Sociedad
23/05/2020

Las palabras andan rodando por nuestros barrios

Las palabras andan rodando por nuestros barrios
En la Junta Vecinal del barrio Arrayanes.
Por: Susana Alegría

El proyecto Palabras Andantes impulsado por Mediación Bariloche y Fundación desde Abajo continúa circulando por distintos barrios de nuestra ciudad. Convencidos de que juntos todo es mejor, comenzaron a transitar espacios barriales, descubriendo lugares con pequeñas bibliotecas que necesitaban ser reforzadas.

No siendo indiferentes ante esto, vieron la manera de adquirir nuevo material, luego de varias gestiones y mucha solidaridad de personas y empresas, cuentan actualmente con la donación de editoriales dispuestas además a realizar un aporte para las que deciden iniciar una biblioteca.

El paso siguiente fue buscar lugares estratégicos de nuestra comunidad donde de acuerdo con la organización o institución que lo lleva adelante, comenzaron a dejar libros para que los vecinos y vecinas lean allí, lleven a sus hogares o escuelas en forma de préstamo.

A estos espacios los denominaron Punto Libro y si el material es de gran interés por parte de quien lo lee, puede dejárselo y entregar otro a cambio para sumarlo al stand de Palabras Andantes.

Van una vez por mes a esos lugares a retirar ejemplares y reemplazarlos por otros nuevos, para ir ampliando el abanico de posibilidades y que la lectura no se agote jamás. Esto apuesta a un juego de honradez inmenso, leer y devolver.

Esta iniciativa surgió en Londres, una fase en la que se desarrollaron de manera intencional, sistemática, continuada y agresiva una gama de acciones sucesivas con el propósito de elevar los índices de lectores en las comunidades.

En a972 en el marco del año Internacional del Libero, las organizaciónes profesionales internacionales pactaron la meta de Libros para Todos y en la Carta del Libero enunciaron diez propósitos básicos. En esencia, eran un llamado para que los distintos gobiernos crearan condiciones favorables para su promoción.

La preocupación de la Unesco por esos días era que la técnica y el entusiasmo adquirido por la lectura se perdía en poco tiempo sin importar la edad de los lectores y lectoras, sumado a que no era simple el acceso a los libros.

Fue por eso que se pusieron en práctica nuevos métodos para evidenciar que la lectura, además de ser una experiencia agradable representaba una puerta al saber.

Es así que en Bariloche decidieron dar el puntapié inicial para que se generen otras instancias culturales y sociales de encuentro, de promoción de la lectura y de hacer escuchar voces silenciosas.

Continúan recorriendo nuestros barrios aportando libros donados por editorial Dunken y Grito Sagrado de Buenos Aires y Transportes Imaz es quien generosamente los trasladó hasta Bariloche.

El primer lugar fue el registro Civil, continuaron por el barrio Nuestras Malvinas en el San José Obrero y la sede del barrio Arrayanes. Continuaron por el San Francisco y seguirán rodando los libros de manera constante.

Esos vecinos y vecinas ya cuentan con un material muy rico de diversos géneros como poesía, novelas, libros de cocina, policiales, biografías, historia, innovación entre tantos otros.

Eluney es la primera ganadora del concurso y todavía pueden seguir participando.

Concurso de fotografía

En el caso del Arrayanes decidieron sumar un concurso fotográfico. La consigna es que se saquen una fotografía con el libro elegido, apelando a la creatividad, la libertad y las ganas de sumarse a esta hermosa iniciativa.

Esas fotografías deben enviarlas por whatsApp al 154665718 hasta el 10 de junio, por lo que tienen tiempo suficiente para pensarlas, realizarlas y por qué no, ganarse un premio.

Los referentes de la Fundación Desde Abajo son Javier Jiménez y de Mediación Bariloche, Ingrid Kuster.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas