Judiciales
01/12/2017

Suspenden juicio a prueba para dar solución al conflicto primario

- ESTABA ACUSADO DE GOLPEAR A SU EX - Un hombre llegó a la instancia de juicio por el delito de lesiones leves al haber golpeado a su ex pareja en el marco de una acalorada discusión en la que ambos pujaban por la pequeña hija que tuvieron juntos. El caso se resolvió mediante uno de los mecanismos alternativos que buscan reconstruir la armonía y dar solución al conflicto primario.



La denunciante declaró durante el juicio que había sido objeto permanente de maltratos psicológicos, insultos y amenazas. Cuando decidió retomar su vida y comenzar una nueva relación sentimental, recibió fuertes insultos por parte de su ex pareja, quien la amenazó con no ver nunca más a su hija.

Minutos después se presentó en la casa del sujeto para retirar a la niña que circunstancialmente había quedado al cuidado del acusado. Allí, según la denuncia y los relatos de los testigos, se produjo una acalorada discusión que acabó según la denunciante, en una agresión física que le ocasionó lesiones de carácter leve que fueron luego constatadas por un médico.

Testigos de la defensa que relataron lo observado en el juicio, pretendieron cargar las tintas sobre el comportamiento de la mujer, e indicando que estaba muy exaltada, negaron haber visto las agresiones que la mujer adjudicó a su ex.

Agotada la recepción de testimonios y tras un breve cuarto intermedio, se produjeron intensas conversaciones entre el acusado y su defensa y la denunciante con la fiscalía, para finalmente llegar a un acuerdo que procuró reconstruir la armonía y la paz, buscando darle una solución definitiva al conflicto primario.

Es que la mujer había manifestado que el sujeto era un buen padre, que nunca había estado ausente y pese a las discusiones entre ellos, siempre aportó económicamente para el sustento de la niña que tienen en común y que lo único que quería es que por una condena el sujeto no corte el vínculo con su hija.

Así las cosas, las partes acordaron aplicarle al caso un método alternativo de resolución de conflictos, consistente en la suspensión del juicio a prueba por el término de un año. Durante ese plazo, el acusado se comprometió a no provocar ninguna situación de violencia de ningún tipo contra la mujer y además a modo de compensación por los daños causados, le pagará a la mujer cuatro mil pesos en cuatro cuotas iguales y consecutivas.

Si durante el plazo establecido de un año, el acusado cumple las pautas de conducta que le fijaron, resultará definitivamente eximido de su responsabilidad penal.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram