Sociedad
22/01/2020

Vecinos de Los Coihues piden que quienes utilizan esa zona para el disfrute la cuiden mucho más

Vecinos de Los Coihues piden que quienes utilizan esa zona para el disfrute la cuiden mucho más
Por: Susana Alegría/ Fotos: Tonny Romano

Los vecinos del barrio Villa Los Coihues vienen desde hace mucho tiempo, trabajando de manera articulada con distintas instituciones públicas en pos del cuidado del lago, el arroyo, las costas y la zona conocida como “La Pampita”.

Se están haciendo cosas pero no están desarrollándose al mismo ritmo del crecimiento explosivo en el uso del lugar, por lo que sienten que no es suficiente aún.

Desde 2009 que se conformó una comisión y mensualmente trata temas relacionados a la seguridad; en el mes de noviembre se habló sobre el uso público de los espacios de disfrute. Participan de dichas reuniones la Policía, el Ejército, SPLIF y la Municipalidad a través de Protección Civil y la Delegación. Cabe aclarar que Villa Los Coihues correspondía a Delegación Cerro Otto, pero desde diciembre de 2019 pasó a la de Catedral.

De manera permanente se coordinan acciones conjuntas, pero algunas situaciones muestran que aún se corre detrás de los problemas, por ejemplo cuando se dan casos de corte de vegetación, fuego en sitios prohibidos, ruidos molestos (aún en horarios nocturnos), contaminación con residuos y, tránsito conflictivo.

Laura Ranquehue, en representación de su comunidad, y Mauro Cesetti Roscini y María Emilia Gennaro por la junta vecinal, hicieron pública la preocupación de muchos vecinos, apuntando básicamente a fortalecer más aún las políticas de regulación y control y a una toma de conciencia y un uso cuidadoso de parte de los que visitan el lugar (vecinos de Bariloche y turistas).

Una de las zonas que mayores dolores de cabezas les acarrea es “La Pampita”, y que abarca el predio que va desde la costa del arroyo Gutiérrez hasta la Ruta Nº 82 y a lo largo del río, desde el puente de acceso al barrio hasta Virgen de las Nieves. Allí está totalmente prohibido hacer fuego o acampar, solo se permite el uso diurno, pero sin fuego.

“La zona es jurisdicción de la comisaría 27 pero siendo que el Ejército tiene responsabilidad de custodia sobre tierras en el centro del ejido de Bariloche, la Policía Federal debería intervenir. Por eso desde la junta les presentamos una nota fundamentando nuestro pedido para que realicen controles diarios de 10 a 13 y de 19 a cero horas, para que cesen los acampes, ruidos molestos y fogones, en definitiva para que se cumplan las normas de convivencia que rigen en el lugar”, explicaron.

“Los vecinos estamos atentos a nuestro lugar y llamamos al 103 por cada situación de riesgo pero pedimos que aumente el ejercicio del poder territorial de las autoridades involucradas”, sostuvieron.

Es sabido que esa franja es muy utilizada por los barilochenses durante el verano puesto que es uno de los pocos escenarios naturales de disfrute a los que se accede desde muchos barrios, con tan solo tomar un micro, se llega a un entorno natural y maravilloso. Hay familias que no tienen otras opciones.

Parte del problema reside en que algunos visitantes no toman en cuenta una serie de requisitos básicos y elementales de cuidado del lugar. Uno de ellos y quizás el más importante, es la total prohibición de hacer fuego, por el alto riesgo de propagación de las llamas. Sin embargo, no solo se omite esta orden sino que es muy común que ni siquiera se aseguren de apagarlo antes de retirarse.

Otro de los puntos es el alto consumo de alcohol, generando situaciones de violencia, sin contar los ruidos molestos para todas las familias que tienen sus viviendas en la zona costera del río. Música y jolgorio hasta la madrugada, no respetando los derechos de los vecinos que necesitan descansar para al otro día, volver a sus rutinas laborales.

La basura es una constante, nadie se percata de llevarla consigo al regreso, incluso algunos, dejan colgada de algún árbol la bolsa como suponiendo que el recolector la pasará a buscar.

A nivel catastral esa larga franja continúa registrada a nombre del Ejército Argentino. Sin embargo, la Comunidad Ranquehue reivindica derechos territoriales sobre parte de “La Pampita” y es tradicional el uso público de algunas áreas allí.

Dicha comunidad ha cedido algunas áreas de su territorio ancestral para dar lugar a usos tradicionales de los vecinos, por ejemplo, la canchita de fútbol, el acceso al Puente Negro, “pero necesitamos que se lo cuide entre todos mucho más”, señalaron.

“Este espacio lo disfrutan tanto los barilochenses como los turistas y aunque hay otras playas las situaciones no son las mismas. Es fundamental que cada visitante de este lugar sea un agente de cuidado ambiental, un usuario cuidadoso de la naturaleza y la comunidad coihuense”, dijeron.

La concientización y la prevención son básicas para modificar hábitos y romper con la cultura de lo que está mal, “hacen fuego donde está prohibido, para eso necesitan leña, entonces rompen los árboles autóctonos y si no encuentran, arrancan maderas del puente o de las pasarelas” describieron. Incluso una de las vecinas comentó “gente que estaba acampando me arrancó el portón y los dos contenedores de basura para quemarlos”.

“Entendemos que este espacio no es solo de Los Coihues, es de Bariloche, de la Patagonia y del mundo, pero quienes gozan del derecho de utilizarlo debe tener en cuenta la responsabilidad moral y humana de cuidarlo… y no siempre es así”, detallaron.

Los entrevistados quisieron dejar en claro que su reclamo no es porque no se está haciendo nada “las instituciones tienen presencia pero ya no dan abasto, hace falta mucho más, políticas y presupuestos que eviten lamentar daños mayores, también que la gente tome conciencia y se haga parte de cuidar entre todos”.

Han estado trabajando mucho para mejorar el sector de la playa del lago, Delegación Catedral puso bancos de madera y los vecinos continúan despejando de maleza para que se pueda disfrutar más de ese predio.

“El 2 de febrero de 2018 murió una chica en la represa de Virgen de las Nieves por falta de seguridad, eso sigue igual, hemos pedido el cercado de la represa al lado del puente de ingreso al barrio porque ya hubo dos salvatajes de parte de dos guardavidas fuera de su horario y todavía no se ha hecho”, contaron.

Es por ello que están esperando la instalación de una cámara de seguridad “ya pedimos al municipio dos cámaras para los accesos desde la ruta, una frente al supermercado y otra en el Puente Negro para que además de estar alerta por la seguridad de los vecinos, sirva para detectar columnas de humo de manera inmediata”.

Intervención conciencia playa, vídeo de la realizadora Melisa Szechet

Prevención

Aseguraron “la prevención se debe hacer desde cada una de las instituciones que competen a esta zona, más carteles, más difusión y por sobre todas las cosas, más presencia y controles porque no podemos ir nosotros a decirle a un grupo de personas que apague su fogón”.

Es sabido que muchas de esas instituciones no cuentan con el personal suficiente y que hacen lo que está dentro de sus posibilidades, allí radica uno de los grandes inconvenientes al momento de planificar estrategias pertinentes.

Aseguraron que de la articulación con las distintas instituciones hay mejorías “pero es necesario planificar más estrategias porque el crecimiento y la utilización de parte de la comunidad de esta zona, nos está pasando por

Estacionamiento

Es sabido que por una cuestión de practicidad y de seguridad, las personas deciden dejar su automóvil lo más próximo posible al espacio donde van a pasar la jornada, pero es necesario que sepan que en el acceso al barrio ambas veredas deben quedar libres de vehículos durante todo el año. Por seguridad en caso de emergencias, para mejorar la circulación en el ingreso y egreso del barrio y para un mejor esparcimiento y disfrute en el sector de playa. Solo pueden detenerse, para el ascenso o descenso de pasajeros con movilidad reducida, kayaks o vehículos de emergencia. En un solo día de presencia de inspectores de Tránsito en la costa del lago, se labraron 19 infracciones.

Uno de los folletos que distribuyen desde la junta vecinal. (Foto gentileza)

Denunciar

Cuando se vean situaciones que no cumplan lo establecido, dar aviso a Protección Civil (llamando al 103 o a su WhatsApp: +54 9 294 4579695 -solo mensajes de texto y fotos que den cuenta del mensaje), a fin de que ellos deriven el pedido de intervención a la subsecretaría mencionada (quienes están a cargo de la fiscalización respecto de este tema).

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas