Deportes |

DURO MOMENTO

22/03/2020

Los clubes de Bariloche contra las cuerdas

Los clubes de Bariloche contra las cuerdas
Los gastos fijos y la suspensión de actividades generan preocupación.
Por: David Argel

Actualmente ningún club tiene actividades deportivas. Los chicos reciben ejercicios con modalidad online. El factor económico es una de las mayores preocupaciones a futuro. La palabra de dos de los clubes más importantes de la ciudad.

No son tiempos fáciles en Argentina y en el mundo. La pandemia del COVID-19 crece día a día y el aislamiento social es la principal arma para poder disminuir la cantidad de contagiados. Desde el lunes pasado la mayoría de las personas han decidido quedarse en su casa para evitar la circulación.

Quienes pasan tiempo en los clubes realizando actividad física, y adoptan en algunos casos a la institución como segundo hogar, extrañan poder estar haciendo deporte. El Cordillerano dialogó con los presidentes de Estudiantes Unidos y Pehuenes, quienes cuentan cómo llevan las entidades la cuarentena, esperando poder volver a la normalidad pronto.

Tanto Estudiantes como Pehuenes han suspendido las actividades al 100%. Desde que la información en conjunto con el virus avanzaba, y las medidas crecieron en restricciones, estas entidades, al igual que todas las deportivas de la ciudad, comenzaron a cerrar sus instalaciones. Las medidas adoptadas por la Municipalidad de San Carlos de Bariloche fueron respetadas por los clubes de manera estricta. En tiempos difíciles dos de las instituciones más grandes de la ciudad y que más actividades y chicos nuclea decidieron dar el ejemplo y ordenar a las familias y a los deportistas que se queden en su casa.


El club de los kilómetros tiene unos cincuenta empleados.

No es fácil estar encerrado por dos semanas, sobre todo para aquellos que viven realizando actividad física durante la semana, y encuentran en ella algo más que un hobby. Diego Tyslak, presidente de Pehuenes, indicó que “los profesores están mandando ejercicios de manera online para los chicos. Queremos que realicen actividad en su casa. Realizamos desafíos y tratamos de incentivarlos para amenizar el momento que es difícil.

Siempre respetando la consigna de quedarse en casa”. Son varios los videos de los profesores mostrando los ejercicios para que los alumnos puedan seguir en movimiento y poder pasar de una mejor manera la cuarentena.

Más allá de estar en contacto con los deportistas, los clubes también entienden que, como toda actividad, las instituciones perderán desde lo económico. “Se nos hace difícil porque nuestro gimnasio genera ingresos por el alquiler, además de las veces que jugamos de local en el torneo de LiFuBa, donde generamos ingresos con las entradas y el buffet” afirmó Omar Herrera, presidente de Estudiantes Unidos. Según el dirigente “el gasto fijo del club es mucho. Por eso a veces hay que pensar en la economía del club como si fuese una empresa. Tenemos una administración prolija en ese sentido” agregó.

En el caso de Estudiantes Unidos, el club debió suspender uno de sus principales eventos en el año, la Bariloche Cup. “Recibimos un llamado desde Provincia y luego de la Municipalidad para suspender el torneo” indicó Herrera. El certamen internacional de fútbol infantil se desarrollará en el mes de noviembre. Será un mes después de la Copa Amistad, otro torneo infantil de menor envergadura. “Quizás algún equipo no pueda venir en noviembre. De todas maneras hay una lista de espera bastante grande. Vamos a tener que hacer un esfuerzo porque hay poco tiempo de un torneo a otro” sostuvo.

Desde Pehuenes esperan que el impacto económico luego de la cuarentena no sea tan grande. "Pagamos los sueldos con lo que nos entra de los socios", acotó Tylak., quien además indicó que la mayoría de los ingresos del club son de la cuota de los socios. Si bien el dirigente sabe que la preocupación hoy en día pasa por otro lado, desde el club esperan que los socios no disminuyan. “Depende de la economía, en caso de no tener ingresos puede haber una merma en la cantidad” afirmó. Aunque entienden que no debería haber problemas en ese sentido. Pehuenes tiene alrededor de 50 empleados y actualmente el club está con una guardia mínima. Al igual que Estudiantes, una de las únicas tareas que se hace tiene que ver con el regado del césped de la cancha principal.

Ambos dirigentes entienden que son parte fundamental de la sociedad y que en base a eso debieron tomar las decisiones de manera anticipada. “Nos sentimos parte de la comunidad barilochense, no solo deportiva. Por eso cumplimos las normas” se refirió Tyslak. Su par, Herrera, comentó que “nosotros somos encargados de manejar una comunidad, que es la de Estudiantes. Nos estamos manejando con el Ministerio de Educación y Protección Civil” afirmó y por último agregó “tampoco queremos sembrar paranoia”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas