Actualidad |

SATÉLITE DE INVAP MONITOREA LA TIERRA DESDE EL ESPACIO

07/10/2019

Se cumplió un año de la puesta en órbita del SAOCOM 1A

Se cumplió un año de la puesta en órbita del SAOCOM 1A

Luego de más de diez años de realización, el primer gemelo de los satélites SAOCOM permanece en órbita. Ayer se cumplió un año del lanzamiento. Un orgullo para San Carlos de Bariloche y para los 600 ingenieros y técnicos que participaron de la construcción, nucleados en más de 80 empresas argentinas.

El lanzamiento se realizó el 7 de octubre de 2018 a las 23.21 horas desde la Base Vandenberg, ubicada en California, Estados Unidos. No habían pasado 24 horas de la puesta en órbita y los especialistas manifestaron que “estamos monitoreando al satélite; los paneles solares ya están abiertos; se ha comprobado la parte de potencia, la parte de carga y ya hemos abierto algunos de los paneles de la antena. Todo va bien; estamos expectantes y vamos minuto a minuto”.

Los diez días posteriores al lanzamiento fueron determinantes y todo funcionó a la perfección. De esta manera, Argentina levantó aún más su reputación en todo el mundo, colocándose en la lista de los pocos países que cuentan con la tecnología para la creación de un satélite.

Se explicó en octubre de 2018 que se realizan las maniobras necesarias desde la Estación Espacial Teófilo Tabanera ubicada en la provincia de Córdoba para posicionar al SAOCOM 1A en su órbita definitiva, prevista en unos 620 kilómetros de altitud.

El lanzamiento y la apertura de los paneles solares que abastecen de energía al satélite son dos momentos críticos que fueron sorteados sin dificultad. Además, también con éxito, se procedió al proceso de apertura de la antena que tiene 35 metros cuadrados.

No fue sencillo construir esta antena del SAOCOM comparable en metros cuadrados a un modesto departamento de dos ambientes. El despliegue de la antena es otra etapa crucial, lo cual llevó años de intenso trabajo.

Hoy el satélite argentino, luego de la necesaria calibración de instrumentos, comenzó a ofrecer datos determinantes para todo el mundo, especialmente para la agricultura como así también para prevenir o actuar ante catástrofes naturales o causadas por los humanos.

Los SAOCOM -incluyendo el 1B que está en construcción en INVAP-, fueron diseñados con una antena tan grande para poder generar mapas de humedad del suelo diariamente, para identificar zonas en riesgo de inundación, como así también para detectar suelos muy secos con riesgo de incendios, producir mapas de riesgo de enfermedades de cultivos, mapas de desplazamiento de glaciares y evaluar escenarios para la toma de decisiones de siembra y fertilización.

Los SAOCOM responden a diversos aspectos sociales, económicos y productivos de la Argentina y, por otra parte, integran el Sistema Ítalo-Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE) junto con cuatro satélites desarrollados por la Agencia Espacial Italiana.

Una vez que ambos SAOCOM (1A y 1B) estén en órbita, estarán a 180 grados el uno del otro, por lo que cuando uno pase por el Polo Norte, el otro estará pasando por el Polo Sur. Eso permitirá duplicar el envío de datos para la generación de diversos mapas útiles para la producción y la gestión de emergencias.

Estos nuevos instrumentos fueron desarrollados y fabricados en el transcurso de una década por la CONAE junto con empresas y organismos como INVAP, VENG y la Comisión Nacional de Energía Atómica, con participación de numerosas empresas de tecnología e instituciones del sistema científico-tecnológico de la Argentina y en colaboración con la Agencia Espacial Italiana.

Tecnología de punta para realizar la gestión de emergencias ambientales del planeta y brindar información satelital para el beneficio de los argentinos. El Satélite Argentino de Observación con Microondas (SAOCOM) 1A ha sido diseñado, producido, testeado y operado por argentinos en el marco del Plan Espacial Nacional. La misión llevó al espacio una compleja tecnología de observación de la Tierra y es uno de los proyectos tecnológicos más desafiantes que se ha desarrollado en el país. (Con datos de INVAP y la Agencia CtyS-UNLaM).

La misión según INVAP

1) Proveer información SAR banda L polarimétrica independientemente de las condiciones meteorológicas y de la hora del día, de distintas zonas de la Tierra, en tiempo real y en modo almacenado, con una resolución espacial entre 10 y 100 metros y con diferentes ángulos de observación.
2) Satisfacer las aplicaciones consideradas en los Ciclos de Información Espacial (CIE) del Plan Espacial Nacional (PEN) Argentino.
3) Integrar en forma operacional el sistema SIASGE Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias.
4) Obtener productos específicos derivados de la información SAR, en particular mapas de humedad de suelo, con aplicaciones en agricultura, hidrología y salud. Asimismo, haciendo uso de la interferometría es posible obtener información de desplazamiento de terreno útil en variedad de aplicaciones.

Distintas aplicaciones

1) Generar mapas de humedad de suelo, con resolución espacial y área de cobertura disponibles por primera vez en Argentina y en el mundo, para identificar zonas en riesgo de inundación y dar las correspondientes alertas tempranas.
2) Detectar suelos muy secos con riesgo de incendios.
3) Producir mapas de riesgo de enfermedades de cultivos.
4) Evaluar escenarios para la toma de decisiones de siembra y fertilización.
5) Conocer la cantidad de agua disponible en nieve húmeda para riego.
6) Obtener mapas de desplazamiento de glaciares.
7) Elaborar mapas de desplazamiento del terreno y mapas de pendientes y alturas.
8) Detección de cambios en infraestructura.
9) Seguimiento de barcos; entre otras.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas