha puesto a realizar actividad física. Acá en Bariloche -por ejemplo- aumentó mucho el ciclismo, sabemos que la gente que hace actividad física tiende a tener menos trastornos, ya que el ejercicio físico mejora la flexibilidad, mejora el equilibrio, mejora la coordinación y eso hace a la salud muscular y esquelética”.

¿Y con los niños contracturados?, “el tema en los chicos aumentó muchísimo, el dolor cervical, en toda la columna en realidad, y en el hombro porque está todo unido, la afasia que ahora está muy en boga y los síntomas que genera todo esto, porque todo esto de las posiciones genera lesiones repetitivas, eso genera tapamientos en la columna cervical de pequeños nervios que finalmente hacen que se inflamen y se genera un dolor crónico, y a medida que va pasando el tiempo es muy difícil” e indicó que “en los chicos también estamos observando lesiones en las manos, por el tema del mensajeo, el uso excesivo de tendones, sobre todo el pulgar y en la muñeca, genera inclinaciones y afecta tendones, mareos y vértigo, todo eso básicamente por la posición que toma la columna vertebral, hay estudios que indican que en promedio están 3 o 4 horas con el teléfono, eso los lleva prácticamente a 1.000 horas por año, es muchísimo eso, ya todo eso proyecta el tipo de lesiones que van a existir de acá a algunos años y que algunas no las conocemos todavía”.

Sobre si hay posibilidad de tratamientos, el traumatólogo mencionó que “se generaron complicaciones, porque el trabajo que realizan los kinesiólogos es una gran ayuda para nosotros y realmente la gente que puede tener problemas hoy no realiza tantas consultas. Recuerdo que el jefe del hospital donde yo me formé siempre decía ‘si la gente se aviva que el secreto para no tener problemas en la columna es la actividad física nosotros tendríamos menos trabajo’ y eso es real, porque los beneficios de la actividad física para la columna son enormes y ni hablar de los beneficios que tiene para el cerebro, porque hace ya 7, 8 años que sabemos que el ejercicio físico genera regeneración celular, neurogénesis, hay que evitar el sedentarismo, y realizar actividad física 30 minutos tres veces por semana evitaría todo esto”.

En el mismo rumbo contó que “ya en Japón detectaron que había horarios de mayor cantidad de accidentes, entonces en esas horas dieron actividad física, no solamente bajaron el índice de accidentes, si no que mejoraron la calidad laboral y bajaron el ausentismo, entonces el hecho de poder llevar la actividad física a los horarios de trabajo, aunque sea mínima, a veces es muy importante”.

Por último, sobre la actual rutina en el manejo de celulares, tablets, computadoras y el teletrabajo, Albano refirió que “seguramente el dolor muscular va a ser el más importante, la repetición y el aumento del tiempo da lugar a esto que llamamos síndrome miofascial, que es un trastorno de dolor crónico, una presión que se ejerce sobre puntos sensibles que son los que desencadenan el dolor, esa tensión permanente la estamos viendo ya hace un tiempo”. Sobre los posibles tratamientos, explicó que “lo que hacemos es un despegue de tejidos para liberar esos pequeños nervios, eso se está viendo muchísimo y en la medida que la gente no pueda salir a hacer kinesiología, que no tenga movilidad, que sea sedentaria en su casa, eso va a persistir y se va empeorar”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas