Cultura |

EL ACTOR BARILOCHENSE TOCÓ EL CIELO CON LAS MANOS

05/02/2020

Juan Lautaro Veneziale actuó en Alemania

 Juan Lautaro Veneziale actuó en Alemania
El barilochense en Funeral para la idea de un hombre.
Por: Adrián Moyano

Fue el domingo último, en el Festival de Teatro Iberoamericano de Heidelberg, como parte del elenco de “Funeral para la idea de un hombre”. El público saludó la actuación del staff, integrado además por artistas ecuatorianos y mexicanos.

Juan Lautaro Veneziale tocó el cielo con las manos. Fue el domingo último, en ¡Adelante! - Festival de Teatro Iberoamericano 2020, que se desarrolló en Heidelberg (Alemania). El barilochense –primer graduado en Arte Dramático de la UNRN- arribó al acontecimiento alemán con “Funeral para la idea de un hombre”, la obra de creación colectiva que pergeñó unos pocos años atrás con un elenco latinoamericano. “Estoy demasiado contento, demasiado orgulloso”, le dijo entre otras cosas, a El Cordillerano.

El camino que condujo hacia la ribera del Neckar demandó cuatro años. “A finales de 2016, Alejandra Juárez Aguilar (México), Alejandro Pérez Caicedo (Ecuador), Luis Miguel Cajiao (Ecuador) y yo, decidimos hacer un montaje, trabajar juntos y conectar las especialidades de cada uno a partir del trabajo con el cuerpo”, historió el actor. “En 2017 contratamos un director (Javier Díaz Dalannais) y estuvimos tres meses montando, de lunes a viernes, cinco horas por día, sin el apoyo de nadie. Invertimos tiempo y dinero para jugarnos y ver qué pasaba”.


Veneziale en el Monumento al Holocausto, en Berlín.

Los resultados están a la vista. “Estrenamos, nos fue muy bien en la temporada independiente y logramos a finales de 2017 entrar al Festival Internacional de Artes Vivas de Loja, en Ecuador, donde participan grupos muy reconocidos. Allí nos vio Carla Estefan, que hoy en día es la productora brasileña de la obra (Metropolitana Gestão Cultural). Le gustó mucho y en la ronda de negocios, le dimos el material y en 2018 nos contrató para ir al Festival (Iberoamericano de Artes Escénicas) Mirada, en (Santos) Brasil, una experiencia maravillosa. Ahí nos vio una profesional alemana, a la que también le gustó mucho la obra y a lo largo de 2019, se terminó gestionando para que pudiéramos estar en el Festival ¡Adelante! de Heidelberg”.

En el cónclave germano “se presentan obras de Latinoamérica: Brasil, Colombia, Venezuela, Argentina, México, Ecuador… Nosotros estamos representando a Ecuador, México y Argentina, porque es una coproducción”, recordó Veneziale. “Es un espacio muy interesante que nos recibió muy bien. Fueron muchos meses de preproducción por parte del equipo, dos de los artistas estaban viviendo en México y dos en Ecuador, así que antes de venir para acá estuvimos ensayando mucho de manera personal. Nos encontramos una semana antes en Berlín, donde tuvimos el apoyo de artistas independientes que nos cobijaron y pudimos ensayar, después de haber estado un año sin hacer la obra”.

Nuevas experiencias

Para el actor oriundo de esta ciudad, “fue muy lindo remontarla porque en ese año, todos vivimos experiencias diferentes, por ejemplo, Alejandra fue mamá. Yo también tuve experiencias personales muy intensas, así que fue reencontrarse con la obra un poco más crecidos y nutriéndola con nuestras nuevas experiencias. La obra lo permite porque los personajes somos nosotros en escena. Yo soy Juan abajo y arriba del escenario”, remarcó.

En la función del domingo, “la verdad, nos fue muy, muy, muy bien... Fue una excelente función, increíble. El teatro estaba a sala llena con público alemán, gente de España y latinoamericana. Nos subtitularon el texto: en la parte de arriba del escenario, como en las películas, estaba el texto en alemán porque nosotros lo dijimos en español. La verdad, estábamos nerviosos en la previa a entrar porque es y fue una ocasión muy especial. Por lo pronto, estoy cumpliendo una meta laboral muy importante y podría decirse que un sueño profesional: viajar con mi trabajo y mucho más en Europa”.

Es que además se dio una coincidencia. “Los textos los escribimos nosotros como creación colectiva y justo en el mío, hago referencia a la cultura alemana, porque mi hermana estuvo viviendo acá un año y la vine a visitar en 2014. Me había quedado información y en esta obra, vomité al respecto en el texto dramático y en el aspecto creativo. Fue fuerte venir a decirlo acá. En Alemania la gente aplaude mucho tiempo, terminamos y la gente nos estuvo aplaudiendo cinco minutos. Fue increíble, nunca había vivenciado algo así. ¡Cinco minutos de aplausos es un montón!”, resaltó Veneziale.

La recepción fue inmejorable. “Estábamos nerviosos pero a la hora de entrar, los nervios se canalizaron y fuimos más que profesionales, salió una función muy vívida. El público fue muy receptivo y es interesante porque después tuvimos una entrevista. Terminamos, tuvimos 10 minutos libres y después dialogamos con el público, eso también le gusta mucho a la cultura alemana. Preguntaban sobre los textos, siempre con una traductora, así que hubo un pequeño foro al final. El público estaba increíblemente feliz y fue muy loco, porque los textos trascendieron fronteras, idiomas y culturas”.

Como para volver a creer en la universalidad. “Los escribimos nosotros exorcizando nuestros demonios interiores, inspirados por otras cosas pero salieron de nuestras vísceras, de nuestra pasión y de nuestros dolores. Se ve que llegó a cierta universalidad porque el público comentaba que lo que habían visto y leído, los acercaba mucho a sus sentimientos y cultura. Todos somos humanos, acá, en la China o donde sea”, proclamó el todavía joven actor, aún desde Alemania. Que no se extinga ese entusiasmo.

Felicidad y orgullo

“Como hacemos un planteo político sobre el amor y sobre el sistema autodestructivo que tenemos, se ve que pudimos trascender los límites de la cultura. Fue interesante porque tenemos una crítica al sistema, al machismo, a la alienación… Trabajamos el tema de la migración pero sin victimizarnos, hacemos reflexionar al público, invitándolo a acompañarnos en nuestra propuesta y en cambiar. La obra es fuerte, dolorosa y pasional pero bosquejamos cierta esperanza y eso también se percibió porque el público nos agradeció muchísimo”, sintetizó Juan Lautaro Veneziale.

En “Funeral para la idea de un hombre”, el staff latinoamericano plantea “la autodestrucción del ser humano y de los sistemas para crear algo nuevo, como el fénix, y renacer de sus cenizas. Ahora estoy engripadísimo por el stress pero la verdad, estoy demasiado feliz y demasiado orgulloso, porque a esto lo construimos nosotros y está funcionando. El material entra a los festivales porque está bueno y eso es súper importante para nosotros, gente que apuesta al teatro independiente. Somos gladiadores o guerreros del arte”, se ufanó el artista. En julio estará en Bariloche para dar a conocer otros proyectos.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas