Actualidad
13/02/2020

Parques decidió cerrar la entrada al sendero de la cascada Ñivinco

Parques decidió cerrar la entrada al sendero de la cascada Ñivinco
Así está el ingreso a la cascada.
Por: Diego Llorente

Debido a los intentos infructuosos a través de cartelería para que los visitantes no accedan al sector, autoridades del Parque Nacional Nahuel Huapi decidieron cercar el acceso y bloquear con troncos los ingresos vehiculares. A pesar de ello, se observó gran cantidad de personas que ingresaron sorteando la prohibición.

A principios de noviembre pasado, las autoridades del Parque Nacional Nahuel Huapi en conjunto con la provincia de Neuquén, habían decidido restringir preventivamente el acceso y el tránsito en diez sectores, entre lagos y senderos, de los casi 110 kilómetros que unen San Martín de los Andes con Villa la Angostura.

La medida se adoptó para prevenir la exposición de residentes y turistas a cientos de roedores que están apareciendo muertos como parte del fenómeno natural conocido como “la ratada”.

Entre los roedores, cuya población aumentó en el último tiempo por la floración de la caña colihue, hay ratones colilargos, que pueden transmitir hantavirus. Por eso, las medidas de prevención.

A pesar de ello y de la cartelería que indicaba la prohibición del paso, muchas personas decidían sortear esos obstáculos y llegar hasta el lugar. Incluso las cintas de peligro fueron arrancadas.

A raíz de esto, personal del Parque Nacional Nahuel Huapi instaló un cerco metálico bloqueando por completo el acceso peatonal al sendero que se dirige a la cascada Ñivinco. En el sector que funciona como estacionamiento, se apilaron grandes rollizos para bloquear el acceso vehicular.

Más allá de todo este esfuerzo, se pudieron observar numerosos vehículos estacionados al costado de la Ruta de los Siete Lagos y a visitantes ingresando por otros sectores que también llevan al sendero prohibido.

El cartel de advertencia hace referencia al “riesgo sanitario” y a la “presencia de roedores por floración masiva de la caña colihue”.

La cascada Ñivinco se encuentra en la mitad del trayecto entre San Martín de los Andes y Villa la Angostura, y se accede a través de una caminata de 45 minutos. El sendero tiene una extensión de aproximadamente cuatro kilómetros y ofrece como recompensa, entre sus grandes atractivos, un pozón de aguas cristalinas de poca profundidad donde es posible refrescarse.

Al llegar al final del sendero, se extiende una pequeña playa de piedras de colores varios y, enfrente, el primero de los quiebres abruptos del terreno, que deja caer una cortina de agua de alrededor de 10 metros de alto y 40 de ancho. La playa tiene alrededor de 70 metros de ancho y unos 200 de largo.
(Fuente propia y La Angostura Digital)

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas