Política |

CONOCIENDO A LOS CONCEJALES

05/02/2020

Sánchez: “Tenemos muchos puntos en común con el resto de los partidos”

Sánchez: “Tenemos muchos puntos en común con el resto de los partidos”
Carlos Sánchez, concejal del oficialismo.
Por: Diego Llorente / Foto: Facundo Pardo

El concejal municipal de Juntos Somos Río Negro, Carlos Sánchez, dialogó con El Cordillerano. Dijo que todos los partidos que conforman el cuerpo legislativo quieren lo mismo para la ciudad y que será fácil lograr acuerdos. Trazó los objetivos de su segundo mandato y de su experiencia en el equipo del intendente Gustavo Gennuso.

Carlos Sánchez nació el 9 de julio de 1975 en Buenos Aires. Llegó a Bariloche junto a su familia a los 5 años. Más allá de algunos cortos períodos en la zona de El Mallín y en el centro de la ciudad, toda su infancia transcurrió en el campo de Lera, en la costa del río Ñireco.

Los estudios primarios los cursó en la Escuela 16 y el secundario en el Colegio Dante Alighieri, culminando como perito mercantil con orientación en informática.

Forma parte de la comisión directiva del Deportivo Cruz del Sur, espacio que lo llevó a ocupar un lugar en el comité directivo de la Liga de Fútbol de Bariloche. Tuvo un tiempo de trabajo en la administración del ente ejecutor del programa Argentina Trabaja de la CEB.

La experiencia en la administración pública la inició en el año 2011, cuando acompañó al actual intendente en el Instituto Municipal de Tierras y Viviendas y continuó en la Defensoría del Pueblo. En 2015 se lo convocó para integrar la gestión de Gennuso, desde la Subsecretaría de Coordinación General de la Jefatura de Gabinete, para después estar en la Secretaría de Desarrollo Humano, Cultura y Deportes. Asumió como concejal de Juntos Somos Bariloche en abril de 2018 tras la renuncia de Andrés Martínez Infante y en las elecciones municipales de septiembre pasado renovó su banca.

El Cordillerano: ¿Cómo arrancó su segunda gestión en el Deliberante?

Carlos Sánchez: Arranqué con mucha responsabilidad, con el rol de ser presidente de bloque, que es muy diferente al que tenía en la gestión anterior. Sobre todo porque en aquel entonces solo me tocó terminar un mandato de un concejal que había renunciado. Este es un mandato donde entro por el voto de los vecinos directamente y esta presidencia cambia el rol, tengo que ser el nexo entre el Ejecutivo y el Concejo y articulando con el resto de los concejales de otros partidos. Es una experiencia nueva y mayor para mí. El cambio es importante, no lo veo como una simple continuación de un concejal que repite.

E.C.: La oposición insiste en que ahora que Juntos tiene menos concejales tendrán que dialogar más. ¿Lo ven así ustedes?

C.S.: No. Creo que se ha dialogado mucho en la gestión anterior. Más allá que teníamos mayoría, también teníamos nuestras discusiones internas, más allá de consensuar con el resto de los bloques. No va a ser tan fácil seguramente, porque la discusión excederá lo interno. Entendemos también que la experiencia de la gestión anterior nos hizo cambiar la mirada en relación a las diferentes comisiones, tanto las internas como las externas. Dimos mucha intervención al resto de los bloques, eso está demostrado desde el primer día para que haya más participación sin quedar nosotros fuera de ninguna comisión.

E.C.: Más allá de las interpretaciones, este Concejo tiene más partidos en su conformación. ¿Cómo lo visualiza de cara al futuro?

C.S.: Eso es notorio y es la gran diferencia con la gestión anterior. El análisis que hacemos es que más allá que haya diferentes partidos, no son muy distintas las miradas a las que tenemos nosotros. Hay muchos puntos en común con el resto de los partidos y eso significa que llegaremos a muchos consensos, porque todos queremos lo mismo para la ciudad. No va a ser difícil conseguir acuerdos.

E.C.: ¿Cuáles son sus principales preocupaciones o proyectos para su gestión personal?

C.S.: Nosotros tenemos varios puntos que pueden verse como deudas de lo que fue el proceso anterior y que hay que hacer hincapié. Tienen que ver con facilitarte las cosas a los vecinos en lo que hace a las habilitaciones comerciales, las cuestiones edilicias, la tenencia legal de la tierra, trabajos que se han ido abordando hasta desordenadamente y por eso volvemos a encarar lo que quedó pendiente. Sobre todo lo que hace a la cuestión dominial de los terrenos, que no solo da orden, sino que les da la posibilidad de poder acceder a los servicios de los vecinos. Cuestiones históricas como el Vertedero, donde ya tenemos el proyecto de la conversión de los residuos en energía. Y muchos otros trabajos con miradas desde lo ambiental, que es transversal y es algo a tener en cuenta siempre.

E.C.: Incluso el intendente dijo que será uno de sus principales ejes para este mandato…

C.S.: Exactamente, de eso hablamos. Más allá de generar espacios para que la gente tenga su tierra y vivienda, hay que hacer un trabajo muy fino como el que se hizo con el Plan del Oeste, para determinar qué se puede habitar y qué no, qué actividades comerciales pueden desarrollarse en cada espacio y por ese camino vamos.

E.C.: ¿Los vecinos tienen mayor demanda con los concejales del oficialismo?

C.S.: Siempre. Lógicamente nosotros tenemos la apertura de recibir a todo el mundo y muchas veces al vecino le cuesta entender cuál es nuestro rol también. Por ahí nos buscan por temas que no son directamente injerencia nuestra, pero hacemos el nexo con los secretarios de las áreas y vamos resolviendo, porque también es nuestra obligación generar un diálogo con todos y dar una respuesta. Más allá que a veces no es la respuesta que el vecino espera, pero lo importante es atenderlos, saber cuál es la problemática y hacer la gestión correspondiente.

E.C.: ¿Cuál cree que es la mayor demanda de la gente en Bariloche?

C.S.: En el contexto actual, hay muchas demandas de trabajo. No somos ajenos a la situación nacional, más allá que en temporada hay más gente con ocupación temporaria. Pero durante todo el año nos expresa la necesidad de solucionar la cuestión laboral. También hay mucha demanda sobre la tenencia de la tierra, ahí nosotros vamos viendo a través del Instituto de Tierra y Vivienda, cuáles son los sectores de la ciudad que quedaron más postergados en la cuestión de actualizar la situación dominial, qué se puede y no hacer, qué tiene que ver con el Estado y cuáles son sobre privados, por lo que a veces hay que hacer de nexo. Y después nos buscan por cuestiones de servicios, valores de tasas, la recolección de residuos y demás temas que van llegando al Concejo. También está la parte más tranquila, que es el pedido de declaraciones de eventos culturales o deportivos y nosotros analizamos qué es de interés para la ciudad y hasta dónde se los puede acompañar.

E.C.: ¿Se siente más cómodo en el Ejecutivo o en el Legislativo?

C.S.: Hoy este es mi lugar, el que elegí y para el cual me dieron la posibilidad de ocupar. Lo hago con mucha gratitud, por el espacio político que me dio la confianza. En el Ejecutivo me sentí muy cómodo y es por eso que me cuesta mucho desligarme de cuestiones vinculadas al Ejecutivo, pero me sirvió de mucho conocer las diferentes áreas y saber qué puertas tocar o con quién dialogar, no solo en el municipio, sino también en la provincia. Eso es muy útil para darles soluciones o respuestas a los vecinos. Estoy muy cómodo ahora y no tengo problema en ser un nexo con el Ejecutivo, que también es muy necesario.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas