Actualidad |

DENUNCIA DE LA ASOCIACIÓN CIVIL CIENCIA SATIVA

23/04/2019

Las falencias de una ley de cannabis medicinal que ayuda a muy pocas personas

Las falencias de una ley de cannabis medicinal que ayuda a muy pocas personas
Imagen ilustrativa.

A fines del mes de marzo se cumplieron dos años desde la reglamentación de la Ley 27.350, que regula la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados. En diálogo con una especialista, salieron a la luz los inconvenientes de una ley para pocos.

Este martes (23/4) por la tarde Fabiana Mansilla y Juan Carlos Montiel dialogaron telefónicamente con Gabriela Calzolari, de la Asociación Civil Ciencia Sativa, en el programa “Tomátelo con calma”, por El Cordillerano Radio.

El motivo de la comunicación fue informar lo que sucede con la Ley 27.350 que regula la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, al cumplirse el 29 de marzo pasado dos años desde su aprobación.

“En el país ocurrió que quedó muy corta la ley desde su nacimiento, ya que es de investigación científica y médica y esto no habilita a nadie a tener plantas, se sigue penalizado el autocultivo y el cultivo colectivo”, comenzó explicando Gabriela.

En este sentido, contó que en Argentina se creó un programa en el cual se habilitó solamente a una patología de todas las que el cannabis podría ayudar, que es la epilepsia refractaria (se dice así cuando a un paciente no le hacen efecto los fármacos convencionales).

“El programa tampoco soluciona mucho porque lo que habilitó el Estado en esta ley es un producto importado de Estados Unidos, que tiene un costo que ronda los 700 o 900 dólares el frasco”, señaló.

Asimismo, indicó que “hoy por suerte hay varias obras sociales que están cubriendo el tratamiento, pero siempre a raíz de fallos judiciales donde papás, mamás y familias tienen que ir a un abogado, presentar un recurso de amparo y todo lo que implica esta cuestión”.

En este contexto, Calzolari comentó que se creó un consejo consultivo donde hay investigadores y profesionales de INTA, CONICET, universidades y “fundamentalmente las ONG que venimos sosteniendo este servicio a la comunidad respecto al cannabis. En estos dos años no se ha convocado nunca a este consejo consultivo, que supuestamente se creó para realizar modificaciones y ajustes a la Ley”.

En cuanto a la ayuda que puede brindar un tratamiento de cannabis medicinal, aseguró que “el cannabis tiene un espectro terapéutico muy amplio y gran rango de edad, lo usan desde niños muy chiquitos hasta ancianos muy grandes, porque es una planta muy compleja en cuanto a su compuesto y la interacción de los mismos”, aseveró.

En esta línea, indicó que “nosotros y la medicina tradicional estamos acostumbrados a un fármaco que va a un solo punto, como una lanza específica, y el cannabis viene hoy para cambiar ese paradigma, es una planta que ayuda en muchos aspectos”.

Consultada por la cantidad de enfermedades que se pueden tratar con la planta de cannabis, Calzolari destacó que además del párkinson, esclerosis múltiples, epilepsia, alzhéimer y enfermedades neurológicas, también se pueden tratar numerosas enfermedades que como síntoma tienen el dolor, ya que “el cannabis es un analgésico muy natural y bueno, incluso con otros fármacos que usa hoy la medicina alopática se pueden complementar y reducir las dosis de esos fármacos”.

En cuanto al número de personas que hay en la ciudad que necesitan del uso de cannabis para calmar su patología, manifestó que “estamos en el proceso de realización de varias encuestas, sobre todo a los profesionales de la salud para tener una noción de cuanto consulta la gente, pero los médicos dicen que de 10 consultas, 6 son para preguntar por cannabis, para aliviar los dolores e informarse sobre el tema”.

Finalmente, Gabriela Calzolari se mostró preocupada ya que la gente cree que cultivar hoy es legal, “por eso nuestro rol es informar y para eso hacemos charlas, pero todavía no se consiguen fácilmente los permisos para que el INTA cultive, CONICET investigue y para que los laboratorios públicos, como dice la ley, puedan producir el medicamento, la realidad es que nada de eso está sucediendo”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas