Deportes
25/12/2017

Mauro Calcagno perseguirá sus sueños en Canadá

- PATIN -  El sábado que viene, el joven patinador barilochense viajará para dedicarse a entrenar y estudiar en tierras del Norte. Mauro Calcagno busca perfeccionarse para llegar a los Juegos Olímpicos de 2022, y en el país se enfrenta con limitaciones de infraestructura. 

Mauro Calcagno perseguirá sus sueños en Canadá
Mauro Calcagno en un salto de enorme elasticidad. (Foto archivo)

 

Por Verónica Lohrmann
[email protected]

El objetivo concreto es participar de los Juegos Olímpicos de 2022 en Pekín pero le quedan varios años de junior. “Cerrar mi carrera junior este año y medio que me queda por edad, por reglamento, y clasificar al mundial junior, si es posible. Y después seguir entrenando como senior y las competencias que sean necesarias”, describió Mauro entre sus objetivos. El mundial junior de patín sobre hielo se realiza todos los años y se clasifica compitiendo en los Grand Prix.

Con respecto a sus expectativas, el joven deportista expresó: “Yo voy a darlo todo como lo vengo dando acá, porque es lo que hago y lo que me gusta. (…) La predisposición la puse acá y acá he hecho esos saltos. Pero me cambia el cuerpo, crezco, voy más rápido. Salgo a una pista más grande, vuelvo acá, se me cambian las dimensiones. Es una contra que no tienen los que tienen una pista olímpica para entrenar, porque donde entrenan, compiten. Yo no tengo esa suerte y entonces eso es lo que estamos buscando”.

Para él, la posibilidad de que haya una pista olímpica en Argentina “es como un sueño (…) Ese sería el objetivo: que no me tenga que ir de mi país. Porque entrenadores buenos tenemos, lo único que falta es infraestructura. Y sería un placer entrenar en mi país con las mismas condiciones que afuera”.

Un 2017 de gran nivel y el objetivo de viajar a Canadá

Este año, su mayor logro fue el junior Grand Prix (en Italia), que es una competencia internacional avalada por la confederación internacional. “Son competencias que clasifican para los mundiales, son competencias importantes”, explicó Estrella Marinucci, su entrenadora. “Lo bueno es que, en 2017, logré superar todos sus puntajes, con los que venían desde el 2016”.

Con respecto a estas competencias, Mauro explicó: “La mayoría de los países van a dos Grand Prix para poder clasificar para el mundial junior, pero como nosotros no tenemos posibilidad de entrenar para un mundial con estas dimensiones, vamos a uno, por el puntaje. Eso fue lo bueno de todo el recorrido del 2016 y el 2017, que fuimos sumando bastante puntaje en cada competencia, incluido el nacional”. En el Campeonato Nacional argentino, que fue en agosto, por segundo año consecutivo, obtuvo el mayor puntaje.

Si bien todavía le queda alrededor de un año y medio de competencia en categoría junior, en los Juegos Olímpicos ya lo haría en senior. Ahora se va con el objetivo de una planificación para el 2022: “El año que viene, el 2018, voy a hacer dos Grand Prix para poder clasificar para el mundial junior y terminar la carrera junior porque ya por la edad tengo que pasar”, señaló Mauro.

“El logró saltar triples pero en entrenamiento. No podemos hacer coreografías por las medidas de la pista. Y es el objetivo de ir a Canadá. Pero él va a tener que volver a Argentina todos los años para competir en los nacionales. Y todas las competencias a las que vaya siempre va a ser representando a Argentina”, detalló Marinucci.

Una vida nueva y conocida

Va a vivir a Montreal y la idea es que, el primer año, sólo se dedique a entrenar y a acomodarse, y, el año siguiente, empiece a estudiar Relaciones Públicas. “En esos países, las universidades están acomodadas para los deportistas”, opinó Estrella.

Además la familia que lo recibe conoce la dinámica de convivir con deportistas porque los hijos también practican el deporte, y con el mismo entrenador, por lo que podrá acomodarse fácilmente a las rutinas, los horarios, etc. Para la entrenadora, “no es que se va a encontrar con algo diferente, va a seguir con lo mismo pero con otras condiciones”.

Este apoyo es importante, “sobre todo porque él tiene una familia que acá, si no hubiese tenido el acompañamiento que tuvo, tampoco lo hubiese podido hacer. Acá por ejemplo, veníamos a entrenar a las 6 de la mañana, para que pudiera ir después al colegio, para poder tener hielo exclusivo, para que el hielo esté bueno”. Además del entrenamiento, la rutina incluye sesiones con el personal trainer, la profesora de yoga, de streching, la nutricionista. “Si no hay una familia atrás que acompañe, eso es imposible”, expresó la entrenadora.

Mauro patina desde los 11 y mostró actuaciones destacadas en Nacionales y Grand Prix. En 2016, tuvo la posibilidad de participar de los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Lillehammer, Noruega. En ese sentido, Marinucci resaltó lo que se ha conseguido en poco tiempo. “Por eso, los objetivos que tenemos son altos. Porque, en realidad, para el tiempo que hace que él patina, no está lejos de lo que se ve afuera y, además, teniendo en cuenta las condiciones de la pista y el hielo”.

El camino recorrido inspira a muchos. La entrenadora relató: “Ya pasó que hay gente que nos dice eso, que pensaban que era imposible que alguien pudiera aspirar a más porque era impensable poder saltar un triple acá”. “Y eso fue lo que fuimos rompiendo”, finalizó Mauro.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram