“DULCE ACUARIO. AFLUENTES”, UNA CELEBRACIÓN DE LA DIVERSIDAD

| 01/12/2023

El arte puede “engrandecer nuestras vidas y el mundo que nos rodea”

El arte puede “engrandecer nuestras vidas y el mundo que nos rodea”
Una de las obras expuestas. Foto: Facundo Pardo.
Una de las obras expuestas. Foto: Facundo Pardo.

La sentencia corresponde a Juan Manuel Ferrarini. 33 asistentes a sus talleres forman parte de la exposición que puede visitarse en el SCUM hasta el próximo 6 de diciembre.

Juan Manuel Ferrarini presenta a la muestra “Dulce acuario” como “una invitación a sumergirse y descubrir un mundo de colores, texturas y formas”. Es la experiencia que corona el trabajo que sus talleres hicieron durante 2023. “Es, en esencia, una síntesis de la multiplicidad de obras que exploran la belleza y la diversidad que fluye en un espacio creativo”, según puede leerse en el texto que escribió para recibir a las y los visitantes.

Presente en el SCUM de Moreno y Villegas hasta el próximo 6 de diciembre, de la exposición participan nada menos que 33 expositores y expositoras, a saber: Gabriela Alberich; Ana María Alcántara; Andrea Antico; Susana Bosisio; Estela Bruera; Gabriela Candiotti; Mónica Colombo; Viviana Fernández; Graciela Ferrarini; Victoria Fliess; Soledad Furtado; Mercedes Galdeano; Elena Gámez; Laura Jakab; Susana Krause; Miriam Lago; Mariana López; Meme Etchepare y Silvia Masot.

La nómina también se integra con Gabriel Mayo; Monica Miliauskas; Nora Muno; Maria Inés Oleksikiw; Ana Manria Payero; Tuny Alba Posse; Marta Rivas; Noelia Rodríguez; Diana Ross; Cristina Sacarelo; Claudia Secchi; Sandra Velázquez; Cris Vera; Santiago Villanueva y Anne Welch. En otra nota de El Cordillerano (ver aparte), compartimos impresiones de Elena Gámez, María Inés Oleksikiw y Mariana López. Ahora sumamos otros pareceres.

De todo para ver. Foto: Facundo Pardo.

En efecto, Susana Krause contó: “Estoy con Juan hace dos años y como siempre decimos, es un espacio abierto y cada uno fluye con su idea y su impronta. Cuando lo requerimos, consultamos y es muy democrático. La verdad, estoy muy cómoda, se trabaja muy bien y somos muchas. En grupos de siete u ocho se trabaja muy bien”, remarcó la expositora, en sintonía con sus compañeras.

“Yo pinto en acuarela, tengo tres obras: un grupo de chicas que se llama Estío y es un art decó original. Lo tomé de una foto en la tele, una imagen que me gustó y copié”, compartió. “Después, hay una típica acuarela de un jarrón de cristal con flores azules y la otra, también en acuarela es el retrato de una chica que se llama Peregrina. En eso estoy, en la búsqueda de la acuarela, que no es fácil”, señaló.

En relación con las muestras de años precedentes y ante la inquietud del cronista, Ferrarini consideró que “están las tres cosas: continuidad, cambio y rupturas. La continuidad es la diversidad, pero también la ruptura y la búsqueda. Creo que son los ejes, junto con la propuesta personal o su búsqueda. Personalmente y también grupalmente, estuvimos muy presentes con los cambios en todo lo que es agua y fluir”, señaló.

Algunas de los cambios fueron muy tangibles, porque “de hecho, el taller en un momento se mudó, pero se siguió igual, así que agradezco a mis alumnas que me bancaron y siguieron apostando. Por eso también el nombre: Dulce acuario”, explicó el plástico. “Un acuario no es lo mismo que una pecera, porque la pecera es en realidad una especie de encierro y el acuario es mucho más grande y hay mucha más diversidad”.

En su interior, “cada una verá qué especie, qué ser vivo de ese acuario es o si somos agua. Yo le puse Afluentes (al nombre de la exposición como suerte de subtítulo) porque cada uno viene con su propuesta y su sensibilidad como afluentes, como un agua o un río y aportan todo su caudal. Es lo que yo veo este año, más allá de que muchas de las obras estén presentes el agua, los azules, la acuarela y las tonalidades del agua. El cambio también es un eje de continuidad”, destacó el profesor.

“Dulce acuario no se adhiere a un tema rígido ni a un estilo definido”, completa el texto de sala. En cambio, honra una pulsión de naturaleza cambiante y la adaptabilidad del arte en todas sus formas”. Líneas más abajo, proclama: “Es un recordatorio de que la creatividad no conoce límites y que la búsqueda en el arte es una fuente de enriquecimiento. Nos muestra cómo estas cualidades pueden engrandecer nuestras vidas y el mundo que nos rodea”. Gran definición.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias