Deportes |

SE HABÍA EDITADO EN ABRIL

11/07/2019

Reconocimiento del Senado para libro barilochense

Reconocimiento del Senado para libro barilochense
El libro reconocido.
Por: Adrián Moyano

Se trata de “Alimentación de poblaciones originarias. Nuestras experiencias”, un trabajo colectivo que reúne aportes de cinco vecinas y vecinos de esta ciudad.

El Senado de la Nación declaró de interés cultural el libro “Alimentación de poblaciones originarias. Nuestra experiencia”, que saliera a la calle en abril último con la participación de varios barilochenses: la psiquiatra Valentina Farías, la psicóloga social Patricia Franco, la historiadora y chef Sol Montes, la “werken” mapuche Marta Ranquehue y el médico generalista Roberto Vitale. La publicación también incluye textos de investigadores de otros orígenes.

El proyecto de declaración corrió por cuenta de la senadora Laura Rodríguez Machado (Cambiemos – Córdoba) y destaca que el trabajo describa “la influencia de las diversas culturas en la alimentación y la salud de las personas”.

El volumen en cuestión se relaciona íntimamente con la vinculación entre dos instituciones: el Centro Cultural Camino Abierto del Hospital Zonal Bariloche y el Centro de Etnosalud de la Universidad FASTA.

El primero es “dispositivo del Servicio de Salud Mental” del “Ramón Carrillo”, donde se trabaja “en la práctica de derechos ciudadanos de las personas con padecimiento mental, expresados, en primer término, a través de la atención y la rehabilitación en su comunidad de origen como requisito básico. Actividades culturales, deportivas y laborales son los pilares sobre los cuales se fueron construyendo a través de todos estos años las redes, los lazos y una amplia participación comunitaria, gracias al trabajo conjunto no solo con los usuarios de salud mental, sino con la comunidad en general”.

Por su parte, el Centro de Etnosalud se consagra a “la investigación y promoción de temáticas de salud (Determinantes en Salud y Prestaciones en Salud) consideradas desde lo cultural específico”. Ese ámbito “apunta a desarrollar proyectos de investigación e intervención principalmente (aunque no exclusivamente) con poblaciones originarias y con comunidades de inmigrantes”, entre otros cometidos.

El libro que reconoció el Senado surgió de un trabajo muy concreto. “Nos unen el respeto y la valoración de la cultura del pueblo que habitamos y sobre esta base vivimos una experiencia única que nos transformó durante un año y medio en el que participamos trabajadores/as de la salud mental, usuarios/as del servicio y vecinos/as del barrio en el Taller de Recuperación de Ingredientes y Recetas Originarias”, según puede leerse en su prólogo.

También participa con sus aportes el psicólogo y epidemiólogo social Javier Mignone, que se desempeña como investigador y docente en la Rady Faculty of Health Sciences, en la Universidad de Manitoba (Canadá). Junto con Farías, elaboró la introducción del libro, donde después de repasar someramente los avances legislativos en materia de derechos indígenas que se produjeron en la Argentina a partir de la reforma constitucional de 1994, consideran que “entre los factores centrales de la lucha por el rescate y revalorización de las identidades de los pueblos originarios, se encuentra el de la salud y enfermedad. El dominio de la visión occidental sobre los procesos de salud y enfermedad ha negado y limitado la valoración de estos procesos desde la cosmovisión indígena”.

Por su parte, la senadora cordobesa destacó que “Alimentación de poblaciones originarias”, “no tiene una mirada enciclopedista ni está presentado como un compendio de recetas, aunque contiene varias. El libro revela el resultado de los talleres y también las investigaciones y ponencias presentadas en jornadas que realizó el Centro de Etnosalud”, entre otras consideraciones. “Hay por ejemplo, un capítulo sobre la producción y uso ritual de la chicha en el norte argentino, y otro sobre el curanto”, ejemplificó. Buen reconocimiento.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas