Actualidad
07/02/2019

Gran preocupación porque no cesan los incendios forestales intencionales

Gran preocupación porque no cesan los incendios forestales intencionales
Patricia Montenegro.
Autor: Susana Alegría

Hasta este jueves eran 288 los focos de incendios forestales intencionales en lo que va de la temporada, cifra que aumentó estadísticamente con respecto a años anteriores, lo que provoca gran preocupación y malestar. En su mayoría implican riesgo para viviendas y gracias al accionar del personal del SPLIF como de Bomberos Voluntarios, las llamas no se han propagado, evitando una catástrofe.

Patricia Montenegro, jefa de la Central del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF), mantuvo una reunión con autoridades para tratar el tema y a su vez se presentaron diversas pruebas en fiscalía.

“Sigue la etapa de investigación, tuve que hacer una nueva denuncia en la Unidad 42 el lunes pasado porque estaba circulando un video con menores, en la zona del Omega y de la costa del Ñireco” informó. En dicho video se puede ver como tres niños avanzan por la costa, dejando detrás de ellos, el humo y posterior fuego de ese sector.

Consultada acerca de cómo es el accionar de encontrar a un niño o adulto en el momento en que está provocando un nuevo foco, explicó que “hay una legislación que tiene una peña de 3 a 10 años de prisión en el caso de los adultos, porque el prender fuego es un delito” detalló Montenegro.

“Nosotros cuando llegamos al lugar lo que hacemos es abocarnos al fuego en sí, podemos estar dentro del incendio y llamar a la policía, pero no podemos retener a nadie, eso también se nos complica” admitió.

No cuentan con el poder de Policía por lo que, de no llegar algún móvil de manera inmediata, nada pueden hacer.

Con respecto a los menores, por medio de una investigación se trata de dar con sus padres o responsables, “para que tomen conciencia del peligro al que exponen a los vecinos y el daño que provocan al medioambiente”.

Incendiarios

Son muchas las razones por las cuales alguien decide iniciar un incendio, Montenegro dijo “es muy amplio el tema, me tendría que poner en la cabeza de esa persona, pero no lo puedo hacer porque eso es delincuencia”.

“En la zona de la barda los vecinos denuncian que son hombres mayores los que han visto prendiendo fuego, pero no se quieren comprometer porque temen que luego tomen represalias quemándoles sus hogares” sostuvo.

“No toman dimensión del daño que están provocando, hoy podemos apagarlo, pero mañana no sabemos. Si se pierde una vida ¿Qué hacemos?”, se lamentó.

El trabajo articulado entre el SPLIF, Bomberos Voluntarios, incluso Parques Nacionales cuando se lo convoca, ha logrado que, hasta el momento, cada uno de esos 299 focos hayan quedado solo en eso y no se les ha ido de las manos provocando un desastre. Pero no se puede seguir apostando a que se obtendrán los mismos resultados siempre.

“Todas las instituciones estamos en coordinación y eso hay que agradecerlo”, resaltó la jefa del SPLIF.

Agotamiento

Ya en la primera semana de febrero y teniendo en cuenta que los incendios comenzaron en octubre, el agotamiento de los combatientes se está haciendo notar. “Nuestras guardias son de 24 horas, toda una guardia está trabajando ese tiempo sin descanso y llega un momento en que se nota el cansancio”.

Asimismo, desde SPLIF Bariloche se ha enviado personal para colaborar en el incendio de Epuyén, “la tarea que se ha hecho ahí fue muy grande, con más de 200 combatientes, a nosotros nos pidieron el fin de semana pasado 10 personas, porque al cambiar el viento se había complicado la situación”. Fueron más precisamente a hacer lo que se denomina Líneas de Control, líneas secas con herramientas y húmedas con el agua.

Las tareas no acaban cuando desaparece la llama, aún falta mucho por hacer. “Hay que estar en la etapa de liquidación y la etapa final con guardia de ceniza, mucho trabajo manual para nuestro personal”, detalló. “Hay puntos calientes que, de no trabajarse, pueden generar un rebrote”, advirtió.

También fueron dos personas de Bariloche al incendio de Conesa, “una coordinación que hicimos con los dos jefes centrales de Conesa y de El Bolsón, hoy vuelve un grupo y se van otros, porque estamos haciendo un recambio cada doce días”.

En diciembre y enero hubo 258 incendios y en lo que va de febrero ya llegamos a los 30, “será cuestión de seguir y ser persistente con el tema de las denuncias y las investigaciones”.

Avisar

Ante la presencia de una pequeña columna de humo, hay que llamar al 103 de Protección Civil o al 4437417 del SPLIF.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas