Sociedad
09/09/2019

La obesidad infantil, tema propuesto por alumnos de la escuela 201

La obesidad infantil, tema propuesto por alumnos de la escuela 201
Kiara, estudiante de séptimo grado.
Por: Wilge Delgado / Fotos: Tonny Romano

Un interesante proyecto se concreta en la escuela 201 del barrio Lera. A partir de interrogantes de los propios alumnos, las docentes en el segundo año de ser una escuela de jornada completa, idearon diferentes maneras para ahondar con los alumnos sobre la obesidad infantil. Celeste Zurieta y Gladys Salinas, informaron sobre el proyecto.

“En realidad, el proyecto surgió cuando los alumnos se mostraron interesados en el tema de obesidad infantil a partir de la campaña que divulgó el hospital ‘Dr. Ramón Carrillo’”, explicó Gladys Salinas.

“En esa línea, empezamos a trabajar en el tema de la alimentación saludable, ellos con varias preguntas sobre el tema, una de las inquietudes era el de saber qué tipo de gaseosa tomar. A los chicos les cuesta entender que es mejor el agua que cualquier marca de gaseosa, así como los interrogantes sobre la dieta balanceada”, detalló.

Agregó la docente “al ser de jornada completa, los alumnos comen en la escuela y contamos con una nutricionista que prepara la dieta, el primer año les cuesta acostumbrarse al consumo de verduras, pero en segundo año ya lo tienen incorporado”.

En esa línea continuó explicando “una cosa es la comida en la escuela, la otra etapa a contemplar es las comidas en el hogar, es allí donde es difícil que eviten las papas fritas, caramelos y para explicar mejor, invitamos a una nutricionista, quien habló sobre la obesidad infantil y respondió preguntas de los alumnos que ellos mismos grabaron”.

“Lo que me impactó fue el interés sobre el tema de parte de los alumnos, al margen de no lograr el cien por ciento, lo bueno es el interés y que logren un mínimo en las comidas cotidianas”, sostuvo la docente.
Celesta Zurieta afirmó que “el proyecto prosigue, también invitamos a un profesional del hospital local, quien respondió preguntas de los alumnos. Esto nos alienta a seguir pensando que podamos ver los frutos sobre cómo evitar la obesidad infantil”.

“En la escuela también se cambiaron algunas cosas, se implementó el consumo de cereales, pan integral, carne de cerdo y las comidas con verduras, incluso no hay el clásico kiosco con gaseosas y caramelos”, indicó la docente, y agregó “con los alumnos de séptimo grado vendemos cosas para recaudar, pero todos son alimentos saludables”.

La alumna Kiara Santibañez, quien dijo que antes le ponía cinco cucharadas de azúcar al té o café, aseguró a El Cordillerano “estamos trabajando sobre la alimentación saludable, aprendimos mucho con las docentes y los profesionales”.

Santiago Amuñanco por su parte contó que “nos explicaron que no era bueno comer con mucha sal y también no consumir mucha azúcar. Que es bueno consumir frutas, hacer deportes y dejar un rato el celular”.

Aaron Díaz, otro de los alumnos, confesó que “esta experiencia la vivimos muy bien, aprendimos que las galletitas saladas tienen más sal, entendimos lo importante que es hacer deportes y la mayoría de nosotros practicamos vóley, además con los profesionales que vinieron nos sacamos muchas dudas, yo tenía dudas si las galletitas saladas tenían menos sal que las papas fritas y resulta que ambas no son saludables”.

Y en el final, Matías Cañupil, otro de los estudiantes, señaló “aprendí a no comer muchas papas fritas y comer más frutas, tomar más agua y hacer deportes; en mi casa hablé con papá y mamá para comer verduras, sin mucha sal ni demasiada azúcar, me cuesta hacerlo pero entiendo que es lo mejor para nosotros”, concluyó.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas