Cultura |

INAUGURA EL LUNES EN SALA FREY

27/11/2019

Daniela Liska anticipa “Somos”

Daniela Liska anticipa “Somos”
Uno de los trabajos a exhibirse.
Por: Adrián Moyano

La intención es plasmar en este registro la interseccionalidad que atraviesa a la diversidad de femeneidades trans, travestis y travas”, detalló la expositora, fotógrafa que se vale de ese lenguaje hace más de una década.

Como antesala de la Marcha del Orgullo que se desarrollará el próximo sábado 7 de diciembre, el lunes precedente (2 de diciembre) se inaugurará la muestra “Somos”, de la fotógrafa Daniela Liska. Colgará sus trabajos en la sala “Frey” de la Municipalidad, la que puede visitarse de 9 a 20 de lunes a viernes. Para la apertura, además de tener la chance de dialogar con la artista, se producirá una degustación de vinos.

La expositora tuvo la deferencia de anticipar para El Cordillerano los textos que ubicará en la sala: “Empecé a tomar esta serie de retratos en abril de 2018, un tiempo antes del Paro Internacional de Mujeres (8M) para participar de una muestra colectiva de fotógrafas en Bariloche, ciudad en la que resido. La dignidad de ser quien une (sic) es, es uno de los ejes principales, el otro eje que tomó relevancia apareció avanzando en el proceso de investigación y se refiere a la relación en la que se entrecruzan las variables de género, clase y raza, sexualidad y que establecen sistemas de dominación/opresión”.

Según su reconstrucción, “en un principio la idea fue retratar solo a las que vivían en Bariloche. Posteriormente decidir extenderlo a todo el territorio. La intención es plasmar en este registro la interseccionalidad que atraviesa a la diversidad de femeneidades trans, travestis y travas y acompañar el material visual con relatos y pensamientos recopilados de sus redes sociales. Es un trabajo en desarrollo anclado en lo social y sin financiamiento por el momento. Busco generar un proyecto editorial de divulgación en su etapa final”.

Liska aprovechó para introducir reflexiones. “La realidad que arrojan estudios realizados es que a siete años de la sanción de la Ley 26.743 de Identidad de Género, siguen sin ser garantizados derechos esenciales para la población trans, como lo son el acceso a un trabajo (el 95 por ciento de la población sigue estando excluida del mercado de trabajo formal), a la salud (5 de cada 10 personas trans dejan de ir al hospital por vivir situaciones de discriminación”.

Además, “el 80 por ciento no tiene acceso a obra social o medicina prepaga) y a la educación (el 73 por ciento de la población trans no completó el nivel secundario). Viven distintas situaciones de discriminación a diario. Los números de travesticidios o transfemicidios son alarmantes. La expectativa de vida es de 35 años”. En consecuencia, nos dice la fotógrafa: “Visibilizar es dar existencia. Existir, da derechos. Las fotos construyen mundo”.

Daniela Liska, la expositora.

“Libres, más allá de todo”

Afirma Liska en otro de los textos que acompañará a las imágenes. “Orgullo de ser quien une es. Mostrarse desde el lugar que nos da el habernos permitido ser quienes somos, haber elegido ser libres más allá de todo. Ser cuerpos políticos, cuerpos disidentes, cuerpos libres. Mi trabajo en los últimos 6 años se centra en abarcar temáticas sociales vinculadas a la ampliación de derechos. Siento la necesidad de aportar desde la imagen fotográfica a la conciencia colectiva para el cumplimiento de leyes vigentes en mi país, que llevan un recorrido similar en el contexto de Latinoamérica”.

Ocurre que “al no ser aún internalizadas por una gran parte de la sociedad, generan violencias, discriminación, prejuicios y abusos de autoridad tanto institucional como estatal. Creo en la capacidad que tiene el arte de transformar, de interpelar y desde ahí fotografío, retrato, dejando entrever que le otre es una persona como une, como el espectador también lo es, y poder así liberarle de prejuicios”, proclama la inminente expositora.

Liska se presenta como “mujer, madre, fotógrafa y artivista (sic)” que “vive en Bariloche. Cuando era chica, la persona que le dio magia a los días de su infancia con cuentos inventados a la hora de dormir y paseos por bosques y casas abandonadas, le habló de cámaras de fotos y así, dejó instalado en ella el deseo y la curiosidad, que muchos años después la llevaron a comprarse su primera cámara”.

En el transcurso de su búsqueda, “realizó su primer proyecto de índole personal sobre parto-nacimiento respetado, ligado íntimamente a su maternidad y la necesidad de liberarse de mandatos, de-construirse como mujer y encontrar en su interior la sabiduría que le permitió llevar adelante el nacimiento de su segundo hijo en la calidez de su casa”. También “se interesó en la población lgbtiq+ viviendo el proceso de duelo por la pérdida de su mejor amigo”.

Según ella misma pone común, “recientemente pudo visualizar que el hilo conductor de su obra se encuentra anclado en las mujeres y la lucha permanente por sus derechos. Inició sus primeras aproximaciones a la fotografía de manera autodidáctica, leyendo un libro viejo y saliendo a hacer fotos con un amigo reportero gráfico. Con el tiempo fue capacitándose en iluminación, retrato, ensayo y fotografía documental”. Hoy contribuye a dar existencias y a demandar derechos porque sus fotos, construyen mundos.

Herramientas para solidificar proyectos

Más recientemente, Daniela Liska “cursó la diplomatura La fotografía como documento social, dependiente de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA (2016), interesada en encontrar conocimientos que le aporten herramientas para abordar de manera sólida sus proyectos. Sueña siempre con viajes por el mundo entero desde que con su mochila salió por primera vez. Tiene un particular vínculo con los libros, no hay día de su vida que salga a la calle sin un libro en su bolso, o dos, ¡o tres!”

Confía que “necesita tenerlos, aunque no siempre encuentre el momento para leerlos. Fotografía como género discursivo, feminismos, literatura latinoamericana y todos los libros de Eduardo Galeano. Hace un tiempo encontró en la percusión esa energía que le devuelve la alegría y la retorna a su eje. Admira profundamente el arte y compromiso de fotógrafes como Sebastiao Salgado, Adriana Lestido, Pablo Ernesto Piovano”.

Actualmente, Liska continúa su formación en Proyecto Imaginario Latinoamérica, “participando de talleres de formación y clínicas de obra junto a referentes de la fotografía y las artes visuales, siempre interesada en seguir profundizando en su búsqueda”. Su obra ha sido seleccionada para participar en salones y convocatorias fotográficas, entre las que se destacan: Centro Cultural Islas Malvinas (La Plata) y Salón Municipal de Exposiciones “Lidaura Chapitel” (San Martín de los Andes), muestra colectiva 2019.

También tomó parte del Festival Diverso y Disidente en El Bolsón (2019); expuso en el hall central de la Biblioteca de la UNSAM en Buenos Aires (2018); en la sala del Concejo Municipal Bariloche para el Festival de Cine Queer (2018) y en el Centro Cultural Sur de Buenos Aires; entre muchas otras experiencias que arrancaron más de una década atrás. “Somos” se podrá visitar hasta el 8 de diciembre y además de los horarios que se mencionaron, estará a disposición del público sábados y domingos de 10.30 a 20.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas