Actualidad
16/02/2020

La Secretaría de Turismo se corre del conflicto entre hoteleros por el precio de las habitaciones

La Secretaría de Turismo se corre del conflicto entre hoteleros por el precio de las habitaciones
Este verano los hoteles estudiantiles abrieron para el público individual.
Por: Diego Llorente

El Cordillerano dialogó con el secretario de Turismo, acerca de la interna generada entre los hoteleros de turismo estudiantil y los individuales. Estos últimos reclamaron los bajos precios que ofrecen al público final, una vez que los jóvenes estudiantes se fueron de la ciudad. El gobierno celebra que haya más oferta y a mejor precio.

En el inicio de esta temporada de verano que está en pleno desarrollo, una vez que finalizó el periodo en que llega el turismo estudiantil a Bariloche, los hoteles de ese segmento abrieron para el público individual y no cerraron como de costumbre.

Sin embargo, la polémica se disparó cuando gran parte del resto de los hoteleros que trabajan todo el año con turismo individual, se percataron que los alojamientos de turismo estudiantil ofrecen habitaciones a precios muy por debajo de los suyos. Algunos dijeron que incluso, cobran menos de la mitad del promedio.

Esta situación generó el enojo y la indignación de empresarios del sector, que lejos de quedarse callados, comunicaron su malestar a las autoridades municipales.

Martín Lago, representante de la Comisión Directiva de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Bariloche, expuso en declaraciones a un programa de TV, que han visto que los hoteles estudiantiles tienen una oferta de alojamiento regular, “pero con tarifas que tal vez generan distorsiones para el resto de la hotelería, que está abierto todo el año para el público individual o familiar”.

Consideró además, que “esos valores están muy alejados del resto de la media de la plaza” y ejemplificó diciendo que si el promedio de los hoteleros “vende a 10 pesos, ellos (los estudiantiles) venden a 3 o 4 pesos” y añadió: “lo que el resto del destino cuestiona es, si es necesario operar con un piso tarifario tan bajo”.

En otro pasaje de su declaración, Lago opinó que “un valor tan bajo pareciera que no llega ni a cubrir los costos” operativos de cada establecimiento. Y aseguró que esta situación “empuja a toda la plaza a bajar todos los valores y le hace perder rentabilidad a la mayoría de los negocios”.

Además, señaló que en una ciudad como ésta, donde la mayoría son hoteles familiares con un promedio de 60 habitaciones, la baja rentabilidad, “implica una baja en la calidad de vida” de esas empresas familiares.

A raíz de esto, es que El Cordillerano consultó acerca de esta problemática al secretario de Turismo de la Comuna, Gastón Burlon, quien reconoció el conflicto.

“Sí, nos ha llamado un segmento de los hoteleros para decirnos esto y que no estaban conformes con la tarifa que estaban cobrando los hoteles estudiantiles para el público final”, explicó.

Y agregó: “La realidad es que la Secretaría de Turismo no mide ni regula tarifas. Entonces, yo como secretario, no puedo llamar a nadie para decirle que suban los precios porque son baratos o bajen las tarifas porque están muy caras”.

El funcionario aclaró que “esto es un libre mercado y cada uno de los empresarios, de acuerdo a sus costos, fija las tarifas al precio que considera”. Recordó que por normativa, cada hotel tiene que informar a la Secretaría de Turismo, “como lo hacen todos los hoteles, porque así deben de hacerlo para poder controlar que se cobre lo que informaron”.

“Pero no tenemos la potestad para decirles que suban o bajen sus precios”, reiteró Burlon quien se mostró molesto por esta situación.

“Si me pongo a pensar como destino, creo que nos conviene que haya más oferta de camas, con buenos precios, porque eso convoca gente. Así que la verdad, no podemos hacer nada en ese sentido”, concluyó.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas