Deportes
11/12/2017

Una carrera, muchas historias: lo que dejó la 21K Llao Llao

- LA OCTAVA EDICION - El sábado 9, más de 400 atletas corrieron la octava edición de la 21K Llao Llao. La competencia reunió a alrededor de 150 deportistas de Bariloche, con corredores que arribaron de otras ciudades de Argentina, y también de Brasil, Chile, Uruguay y Francia.

Una carrera, muchas historias: lo que dejó la 21K Llao Llao
La largada.
P

or verónica Lohrmann
[email protected]

El sábado se corrió la octava edición de la 21k Llao Llao con una destacada cantidad de participantes. Encabezaron la largada el grupo de atletas no videntes “Los Linces” con sus guías, y Luca Vila, un corredor con autismo que viajó desde Plottier para participar de la competencia con su papá. Detrás, largó la marea vestida de verde de 400 atletas. Todos con una historia que los motiva y los impulsa. Todos con algo para expresar.

Los primeros en 10k

Sergio Calfín, llegó en primer lugar, luego de una interesante disputa en los metros finales con Emiliano Matteozzi, ambos de Bariloche. Los dos describieron el final, que terminó con una diferencia de sólo 2 segundos: “Somos compañeros, veníamos juntos. A lo último se definió. Contento, la verdad. Venía con mucho entrenamiento, mucha carga”, contó Calfín. Y para Matteozzi: “Venía unos metros adelante pero después Sergio en el último tramo me pasó. Lo felicito porque es un gran corredor”. Ahora “descansamos una semanita y preparamos la Corrida de Reyes, que siempre es un desafío”, expresó Calfín. Tercero fue el esquelense Cristian Ramos, con 18 años, en su tercera experiencia en la carrera, que fue “para cerrar el año, para arrancar con más fuerza en enero y, el año que viene, estamos acá de vuelta”.

Carla Agostini, de Bariloche, fue la primera de las chicas en pasar la línea de llegada en los 10 km: “La verdad, me sentí muy bien”. Y ahora, tras un objetivo claro: “el medio Ironman de Bariloche, que se corre en marzo. Así que todo esto te va preparando”, confió Carla. La otra barilochense del podio, Ayelén Eggers, no podía ocultar su alegría: “Re lindo. Estoy re contenta. Esta es la segunda vez que la corro. Empecé a correr hace un año. El año pasado quedé tercera en mi categoría. Y este año, tuve la suerte de salir tercera en la general”.

Un gran equipo

Héctor Castillo fue el primero de los atletas de los “Linces” en llegar, acompañado por su guía y amigo, Darío. Para Héctor, la carrera fue “muy linda. Me costó un poquito pero bastante bien. Tranquilo. He bajado el tiempo (…) Esta es la tercera vez que corro. Me sentí bien. Me falta un poco más de entrenamiento. Tengo que entrenar con mi guía pero como él tiene negocio le cuesta salir y, entonces, me cuesta a mí también. Siempre entrenamos juntos. Gracias a Dios, un amigo grande, grandísimo, que siempre me acompaña en todas las carreras”.

Darío, el guía-amigo, emocionado, compartió: “Es lo más placentero del deporte, acompañar a un amigo a correr. Este año no llegamos de la mejor manera pero, bueno, estamos de nuevo presentes en la última carrera del año”.

Los más rápidos en 21 km

El corredor de Esquel, Darío “Lalo” Ríos, fue el primero de la media maratón, con tiempo récord de 1 hora, 13 minutos, 40 segundos. “Contento. Se pudo dar el primer puesto. Una vez que ya veíamos que veníamos de vuelta con una diferencia, tratamos de mantener más que nada en la subida y, donde se podía aprovechar, se aprovechaba. Y bueno, pudimos llegar en el primer puesto. Contentos con eso y con la organización también”. Fue el cierre de un año espectacular, en el que fue convocado para el Mundial de Montaña de Italia, expresó: “Sí, la verdad que sí. Me quedo, más que nada, con haber podido integrar el Equipo Mundial de Montaña. Ahora ya finalizando el año, quisimos estar en esta carrera que es la última del año”.

En segundo lugar, finalizó otro corredor que cosechó resultados espectaculares durante 2017, Santos Gabriel Rueda. “Salí a correr, obviamente, a lo que uno da. Pero bueno, sabemos el nivel que tiene el que ganó, que es uno de los mejores maratonistas de Argentina (…) Eso motiva también, correr cerca, atrás de él. La verdad, chance no había porque me sacó muchísimo tiempo. Es abismal la diferencia. Él corrió solo prácticamente. Así que el resto de nosotros, mortales, atrás, ahí mirándolo”, expresó, con admiración. Santos, también tuvo un año lleno de logros: “Pero la más importante fue la Transvulcania, en España. Por lo que costó llegar, porque la preparé muchísimo tiempo, no sólo el entrenamiento, sino preparar el viaje, que fue lo más complicado, y pude estar (…) Corrí bien. Quedé 45, mejor sudamericano. El nivel internacional ya es otra cosa. Creo que esas carreras nos motivan para estar entrenando cada día, para compararse un poquito más con el nivel internacional”.

La primera entre las mujeres fue la atleta local, Ruth Oñate, con 1 hora 33 minutos 29 segundos. Es la primera vez que corre 21 km: “El año pasado había ganado los 10 y este año opté por los 21k. Otro desafío. Y en el año, la Ruco, quedé primera en los 10k; en la Brut, igual 10k, quedé primera; y la Nativa, 5k quedé primera. Y ahora primera en los 21. Ésta tuvo bastantes subidas”, describió. Ahora va a seguir entrenando: “Nos espera la Carrera de Reyes, que se hace en enero. Son 10 km también. El año pasado quedé segunda; ahora vamos a ver qué pasa”.

¿Límites?

-¿Cómo estuvo la carrera, Luca? -Bien. -¿Te gustó ver las montañas mientras corrías? ¡Sí! -¿Cuánto te entrenás, mucho o poquito? -¡Mucho! La mamá de Luca Vila oficia de “coentrevistadora”. Y cuenta la historia de superación, confianza y alegría. De inspiración. “Luca tiene autismo. Tiene una discapacidad motriz muy importante y a los 12 años le dijeron que alrededor de los 15 iba a andar en silla de ruedas. Así que fue todo un desafío. Luca tiene 22 años y nos demuestra siempre, constantemente que los límites no existen. Que está en la voluntad. Y creer en tus hijos. Y bueno, ahora tiene 22 años y corre 10km, ¿qué más podemos pedir?”.

21k 4

“Él nos va guiando. Es un maestro, nos enseña todo el tiempo. A nosotros y a todos los que lo conocen. El va tocando la vida de las personas. Ese es el mensaje que Luca transmite. Que los límites son puestos desde afuera. Que uno los tiene que vencer desde adentro y con fuerza”.

“Somos de Plottier. Este es el cuarto año que venimos. Fue el primer lugar donde Luca empezó a correr. El dijo ‘quiero correr una carrera’ y lo trajimos. Y a partir de ahí, no se detuvo nunca. Corre siempre. Su máximo son 10km. Es un chico de 22 años con mucha energía más allá del autismo.

Tiene que hacer cosas. Sólo que necesita un apoyo y acompañamiento. Y ahí estamos mamá, papá, los terapeutas. Siempre poniéndolo en movimiento y siguiéndole el ritmo”.

Además de ser deportista, Luca toca el piano. “Si lo quieren conocer en su fase artística, Luca Vila en YouTube. En febrero se va a tocar a Buenos Aires, al Centro Cultural Kirchner”.

El equipo naranja

Un grupo de corredores del centro Ojos de Cielo del barrio Villa Llanquihue también estuvo presente en la carrera. Con sus remeras distintivas participaron de la competencia con alegría y compromiso, tanto con el deporte como con una mayor inclusión social.

21k 3

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram