PIDEN QUE LA SECRETARÍA DE CULTURA DE RÍO NEGRO SALDE DEUDAS

| 01/12/2023

El equipo de producción del Nevadas calificó de “inentendible” su cancelación

El equipo de producción del Nevadas calificó de “inentendible” su cancelación
Ávalos no responde con hechos.
Ávalos no responde con hechos.

Tomó estado público una carta en la que 20 integrantes del staff cuestionaron severamente el accionar del área que lidera Ariel Ávalos. Se hicieron cargo por su cuenta de los elencos que ya estaban en la ciudad.

El equipo de producción de las Nevadas Escénicas calificó de “decisión unilateral, inentendible por su desprolijidad y falta de la previsibilidad” la suspensión del festival, cuya realización estaba prevista para comienzos de noviembre. La décima edición del acontecimiento teatral se suspendió cuatro días antes de su inicio, ante el estupor de la comunidad artística de Bariloche y la región. Ante la falta de respuestas concretas a una comunicación formal previa, el equipo hizo público que se les adeuda meses de trabajo.

Soledad Anselmi, Aravinda Juárez, Virginia Salamida, nuestra compañera en El Cordillerano Eugenia Neme, Malena Rizzone, Micaela Cacheda y Michay Fernández, entre otras y otros reconocidos técnicos del quehacer artístico y comunicacional de Bariloche, expresaron su “rotundo malestar” en una carta que dirigieron a la gobernadora Arabela Carreras, al secretario de Cultura Ariel Ávalos y a Silvia Alvarado, secretaria de Desarrollo Cultural.

Los 20 firmantes afirmaron que la suspensión “no solo ha sido una falta de respeto al trabajo de todos estos meses llevado adelante por el equipo que integramos, sino que dejó en evidencia la precariedad de nuestros contratos”. Añadieron que “tampoco es menor la pérdida de credibilidad y confianza que sufrió el festival y que también impactó de alguna manera en quienes fuimos parte de su organización como personal contratado”.

El planteo cuestiona “la cancelación y supuesta reprogramación del evento para el mes de abril de 2024 a pesar de que la fecha de realización en el mes de noviembre de 2023 ya estaba confirmada desde principio de este año”. Además, “se produjo en una instancia en la que contrataciones, canjes, convenios, préstamos de escenografías, pago de pasajes, gastos de movilidad, alojamientos, comidas, comunicación y difusión, entre otras logísticas y necesidades del festival, se encontraban en un punto irreversible y con muchas erogaciones personales de los elencos y de personas integrantes del equipo, quienes confiaron en el compromiso asumido por parte de la Secretaría de Estado de Cultura de Río Negro”.

La comunicación informa que “parte del equipo ya se encontraba realizando sus tareas en mayor o menor grado de intensidad desde el mes de febrero del presente año, por lo que esta decisión no solo representa la pérdida de confianza con artistas, empresas y con el público, sino también un quiebre en el vínculo de confianza con quien es nuestro contratante: la Secretaría de Estado de Cultura de la provincia de Río Negro”.

Además “es preocupante la situación del personal técnico, personal de tareas de montaje, asistencia técnica a elencos, instalación de luminarias e infraestructura para la mejora de las salas, como también para fotógrafas/os y equipo audiovisual convocado, que ante la cancelación del evento quedaron sin ningún tipo de cobertura legal, y que además como trabajadores/as independientes de la cultura toman sus compromisos en detrimento de otros, en este caso quedaron sin nada”.

Las afectadas y afectados requirieron que “la Secretaría de Estado de Cultura de Río Negro se responsabilice por el lucro cesante, atendiendo inmediatamente las consecuencias de su decisión, dando una respuesta en favor de todos los puestos de trabajo que dejó sin efecto”. La carta menciona que “fue el mismo equipo, que, ante el silencio de la Secretaría, salió a recibir a los elencos que ya se encontraban en la ciudad o que estaban en gira y Bariloche era un paso obligado, articulando con las salas y organismos locales para que se lleven adelante funciones que se realizaron a la gorra con la finalidad de que pudieran solventar algo de los gastos, y poniendo nuestras propias casas, vehículos, recursos y tiempo para que esto suceda”.

A propósito, agradecieron “las palabras de apoyo de todos los y las artistas que también fueron perjudicados/as, y sumarnos en su reclamo por el resarcimiento de todos y todas, como así también los y las convocamos para la revisión de las modalidades de contratos para que esto no nos deje desamparados/as nunca más en el futuro”. Hasta la tarde del 30 de noviembre, no se había efectivizado pago alguno.

“Creemos que nuestro compromiso con el festival y con la Secretaría de Estado de Cultura de Río Negro se ha demostrado en cada una de nuestras acciones, dando lo mejor y destacando la presencia del Estado en lo que consideramos son políticas públicas de gran impacto, pero esto debe ser algo recíproco, donde la institución y quienes están a cargo de tan loable responsabilidad, reconozcan y respeten nuestros derechos como trabajadoras y trabajadores de la cultura”, cuestiona el reclamo. El equipo afectado aguardó una respuesta por escrito antes del 24 de noviembre, que todavía no llega.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias