Actualidad |

EL CORONAVIRUS “ATACA” LA ACTIVIDAD TURÍSTICA

31/03/2020

El sector hotelero gastronómico en riesgo de un total colapso económico

El sector hotelero gastronómico en riesgo de un total colapso económico
Gran preocupación en el sector turístico.
Por: Juan Carlos Montiel

El actual momento económico, producto de la pandemia del coronavirus, afecta a las empresas del sector turístico. Cierre de hoteles y locales gastronómicos producen cero ingresos y por lo tanto a corto plazo las empresas no podrán cumplir con sus obligaciones. Dicho incumplimiento seguramente afectará los haberes de los empleados vinculados a comercios o empresas que hoy tienen sus puertas cerradas. El sector considera que es “imposible sostener alrededor de 500.000 puestos de trabajo”.

En efecto, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) solicitó al gobierno nacional medidas concretas de alivio dada la crítica situación del sector hotelero y gastronómico ante el impacto de la emergencia sanitaria a causa del COVID-19; el cual está dejando a miles de empresas en todo el país al borde de un estado terminal.

Desde el rubro se asegura que los hoteles y establecimientos gastronómicos se encuentran cerrados en todo el país, atravesando una situación crítica que les hace imposible sostener los más de 500.000 puestos de trabajo, repartidos en más de 50.000 empresas pymes, sin que se pueda vislumbrar un futuro alentador en el corto plazo.

Aseguran que “no hay actividad en la calle y cientos de negocios van a enfrentar un problema de liquidez, lo que obligará a muchos de ellos a cerrar.

Los ingresos se han reducido a cero, en pocos días, esos cientos de hoteles, cabañas, hosterías, bares y restaurantes deberán cumplir con el pago de salarios y vencimientos de impuestos y servicios, y no lo van a poder afrontar”.

Ante la emergencia se ha solicitado al gobierno el acceso a créditos cero, que permita hacer frente a compromisos de pago y contar con un sistema de acceso al Programa de Recuperación Productiva (REPRO), expeditivo, automático que permita al sector el pago de salarios. Asimismo piden que se los excluya del pago del impuesto a los débitos y créditos bancarios y contar con la prórroga de vencimientos del pago de servicios públicos.

Diego Piquín, director ejecutivo del Emprotur, aseguró a la revista Mensajero que “es una situación por demás anómala, en la que una pandemia congeló por tiempo indeterminado el turismo en el país, Bariloche es uno de los tantos destinos argentinos afectados por la ausencia de visitantes en sus calles, sus playas y sus paisajes”.

Consultado sobre las repercusiones que pueden existir ante un “cierre” total de la actividad turística dijo que “hay mucha incertidumbre porque no se sabe ni cómo ni cuándo va a terminar todo esto, ni siquiera qué va a pasar dentro de una semana. Y existe una gran preocupación por el lado de la salud, pero también hay que ser consciente de que esto trae un impacto económico muy fuerte, porque Bariloche está formada por una gran cantidad de pymes y los empresarios tienen la necesidad de seguir pagando los salarios”.

Por último explicó el modo de reactivar la actividad al decir: “vamos a salir a gritar ‘Bariloche’ al mundo, con las diferentes maneras que tengamos. La realidad es que apenas esto termine, habrá que tratar de que la rueda empiece a girar lo más rápido posible y salir a promocionar el destino al mercado que se pueda, para que el turismo vuelva a funcionar como estaba funcionando”.

Por su parte la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT) reclamó al gobierno medidas económicas para evitar el “cierre definitivo” de establecimientos y la pérdida de 15.000 puestos de trabajo, como consecuencia de la emergencia sanitaria producto del coronavirus.

El presidente de la entidad, Roberto Amengual, advirtió que “ya hay más de 200 hoteles cerrados y que, por lo tanto, no perciben ingresos. Estamos sin generación de flujo de caja que nos permita hacer frente a compromisos de todo tipo, siendo el más importante los sueldos de nuestro personal”.

Amengual puntualizó que una de las medidas válidas para el sector puede ser el otorgamiento de créditos “siempre que las condiciones sean viables”, para una “lenta recuperación a futuro”. Asimismo señaló que “el Programa de Recuperación Productiva solo tendrá utilidad en caso de que sea implementable en establecimientos con 70 empleados o más”.

Para finalizar el empresario indicó que “los flujos de caja de cualquier negocio no pueden subsistir más de tres semanas sin ingresos, la hotelería ya soportó dos y representa el cuarto generador de divisas del país”. Las medidas reclamadas servirán para sostener las fuentes de empleo ya que la Asociación representa a hoteles de 4 y 5 estrellas de la Argentina.

Por su parte dentro de las actuales graves dificultades el gremio gastronómico de Bariloche solicitó en sendos comunicados que la ANSES incluya a los temporarios en el bono de 10 mil pesos, ya que es una franja de trabajadores que representa “un gris” en el decreto presidencial, porque no son informales, pero tampoco se encuentran en relación de dependencia actualmente y solo cuentan con “reserva de puesto” para la próxima temporada.

Asimismo solicitaron que los empresarios cumplan con el formulario 931 de AFIP con la finalidad de que los empleados pueden ser incluidos en los planes REPRO, ante la actual emergencia económica que reina en todo el país por la presencia del COVID-19.

Para finalizar los gremialistas del sector explican que “todos sabemos que usualmente el tiempo comprendido entre abril, mayo y junio, es un lapso de baja temporada, por esa razón, entendemos que hay que tomar medidas de fondo para afrontar la temporada invernal y el consecuente futuro, con las mejores expectativas”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas