Sociedad |

LUEGO DE LA PRIMERA ENTREGA

19/05/2020

Internos del Penal 3 continúan recibiendo alimentos para repartir a familias que los necesitan

Internos del Penal 3 continúan recibiendo alimentos para repartir a familias que los necesitan
Utilizaron el sistema de entrega directa a algunas familias.
Por: Susana Alegría / Fotos: Facundo Pardo

Hace algunos días un grupo de internos del Penal 3 inició una campaña para recolectar alimentos para ser distribuidos entre familias que los necesitan. Esta gesta de solidaridad fue gracias al apoyo y autorización del director de la institución, el oficial principal José Ibarra.

El policía Gustavo Anticura es quien se ofrece como nexo ante esta clase de iniciativas y fue precisamente él, junto al oficial Pedro Aedo, quienes entregaron los módulos en diferentes barrios.

Reunieron los mismos con dos sistemas, recibir en el mismo Penal el alimento no perecedero y por otro lado, pusieron a la venta muebles de madera y con ese dinero adquirieron lo indispensable.

Cristian Riffo, uno de los internos que participa activamente del sector de carpintería comentó a El Cordillerano que “pudimos armar 39 bolsas bien abundantes y compramos galletitas, harina, aceite, azúcar, arroz, leche, dulce y fideos”.

La idea surgió porque a pesar de estar detenidos cumpliendo sus condenas, los internos saben de la realidad que vive mucha gente “estamos en tiempos difíciles, hoy en día hay muchas personas que no tienen un plato de comida para sus hijos, por eso decidimos hacer algo”, detalló.

Como los internos no cuentan con autorización para salir, los dos policías realizaron el recorrido finalizando así la gesta que nació de los mismos reclusos. Anticura detalló “primero fuimos al Arrayanes y donde veíamos alguna casita muy humilde, empezábamos a entregar, seguimos por el Nahuel Hue I y II y en el 29 de Septiembre”, finalizaron en el San Francisco III.

En el Penal primero se habían abocado a la confección de barbijos y charlando surgió la propuesta de la recolección de alimentos.

Siguen recibiendo donaciones

Finalizada la primera entrega ha decidido continuar con la colecta, en este caso orientada a juntar verduras frescas y pollo, porque saben que hay muchas mujeres que preparan almuerzos o cenas para repartir entre las familias.

Aquellos que deseen sumar algo, pueden pasar por el Penal de 10 a 16 horas y entregarlo a nombre de Anticura o de quienes trabajan en la carpintería. El Penal está ubicado en la intersección de las calles Beschtedt y Chubut.

“Con esta campaña no pretendemos que la gente nos tenga en cuenta a nosotros, sino que sume pensando en los que van a recibir esa comida” aclaró Riffo.

Asimismo pueden ver ahí algunos muebles que ofrecen a la venta, cuyo dinero volverán a destinarlo a comprar más insumos. Otros más pequeños como tablas para asados o cucharas de madera, los canjean directamente por comida no perecedera.

Para finalizar Anticura quiso aclarar que “las fotografías las tomamos para que la gente que donó vea que las cosas llegaron, como devolución a la confianza que nos dieron con lo que aportaron”. La transparencia es básica cuando de solidaridad se trata.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas