Sociedad
07/11/2019

La comunidad educativa del jardín Nº 61 realizó una bicicleteada

La comunidad educativa del jardín Nº 61 realizó una bicicleteada
Por: Susana Alegría /Fotos Tonny Romano

La comunidad educativa del jardín de infantes Nº 61 realizó una nueva edición de la bicicleteada, se trata de la cuarta de manera consecutiva y está enmarcada en el Proyecto de vida saludable.

Pero no se trata de una actividad aislada, puesto que de manera semanal realizan una caminata dando la vuelta a la manzana, e inculcan además el hábito de beber agua, por lo que cada nene y nena anda con su botellita en la mochila.

Gladys Orejuela, directora de la institución, contó “comenzamos con este tema hace cuatro años porque nos alertó el informe del Hospital Zonal acerca de la cantidad de casos de obesidad en niños”.

Trabajan en el aula de manera constante el no consumo de gaseosas o comida chatarra, “articulamos con el Centro de Salud del barrio Arrayanes para que les enseñen a cepillarse bien los dientes y nos brinden asesoramiento al respecto” dijo.

Día en familia

La jornada se realizó en los dos turnos, tanto mañana como tarde. A las 14 horas, luego de una canción de bienvenida, cada uno fue a su aula para prepararse mientras en la vereda y el patio, esperaban los vehículos que luego utilizarían.

Bicicletas, triciclos y monopatines fueron utilizados en dar las dos vueltas a la manzana para luego ir al playón para realizar juegos y entretenimientos con sus rodados. Aquellos pequeños y pequeñas que no cuentan con uno, recibieron en forma de préstamo ya sea de parte de la institución, como de algunas familias que generosamente llevaron uno extra para compartirlo.

Los vecinos del 169 Viviendas salieron también a las veredas para alentar a los deportistas, demostrando su apoyo con aplausos y risas.

El jardín cuenta con cuatro salas, un total de 85 niños por cada turno, los de la tarde son Los Caballitos de Mar, Los Cangrejos, Los Pingüinos y Los Marcianos.

Es de resaltar que cada uno de los participantes recibió su medalla de reconocimiento ya que no se trataba de un recorrido competitivo.

Para finalizar la hermosa tarde regresaron a sus aulas donde junto con padres, madres y hermanitos, compartieron una rica merienda. Como sorpresa cada chiquito regaló a su familia un presente realizado por sus propias manos y así dieron por finalizada la jornada deportiva y saludable.

Una positiva iniciativa para mejorar los hábitos alimenticios y realizar actividades deportivas, riendo y jugando con sus compañeros en una hermosa tarde de sol.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas