Cultura |

ES EL DÚO QUE INTEGRAN KAWELL FRAN E IVÁN PIOMBI

20/05/2020

Lobra lanzó su primer álbum

Lobra lanzó su primer álbum
Iván Piombi y Kawell Fran.
Por: Adrián Moyano

Aunque acústicos, son ocho temas electrizantes que combinan letras comprometidas con guitarras desbordantes. La dupla concibe al trabajo como el primero de su sociedad artística. Habrá que esperar para la presentación “oficial”.

El álbum de ocho temas abre con “Árbol dólar”, un enérgico manifiesto contra la sustitución de bosque y monte nativo por plantaciones industriales.

Esa realidad es incontrastable del otro lado de la cordillera pero asume importancia creciente también al este de las montañas. Las voces se suceden y apoyan sobre guitarras tan punzantes como incansables que no dan ni piden respiro. Un comienzo de alto vuelo para el primer registro que hace público Lobra.

Se trata del dúo que integran Iván Piombi y Kawell Fran (Francisco Lanfré), quienes subieron su material hace unos días a YouTube. Nada que ver con las cuarentenas: en realidad, la grabación se había hecho más de un año atrás y su socialización era asunto pendiente. “La verdad, estamos muy contentos”, confió el primero. “Con Fran nos conocemos hace bastante tiempo, cada vez que nos encontrábamos decíamos: che, nos tenemos que juntar a hacer algo”, introdujo.


Gráfica del álbum.

Las condiciones para la confluencia estaban dadas. “A los dos nos gustaba la música que el otro hacía, entonces en el verano del año pasado coincidimos en el festival de Culturica y quedamos de acuerdo en juntarnos informalmente, tomar unos mates, charlar y compartirnos música, canciones de ambos”. Y las cosas se dieron. “Un día fuimos al lago a tomar unos mates, tocar la guitarra y fue saliendo la oportunidad de compartir la música de cada uno”.

En ese primer encuentro “nos dimos cuenta que en las canciones que ambos tenemos hay reminiscencias de lo mismo: temáticas ligadas a la montaña, al sur, al bosque y a la libertad que todo ese contexto nos puede ofrecer”, continuó Piombi. “Musicalmente, también hay una cierta hermandad o una similitud en las cosas que hacemos. Así fue que decidimos darle para adelante y empezar a jugar, a ver qué salía con las canciones de ambos, metiendo dos voces, dos guitarras, arreglos y demás. Fue un poco así, salió de una mateada en el lago y llegó a lo que es Lobra hoy en día: este dúo y las canciones que estamos haciendo”, definió.

Fran coincidió con su compañero. “La historia fue por ahí. Siempre fueron encuentros paulatinos, nos veíamos salteado durante el año y cada uno en la suya, pero siempre con admiración de uno por el otro y con ganas de compartir”, subrayó. “Por suerte, un verano nos pusimos las pilas y empezamos a cantar juntos porque a Iván yo no lo había escuchado cantar más que en Crucero Galáctico, su proyecto anterior. Lo había escuchado con los demás y me sorprendió muchísimo lo que disfrutábamos cuando pudimos cantar a dúo”.

De disfrutar se trata

Es que conceptualmente, “de eso se trata: del disfrute”, añadió el joven Lanfré. Tanto es así que al disco lo grabamos prácticamente en una sola toma, en vivo en el estudio de Gaby (Pirato Mazza), los dos sentados como lo hacíamos en su casa o en la mía. Mirándonos, gesticulando, cantando… No hay muchas más tomas que las que están publicadas”. La lista se completa con “Brillos”; “Caminos del viento”; “Diagonal 73”; “Mawün”; “Semilla divina”; “Tiempo azul” y “Tiempo raíz”.

“Como dice Fran, el haber podido encontrarnos y fusionar de alguna forma las músicas de los dos, personalmente fue una gran puerta para poder jugar más, sacarle más el jugo a mi voz porque siempre me había gustado mucho hacer música instrumental”, confió Piombi. Por esa predilección, “a la voz la fui dejando de lado por inseguridades o por otras cosas que fueron surgiendo. De alguna forma, la había escondido y el haber encontrado este proyecto con Fran me dio la posibilidad de volver a conectarme con la voz y empezar a sacar ese potencial oculto”, definió.

En el marco de la sociedad artística, “pude verlo así: divertirnos y compartir la música desde ese lugar, creando, fusionando y dándonos fuerza mutuamente, logrando un gran complemento”, continuó Piombi. “Cuando grabamos, fue como estar ensayando en la casa o en la playa, disfrutando mucho, totalmente relajados. Eso ha sido muy lindo y fue un gran cambio en muchos aspectos”, compartió.

Lobra “es la palabra árbol al revés, como espejada porque así también nos vemos uno en el otro: espejados”, explicó Fran. “Seguimos sacando cosas del nombre que elegimos, de las circunstancias y de todo: tal vez sea ese árbol que hoy está haciendo pie en algún lado y lo que queremos es que eche raíces y siga creciendo, así que este es uno de esos pasos”, señaló. “Por ahí en un futuro seguimos haciendo nuestras canciones juntos, componemos juntos un poco más y quizá, fue un disparador para nutrirnos de energía y seguir creando”.

Quiere decir que el proyecto continuará. “Siempre que uno tiene una canción nueva se la muestra al otro para abrir esa puerta, así que creo que la cosa va a seguir y esta fue la herramienta que tuvimos en este momento: subirlo a YouTube. Si bien el disco está dando vueltas desde el año pasado por audios, porque en su momento lo regalábamos por WhatsApp a la gente que lo pedía y esa gente, se fue sumando a los recitales. Fue una forma de hacer las cosas en su momento. Cuando volvió Iván de Europa, todo tomó otra forma y decidimos sacarlo y continuar”, explicó el músico. Que el árbol se haga bosque.

Habrá videos

En efecto, “Lobra es árbol leído a través de un espejo y es como nos vemos reflejados en el otro, la reminiscencia que cada uno tiene del otro”, ratificó Iván Piombi. “Tiene significado por ese lado y sí, es un árbol que mantiene las raíces expandiéndose continuamente, tratando de afirmarlas para que las ramas justamente broten hacia el cielo infinito (sonrisas). También creo que el nombre tiene que ver con los conceptos que utilizamos en muchas canciones ligados al árbol: la semilla, la lluvia, los brillos del Sol, el tiempo que se enraíza, el árbol-dólar… Muchos términos que tenemos en nuestras canciones que aluden al concepto de árbol”.

El que está disponible desde el lunes es entonces un comienzo. “Comparto lo que Fran dijo y la idea es que esto se siga expandiendo, creo que es simplemente el primer paso para poder componer también en conjunto y sacar cosas entre los dos. Obviamente, el contexto no ayuda pero ya llegará el tiempo en que podamos aunar fuerzas, darle para adelante y seguir creando nuevo material”, auguró Piombi. De paso, anunció que “prontamente, acompañando a los audios, van a haber videos que todavía no están terminados pero están siendo editados. Falta un poquito pero habrá imágenes para acompañar lo que fue nuestra grabación en el estudio”.

Dadas las circunstancias, resulta obvio que habrá que esperar para la presentación en vivo. “Estaría bueno hacer un show a través de las redes pero no sé cuán fácil es salir en vivo juntos y que haya buena señal”, dudó el gran guitarrista. “Por lo menos en mi casa, no es muy buena y eso me limita un poco para un show largo. Es una incógnita porque los dos tenemos muchas ganas de tocar pero por mi lado, no sé si podríamos lograrlo. Capaz tenemos que esperar a que se normalice un poco. Igualmente vamos a ver cuán largo es este período, cómo se va desarrollando todo y cuánto hay que esperar para que la gente pueda volver a concentrarse en un lugar. Vamos a ver”, relativizó Piombi. La música en vivo siempre será insuperable. Podemos esperar.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas