16/04/2020

Una agente del Servicio Penitenciario dio positivo de coronavirus

Mariano Colombo
Una agente del Servicio Penitenciario dio positivo de coronavirus

Fuentes oficiales comunicaron que se realizó el aislamiento preventivo de dieciocho agentes del Servicio Penitenciario Provincial, a partir de la confirmación del contagio de una integrante del sistema. Además, fueron aisladas dos internas del Penal 3 que tuvieron contacto directo con la celadora. En paralelo sigue en marcha el proceso para disminuir la población carcelaria y es permanente el movimiento de internos que reciben el beneficio extraordinario de la prisión domiciliaria en el marco de la emergencia sanitaria.

En la jornada del martes se confirmó el resultado positivo de una agente del Servicio Penitenciario Provincial que desempeña funciones en el Penal 3 de Bariloche. Durante la mañana de ayer jueves El Cordillerano pudo confirmar a través de diversas fuentes lo ocurrido, aunque todas se manifestaron con especial cautela y pidieron prudencia a la hora de informar.

A primera hora de la tarde de ayer, un comunicado oficial emitido por el gobierno de Río Negro confirmó lo ocurrido y estableció cifras. Un total de dieciocho agentes del Servicio Penitenciario Provincial y dos internas alojadas en el Penal 3 de Bariloche, fueron aislados de manera preventiva al confirmarse el caso positivo de la mujer, aunque ninguno de ellos tiene síntomas del coronavirus.

Desde el Ministerio de Seguridad y Justicia de Río Negro se informó que se pusieron en práctica todos los protocolos vigentes a fin de resguardar la salud del resto del personal y de los internos e intentaron llevar tranquilidad a la comunidad, miembros del Servicio y sus familias, como así también a la población carcelaria y sus allegados.

Según se describió, el día 12 del corriente mes, la agente presentó dolencias, fue trasladada inmediatamente a un centro de salud en donde fue atendida e internada como caso sospechoso. Aunque no se describió en el comunicado oficial, la mujer había contraído el virus a partir de un contacto familiar con un miembro de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Tras la confirmación del resultado positivo el 14, se tomó la determinación de aislar a su pareja, también integrante del Servicio Penitenciario, aunque en su caso el resultado fue negativo.

Otros dos familiares directos de la pareja, quienes también forman parte de la institución, fueron aislados conforme lo prevé el protocolo a los contactos estrechos del caso sospechoso. En forma posterior siguiendo los protocolos sanitarios y las indicaciones de la autoridad de aplicación, se relevaron todas las personas que pudieron tener contacto estrecho con la misma, procediendo al aislamiento preventivo de ocho agentes penitenciarios y prolongando el aislamiento previamente concedido a su grupo familiar directo.

Asimismo y conforme las indicaciones que fueron instruidas por la Dirección General del Servicio, toda persona que presentaba algún tipo de síntoma y/o hubiera tenido contacto con el caso positivo, se encuentra relevada de incorporarse a la guardia. En esta situación se encuentran 8 personas más, que informaron a la superioridad vía telefónica, haber tenido contacto con el caso positivo.

Por este motivo, en la actualidad y extremando los cuidados, se encuentran en aislamiento preventivo 18 personas, pertenecientes a la institución, y en paralelo otras dos mujeres alojadas en el Penal de Bariloche fueron aisladas, “más allá de no haber mantenido contacto estrecho” con la celadora, según se informó.

Al mismo tiempo, se reveló que ninguna de las personas actualmente aisladas presenta síntomas compatibles de coronavirus.

Desde el Ministerio de Seguridad y Justicia se solicita a la comunidad y familiares de trabajadores e internos del Penal 3, mantener la calma e informarse solo a través de los canales oficiales a fin de no generar confusión ni pánico ante esta situación tan difícil que enfrenta nuestro país.

Por otro lado, actualmente se está coordinando la presencia de personal de salud para la realización de una historia epidemiológica de la situación a fin de obtener un abordaje integral al respecto.

La situación dentro del Penal

El Cordillerano pudo averiguar que en la actualidad la ex alcaidía barilochense aloja unos 124 internos y por su estructura edilicia no permite la separación o aislamiento de determinados grupos en riesgo, como sí ocurre en otros establecimientos carcelarios de la provincia, que fueron construidos y diseñados para funcionar como cárcel.

La cifra, además, está por encima de los 97 internos que fijó como máximo una sentencia del ex juez de Ejecución Penal, Juan Martín Arroyo. Sin embargo, el exceso de internos allí alojados no pudo ser subsanado con traslados a otras dependencias, por la irrupción de la emergencia sanitaria.

Algunas fuentes consultadas aseguraron que la cifra podría alcanzarse a partir de los egresos que se dan por estos días de manera extraordinaria.

Diversas fuentes consultadas confirmaron que es incesante el flujo de peticiones para obtener la concesión de prisión domiciliaria por parte de numerosos internos del Penal, como así también los dictámenes del fiscal Guillermo Lista y las resoluciones de la jueza de Ejecución Penal, Sandra Ragusa, quien en definitiva resuelve los pedidos extraordinarios que se establecieron en el Comité Especial para el abordaje del COVID-19 en contextos de encierro que creó la gobernación.

Según confió una fuente, ya son varios los reclusos que accedieron al beneficio y se encuentran atravesando la cuarentena en sus domicilios y está previsto que los egresos continúen en los próximos días.

¿Tensa calma?

Fuentes consultadas aseguraron que la situación dentro del Penal era de absoluta normalidad en relación al clima y la actitud de los detenidos, aunque en paralelo otras fuentes afirmaron que el nerviosismo reinaba y que de un momento a otro podrían desatarse reclamos violentos como los que ocurrieron en los días previos.

Al respecto vale mencionar que según los detalles aportados por la presentación de un hábeas corpus correctivo y colectivo que plantearon dos letrados ante la Justicia, se registraron episodios violentos en el Establecimiento de Ejecución Penal y Encausados N° 6 de Choele Choel, el N° 1 de la localidad de Viedma, el N° 2 de General Roca y el N° 3 de Bariloche, a partir de la intervención de agentes del Servicio Penitenciario que realizaron disparos hacia el interior de los pabellones y cuyas conductas están siendo investigadas en toda la provincia.

Te puede interesar
Ultimas noticias