Judiciales
14/02/2018

Militar que atropelló y mató beneficiado con prisión domiciliaria

- RECHAZARON PEDIDO DE ENCARCELARLO -  El juez de Garantías Ricardo Calcagno rechazó el pedido de prisión preventiva que realizó la fiscal Silvia Paolini y también el pedido de excarcelación que realizó el defensor particular Guillermo Harari. Se quedó en el medio y ordenó la prisión domiciliaria con uso de tobillera electrónica. El soldado voluntario de 20 años conducía a más de 80 kilómetros por hora cuando atropelló y mató a un peatón que casi había concretado el cruce peatonal de calle Onelli.

Militar que atropelló y mató beneficiado con prisión domiciliaria
El auto que conducía Fajardo fue secuestrado, horas después, en la casa de la novia del imputado. (Foto archivo)
P
or Mariano Colombo
[email protected]

Andrés Marcelo Fajardo (20), soldado voluntario en la Escuela Militar de Montaña, permanecerá detenido pero bajo el régimen de prisión domiciliaria con uso de tobillera magnética, tras ser acusado por el delito de homicidio culposo agravado por la conducción imprudente y antirreglamentaria de un vehículo automotor y por haberse dado a la fuga tras embestir y matar a Hugo Stojakovich.

La fiscal Silvia Paolini lo acusó formalmente en una audiencia de formulación de cargos y pidió autorización al juez de Garantías Ricardo Calcagno para desarrollar la investigación preliminar por un plazo de cuatro meses. La funcionaria del Ministerio Público solicitó que se le imponga la prisión preventiva, pero tras el rechazo a la medida del defensor particular Guillermo Harari, el juez resolvió ordenar la prisión domiciliaria, con una tobillera electrónica que permita controlar su permanencia en el domicilio.

Fajardo fue imputado por el siniestro ocurrido alrededor de las 6.40 de la mañana del pasado domingo. Conducía un Chevrolet Corsa 2 a elevada velocidad por calle Onelli y embistió a la víctima cuando ésta casi había completado el cruce de la arteria en la intersección con Neuquén.

La fiscalía aseguró que no detuvo ni aminoró la marcha y tampoco respetó la prioridad del peatón, circulando a una velocidad estimada en 83,52 kilómetros por hora. A consecuencia del violentísimo impacto que quedó registrado en cámaras de seguridad y en las retinas de numerosos testigos que permanecían en el lugar, la víctima sufrió severas lesiones craneanas y diversas fracturas en toda su anatomía, por lo que pese a los esfuerzos médicos, no resistió a las gravísimas lesiones y falleció poco después en el Hospital Zonal de la ciudad.

El defensor particular del acusado, no manifestó discordancias con la formulación de cargos realizada pero sí solicitó la inmediata excarcelación de su asistido, entendiendo que no tenía posibilidades de entorpecer la investigación en marcha y añadiendo que su comportamiento hasta el momento del hecho había sido irreprochable. Destacó que su asistido es un hombre de trabajo y con familia en Bariloche y que no tenía medios económicos para intentar eludir el accionar de la justicia.

La fiscalía, se opuso a la excarcelación e insistió con sostener la prisión preventiva apuntando al comportamiento del acusado tras el hecho, privó al Ministerio Público de una prueba fundamental: “tardamos once horas en encontrarlo y poder hacer una prueba de alcoholemia”, enfatizó y agregó que el acusado había escondido su automóvil en un domicilio que no era el suyo.

Para el defensor, su asistido entró en un cuadro de shock tras el hecho y pese a los dichos de la fiscal, subrayó que Fajardo se entregó voluntariamente en la comisaría 28 una vez pudo recuperar la calma.

En relación a lo manifestado por las partes, el magistrado no hizo lugar al pedido de la fiscalía pero aceptó una medida menos gravosa, ordenando la prisión domiciliaria y habilitando la investigación por el plazo requerido.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram