Actualidad |

CENTRO COMUNITARIO DEL BARRIO VIVERO

24/06/2020

Mujeres que fabrican briquetas necesitan un empuje solidario para seguir trabajando

Mujeres que fabrican briquetas necesitan un empuje solidario para seguir trabajando
Por: Martina González

Se trata del grupo de diez mujeres que desde el 2018 trabajan en la fabricación de briquetas artesanales y ecológicas. En el mes de marzo sufrieron un robo que dejó en muy precarias condiciones al Centro Comunitario del barrio Vivero, y ahora necesitan ayuda para poder continuar con la actividad que abastecía a muchos vecinos y vecinas.

Concretamente, se necesita la colaboración con una cocina gas y una estufa eléctrica, que permita a estas mujeres seguir trabajando durante el invierno. En diálogo con este medio, Pamela Sánchez, integrante del equipo “Briquetas Patagónicas” contó acerca de su situación: “en el mes de marzo entraron a robar en el centro comunitario y se llevaron la cocina de gas, que es lo único que tenemos para calefaccionarnos, o de última una pava eléctrica para poder tomar algo calentito a la mañana. También tenemos los calefactores que no andan hace meses. Ahora en el Centro Comunitario las condiciones están pésimas, porque cuando robaron también quisieron llevarse el inodoro y rompieron la mochila y quedó todo muy destrozado”.

Asimismo, Pamela señala que el período de aislamiento ha impactado fuertemente en sus ingresos y modalidad de trabajo: “ahora queremos volver a trabajar, por eso estamos en campaña para conseguir estas cosas, pero aún no nos quieren dar el permiso para que podamos empezar de vuelta. Estamos haciendo los papeles para que nos autoricen”.

Las briquetas que realizan son artesanales y ecológicas, y surgen como una alternativa sustentable, para estufas de bajo consumo. Se fabrican con aserrín y papel en iguales proporciones, más agua. Luego de una semana de remojo ya se puede preparar la mezcla que va a un molde y de ahí a una prensa para escurrir el líquido sobrante. Esas briquetas llevan un tiempo de secado pero es necesario que el espacio donde quedan tenga la calefacción suficiente para que el proceso sea más rápido.

Según contó Pamela, ahora están vendiendo las briquetas que les quedaron a 120 pesos la bolsa de veinte unidades, para seguir sosteniendo a sus familias. Se usan como complemento de la leña, para hacer que rinda más.

El número telefónico de Pamela Sánchez es 2944599428, al cual es posible comunicarse para realizar donaciones o comprar briquetas.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas