Sociedad
09/04/2020

Una Semana Santa distinta, pero con la misma fe

Una Semana Santa distinta, pero con la misma fe

Estamos transitando la Semana Santa, conmemoración cristiana de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, que comenzó el domingo pasado denominado “De Ramos”. El padre Javier fue entrevistado por Antonio Zidar en el programa El Expreso Periodístico emitido al aire por la FM 93.7, El Cordillerano Radio. El padre se refirió a cómo será esta celebración atípica en medio del contexto de cuarentena por la pandemia de coronavirus.

En el mes de junio, el párroco cumplirá 20 años como sacerdote. Desempeña sus actividades en la zona de los kilómetros, desde el 4,5 donde está ubicada la Capilla Nuestra Señora de Las Nieves, pasando por Virgen Misionera, San Ignacio, Sagrada Familia y Lourdes en el km. 15.

Acerca del contexto que se está atravesando, señaló:“extraño mucho el contacto con la gente, saludar y sobre todo el abrazar, si bien se puede hacer mucho por teléfono y las redes sociales el encuentro personal es fundamental”.

Acerca de la celebración de este Jueves Santo, indicó: “recordamos la última cena de Jesús donde el mensaje que él nos dejó es justamente que hagamos memoria de su amor y de su entrega, para eso nos mostró un símbolo, se puso a lavarles los pies a los apóstoles. En la época de Jesús la gente se movía caminando, no había pavimento entonces los pies se llenaban de polvo y cuando llegaban a una casa, una manera de ofrecer hospitalidad era lavándoles los pies a las personas que ingresaban a casa hogar”.

Según relata el padre, en las familias pudientes esa tarea era relegada en los esclavos o servidores: “es el ejemplo que nos deja Jesús, que él se pone a los pies de cada uno de nosotros no solo para mostrarnos el amor que nos tiene y lo importante que somos para él, sino que además quiere que lo podamos imitar. Como sabe que esto no es fácil porque a todos nos gana un poco el egoísmo, nos gusta que nos sirvan en lugar de servir, nos dejó otro regalo más que es la Eucaristía, es decir en un pedazo de pan él nos brindó su presencia como el alimento que pueda fortalecer nuestro amor”. Con todo esto, agregó: “por eso dijo tomando un trozo de pan, compártanlo entre ustedes y háganlo en memoria mía, es decir que nos invita a alimentarnos con su amor y compartirlo con los demás”.

En aquella época, era difícil de entender la actitud de Jesús: “hoy lo nuestro es más folklórico pero la idea es que esto nos enseñe a descubrir que hay muchas formas de lavar los pies, un pequeño servicio, una sonrisa, saludar con buena cara, tratar de dar una mano si alguien nos pide ayuda o escuchar al que está solo”. Cuando se levante la cuarentena se puede ir a visitar a los enfermos, a los abuelos a los geriátricos por ejemplo.

“Esta oportunidad que nos deja el aislamiento también nos tiene que ayudar a lavar los pies a las personas que tenemos en casa, escucharnos, aprovechar este tiempo y no “escondernos en los medios de comunicación o las redes sociales”. Citó una frase “la caridad bien entendida empieza por casa, es allí donde tenemos que tratar de poner nuestro granito de arena”.

Una celebración atípica

No se recuerda una Semana Santa en la cual no se pudiera brindar la celebración de la Santa Misa: “por ahora la Comunión solo la podemos hacer de manera espiritual, esto significa pedirle a Jesús como cuando recibimos la hostia, ahora sin ese gesto poder también recibir a Jesús en nuestro corazón. Dios quiera que en algún momento podamos volver a reunirnos como Comunidad a seguir celebrando nuestra fe”.

Hoy, nueve de abril se celebra el Día del Sacerdocio, al referirse a esto el Padre Javier dijo “fue en la última cena donde Jesús cuando les entrega el pan a los apóstoles, los nombró sacerdotes para que ellos puedan también llevar ese pan a todos los fieles y creyentes”.

Zidar le transmitió la inquietud de que cada día, hay menos curas “creo que hay muchas razones, puede ser porque cada día hay menor participación de gente o que se conoce menos entonces es difícil que alguien siga este camino”.

Agregó “dentro de la comunidad cristiana se han diversificado muchos de los servicios y ministerios que antes solo hacía el sacerdote y ahora hay mucha otra gente que realiza esas actividades”. Citó los servicios de catequesis o en los colegios católicos, “supongo además que habría que reveer si la manera actual en la que estamos llevando el sacerdocio es la que necesita la sociedad de estos días o si tenemos que buscar otras maneras de hacerlo”.

Se refirió al Concilio del año pasado sobre el Amazonia “allí se plantearon otras vías de llegar al sacerdocio para incluir a más personas, se están abriendo nuevos caminos buscando que a nadie le falte la comunión”.

“Ultimamente lo que estamos viendo dentro de la sociedad es que la forma de estar más cerca con la comunidad es compartiendo actividades que no tiene que ser solo con la misa o la catequesis, sino cosas cotidianas”.

Retomando al tema de la Semana Santa en la actualidad dijo “creo que todo visto desde Dios tiene su lado positivo, eso nos ayuda a que cada uno de nosotros reconozcamos cómo podemos mostrar el amor de Jesús a los demás, contando o no con el apoyo del Estado”.

“Muchas de las cosas que hoy hace la Iglesia siguen siendo las que debería hacer el Estado, por ejemplo la capacitación de personas para que consigan un trabajo, la educación y el apoyo a familias y ancianos que tienen dificultades económicas”. Ayudas que surgen de la colaboración de integrantes de las comunidades de la iglesia.

“Estoy a favor de que cada uno pueda elegir la manera de dar o no culto a Dios, elegir cada camino y aunque estoy convencido que el que enseña la iglesia católica reconozco es para mí y para quienes la integramos , respetamos la libertad espiritual”.

Semana Santa

Este Viernes Santo a las 15 horas se realizará el rezo del Vía Crucis “es una frase latina que significa el Camino de la Cruz y recuerda desde que Jesús es condenado a muerte hasta que muere crucificado, también existe lo que se llama la celebración donde se lee el Evangelio y el gesto más importante es el adorar la Cruz”.

“No hay gesto más grande que dar la vida por los amigos y la Cruz es ese signo de Amor que nos dejó, uno de los gestos es besándola, lo que se hace en la capilla pero ahora será todo por Internet” detalló.

Otra de las actividades es cuando cae la tarde “la Vigilia Pascual, un momento de oración y allí tenemos varios signos, el más importante es la ceremonia del fuego y se enciende el Cirio Pascual, una vela que representa la luz que Jesús resucitado viene a traer a nuestros corazones”. Asimismo se leen las diversas lecturas y luego el símbolo el agua “es signo de la vida de la fe que comenzó a través del bautismo y terminamos compartiendo el pan y el vino”.

A partir del domingo se vuelve a las celebraciones habituales de las misas donde se recuerda la resurrección de Jesús.

Las comunidades

Al prestar servicio en distintas parroquias habló de las comunidades que integra “son muy distintas entre sí, incluso en una misma parroquia se marca diferencia según los días y horarios”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas