AUTORIDAD DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE RÍO NEGRO

| 12/06/2024

“El gobierno nacional no tiene afinidad con el sistema científico y tecnológico ni le interesa promoverlo”

“El gobierno nacional no tiene afinidad con el sistema científico y tecnológico ni le interesa promoverlo”
Fotos: Matías Garay.
Fotos: Matías Garay.

El vicerrector de la sede andina de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), Diego Aguiar, participó de la concentración en el Centro Cívico contra la Ley Bases, y remarcó que, en caso de aprobarse, la normativa afectaría al ámbito tecnológico y científico, espacio que se vincula directamente con las casas de altos estudios.

Lee también: Grito bajo la lluvia: “¡La patria no se vende!”

Al respecto, explicó: “Como universidad, nos interesa el resultado del tratamiento de esta norma porque plantea una serie de artículos que pondrían en jaque a distintas instituciones del sistema científico y tecnológico”.

“Por ejemplo, indica que el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), entre otros sitios, podrían fusionarse, cambiar las competencias, variar los objetivos, rediseñarse… Hablamos de instituciones que vienen desde la década del cincuenta y que han tenido mucha importancia, no sólo en el ámbito científico y tecnológico, sino para la industria nacional, para producir bienes intensivos en conocimiento que se puedan exportar”, desarrolló Aguiar, y recalcó que, precisamente, “el sector de economía del conocimiento, el año pasado, logró la exportación de ocho mil millones de dólares”.

“Hay otro artículo de la Ley Bases que dice que esas mismas instituciones, más otras como Parques Nacionales, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), se podrían intervenir por un año. No vemos razones por las cuales sea necesario que se tome esa medida”, apreció.

“Además, se podría poner en disponibilidad incluso el personal de planta permanente de los institutos tecnológicos”, sostuvo, para luego manifestar: “En estos meses el Conicet sufrió el despido de trabajadores que estaban contratados, pero ahora, de aprobarse la ley, también gente que cumple tareas desde hace muchos años, que concursó y fue validada en su cargo, con experiencia, podría ser desplazada sin indemnización”.

Aguiar, asimismo, mostró preocupación por las facultades que tendría el Poder Ejecutivo para “disolver fondos fiduciarios”. En tal sentido, recordó que “en la Argentina, desde los noventa, hay líneas de financiamiento para el sistema científico y tecnológico a través de una institución que se llama Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica”, lo que también se vería afectado.

La autoridad universitaria también hizo hincapié en el segmento de la Ley Bases “referido al Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI)”, y consideró: “Son inversiones mayores a doscientos millones de dólares que tendrían muchísimas ventajas sobre el capital nacional, con eximición de aranceles. Hay que recordar que gran parte del aparato científico y tecnológico trabaja de manera coordinada con la industria nacional”.

“El RIGI, además, no obligaría a contratar a mano de obra argentina”, señaló, y recalcó: “No hay ningún artículo que incentive el desarrollo de la industria nacional, son todos para fondos extranjeros”. 

“Por otra parte, se pone en jaque a los recursos naturales del país, porque se apunta directamente a empresas que los extraerían, con pocos beneficios para el desarrollo productivo”, añadió.

De esa forma, consideró: “Las inversiones extranjeras son bienvenidas, pero siempre que haya reglas de juego que, por ejemplo, obliguen a esas empresas a proveerse de insumos locales”.

De la misma manera, expresó: “Todas las señales que hemos visto en los primeros meses de gestión, e incluso durante la campaña electoral, son indicadores de que el gobierno nacional actual no tiene afinidad con el sistema científico y tecnológico ni le interesa promoverlo, y esta ley le daría más poder para seguir tratando de manera negativa a las universidades”.

Aguiar recordó que, precisamente, las universidades públicas emprendieron esta semana un paro (martes y miércoles) a raíz “del desfinanciamiento del sistema”. 

“Los trabajadores docentes y no docentes, desde el 10 de diciembre de 2023 hasta ahora, han perdido el cuarenta por ciento de su salario real”, expuso.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias