Judiciales
17/11/2017

Seguirá detenido por el femicidio de Yesica Campos

- RECHAZARON PLANTEO DEFENSIVO - El defensor oficial de Cristian Héctor Maldonado pedía aplicar las consideraciones del nuevo Código Procesal Penal que establece un máximo de plazo para la prisión preventiva de un año, en contraposición con lo dispuesto por el viejo código que habilitaba la detención preventiva por tres años. Sus planteos fueron rechazados y el sujeto continuará detenido a la espera del juicio oral y público. 

P
or Mariano Colombo
[email protected]

Mientras espera ser sometido a juicio, Cristian Héctor Maldonado continuará detenido con prisión preventiva. Es que tras un largo derrotero judicial, el expediente está demorado en el Superior Tribunal de Justicia, que todavía no devolvió el expediente a Bariloche pese a que hace dos meses resolvió una serie de planteos de la defensa y de una de las partes que inicialmente estaba constituida como querellante.

El viejo Código Procesal Penal, vigente hasta agosto de este año, establecía un máximo prisión preventiva de tres años, pero en el nuevo Código Procesal, se achicó el margen y nadie puede pasar detenido con prisión preventiva más de un año, a menos que se aplique una prórroga fundada en determinadas condiciones.

Eso fue lo que planteó el defensor oficial Marcos Cicciarello en representación de Maldonado, pidiendo que se disponga la liberación de su asistido por haber superado el límite de un año en condición de detenido, sin todavía un juicio que lo declare culpable o inocente.

Sin embargo, su planteo fue desestimado por el juez Gregor Joos, quien entendió que correspondía aplicar los  plazos del viejo Código porque si bien el caso no había sido elevado a juicio, la etapa de acusación había quedado firme y lo único que resta para llevar el caso a juicio es un audiencia de control de acusación –según se denomina en el nuevo procedimiento penal- u audiencia de ofrecimiento de prueba –tal la denominación anterior-.

Concretada esa instancia el caso debería ir a juicio rápidamente, para lo que el juez Joos apuntó que el Ministerio Público Fiscal, deberá activar las herramientas necesarias.

Yésica Campos, Cristian Maldonado y su pequeña hija, se habían radicado en El Bolsón apenas días antes de la Navidad del año 2014, provenientes de la localidad de Río Colorado. De un día para el otro la mujer desapareció y Maldonado quedó al cuidado de la hija de ambos. Mientras duró la incertidumbre por la desaparición física de la mujer, desde su teléfono celular Maldonado se comunicaba con la madre de la víctima, haciéndose pasar por Yésica e indicándole que todo estaba bien. Sin embargo el cadáver de la mujer fue hallado el 8 de febrero de 2015, semienterrado en un descampado.

La acusación fiscal establece que el crimen ocurrió en una franja horaria comprendida entre las 21:30 del 28 de diciembre de 2014 y la madrugada del día siguiente, en un lugar que no pudo determinarse con exactitud pero situado entre la casa en la que convivían el imputado y Campos, ubicada en el barrio Almafuerte y un predio descampado del mismo barrio, del sector conocido como Loma del Medio de El Bolsón. Además, la acusación no logró establecer hasta el momento el modo en que se produjo el desenlace fatal. Lo único claro es que el cuerpo de Campos fue hallado en un pozo poco profundo y tapado con tierra y ramas, cuando unos perros lo desenterraron en forma parcial.

La causa atravesó múltiples estadios procesales distintos que fueron demorando cada vez más el proceso y el inicio del juicio oral. En principio se dictó una falta de mérito sobre Maldonado porque a criterio del juez que entendía en la causa no había elementos para procesar o sobreseer al acusado.

Luego la resolución fue anulada con el dictado del procesamiento por parte de un tribunal de Cámara que intervino en apelación. Fue entonces cuando las partes acusatorias pidieron la detención del acusado, pero cuando fueron a buscarlo al domicilio que había fijado, no estaba. Luego de que lograron detenerlo, una nueva apelación llevó el caso al STJ, que rechazó los planteos defensivos y confirmó la prisión preventiva.

Pero poco después el juez de Instrucción declaró nula la acusación, dejando otra vez el caso empantanado. Un nuevo proceso de apelación fue resuelto confirmando la acusación y apartando al juez Calcagno que intervenía en la causa desde el inicio.

Con el abocamiento del juez Marcos Burgos a la causa, el caso sufrió una nueva dilación a partir de planteos de la defensa y de una de las partes querellantes, que finalmente fue apartada del proceso. El expediente volvió entonces al Superior Tribunal de Justicia que tras resolver esos planteos aún no remitió el expediente a Bariloche.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram