Judiciales |

CASO CAMILA ARABARCO

12/12/2018

Fernando Penepil se entregó a la Justicia para empezar a purgar su condena

Fernando Penepil se entregó a la Justicia  para empezar a purgar su condena

Fernando Penepil condenado a la pena de cuatro años de prisión por su responsabilidad en el siniestro vial que costó la vida de la adolescente Camila Arabarco, se entregó ayer sobre el mediodía ante las autoridades judiciales, para empezar a purgar la pena que le impusieron. Semanas atrás el tribunal que lo condenó había rechazado detenerlo porque quedaba una instancia de apelación ante la Corte Suprema de Justicia, pero según trascendió la defensa desistió de esa posibilidad, presentó un escrito donde renunciaba a la queja y se ponía a disposición. El joven fue trasladado a una comisaría.

Penepil fue juzgado y condenado por un hecho ocurrido cerca de las cuatro de la mañana del 2 de abril de 2017, en la intersección de las calles Pitíos y Diucas del barrio Pájaro Azul de esta ciudad. Penepil iba al mando de un Renault Clío blanco a una velocidad estimada de 86,53 kilómetros por hora cuando perdió el control del rodado y tras un largo derrape por fuera de la arteria, impactó de forma lateral contra un árbol ubicado al frente de una vivienda. Como resultado del impacto Camila Arabarco falleció instantáneamente mientras que el joven sufrió diversas lesiones.

Para los jueces que lo juzgaron, Penepil incurrió en el delito de homicidio culposo agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un vehículo automotor y además porque al momento del siniestro excedía en más de treinta kilómetros por hora a la velocidad máxima permitida.

En la sentencia, los jueces consideraron que no estuvo controvertida la materialidad, autoría y responsabilidad por el hecho, ya que “el propio acusado la reconoció”, además de remarcar que había material probatorio para sostener su responsabilidad y descartar la versión defensiva de una presencia de perros que lo obligaron a una mala maniobra y con ello la pérdida del control del rodado, apenas instantes antes del violento choque contra un árbol que costó la vida de Camila Arabarco.

Luego la sentencia fue revisada por el Tribunal de Impugnaciones de Río Negro, desestimando los planteos defensivos y confirmando lo actuado. La defensa insistió ante el Superior Tribunal de Justicia, pero un nuevo rechazo a sus planteos dejaba una sola vía posible para torcer la condena: llevar el caso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Sin embargo, la defensa desistió de esa posibilidad y a fin de anticiparse al accionar de la Justicia, Penepil se entregó voluntariamente en los tribunales locales sobre el mediodía de ayer, por lo que tras los trámites de rigor, comenzó a cumplimentar la pena que le impusieron en una comisaría local.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas