MIRÁ EL VIDEO

| 18/05/2024

Inolvidable momento: un pudú hembra nadando por el lago Frías

Las imágenes fueron enviadas desde el Parque Nacional Nahuel Huapi este viernes.

Inolvidable momento: un pudú hembra nadando por el lago Frías
Imágenes: gentileza del jefe de la División Gestión Ambiental Axel Lehr.
Imágenes: gentileza del jefe de la División Gestión Ambiental Axel Lehr.

En una jornada de relevamiento ambiental en la zona de lago Frías y el paso internacional Vicente Pérez Rosales, al límite con Chile, agentes de la División de Gestión Ambiental del Parque Nacional Nahuel Huapi realizaron un notable avistaje de un pudú hembra. El pequeño ciervo fue visto nadando a través del lago hasta llegar a la costa, brindando un espectáculo natural impresionante.

Este avistamiento es una oportunidad única para apreciar una de las especies más emblemáticas y de especial valor del Parque Nacional Nahuel Huapi. El pudú, que solo alcanza unos 40 cm de altura, es el ciervo más pequeño del mundo, compartiendo este título con su pariente cercano, el pudú del norte. Esta especie es endémica de los bosques andinos de Chile y Argentina, y en el territorio argentino se encuentra distribuida entre los 39º y 43º S.

El pudú ha sido catalogado como vulnerable tanto por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) como por las autoridades argentinas. Además, la Administración de Parques Nacionales (APN) lo considera una especie de valor especial, y está listado en el Apéndice I de la Convención CITES, lo que subraya su necesidad de protección.

En Argentina, su distribución es limitada al sector occidental de los bosques patagónicos, abarcando desde el sudoeste de la provincia de Neuquén hasta el Parque Nacional Los Alerces en Chubut. El pudú se encuentra presente en los parques nacionales Lanín, Nahuel Huapi, Lago Puelo y Los Alerces, así como en áreas protegidas provinciales como Río Azul-Lago Escondido en Río Negro y Río Turbio en Chubut, y en zonas adyacentes que aún conservan un hábitat en condiciones relativamente buenas.

La conservación del pudú se ve favorecida por la conectividad entre las áreas protegidas de Argentina y Chile, que comparten porciones boscosas significativas. Este escenario transfronterizo es prometedor para el futuro de esta especie vulnerable, ofreciendo esperanzas para su preservación a largo plazo.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias